LADRONES.

LADRONES.
COMBUSTIBLES. Algo habrá que hacer para que estos precios no continúen. / Vea las más leídas de la semana en la columna lateral derecha de este blog. / DLRD, desde el 1ro. de septiembre de 2005 en la W.W.W.

miércoles, 31 de marzo de 2010

Leonel Fernández le hace "Fo" a Santiago


               "El Monumento" de Santiago de los Caballeros

El Presidente Leonel Fernández no participó de las celebraciones de la Batalla del 30 de marzo, en cambio se dedicó a actividades partidistas, inauguraciones proselitistas y reuniones políticas con opositores.

Lo que no se ha hecho en seis años en Santiago se quiere hacer en dos meses, tarea imposible, el descuido, la indiferencia y la daga del alcalde Sued, que tiene clavada esta provincia no va a ser enmendado con acciones a todas luces mercadológicas.

Lo que pasa en Santiago también es lo mismo que sucede en Santo Domingo, San Pedro de Macorís, Barahona y todo el país en general. El 16 de mayo se sabrá si el dinero puede más que la conciencia de los dominicanos.

En el caso particular de los santiagueros el malestar que existía se ahonda con la ausencia del primer ejecutivo de la nación en los actos de tan significante efeméride.
Jeannelle Koss / Desde La República Dominicana
Ver artículo relacionado:

martes, 30 de marzo de 2010

Baile "La culebrítica" como Quico! / Dance "The culebritica" like Quico! / Vídeo

                    Carlos Villagrán "Quico"


¿No tienes dinero para salir?
¿Estás sin pareja?
¿Todavía no encuentras trabajo?
¿Tus hijos que viven en el extranjero no te llaman, ni te escriben?
Haga lo que hacemos nosotros, baile "La culebrítica" como Quico.
¡Suba el volumen de los parlantes y a bailar!
Nosotros lo danzamos al levantarnos y antes de acostarnos.

video

Marihal / Desde La República Dominicana
chespitito.org

Africana de goma / Vídeo

                       Lunga

video

Esta es la actuación de la contorsionista africana Lunga, presentada exitosamente en el popular programa de televisión Jensen.
Los espectadores quedaron anonadados, al igual que nosotros.
Nunca habíamos visto algo semejante.
Realmente parece de goma (hule).
Esperamos la presentación de Lunga sea de su agrado.
Marihal / Desde La República Dominicana

domingo, 28 de marzo de 2010

Morirá con el delantal puesto

REPORTAJE: LA ALTA COCINA

El donostiarra Juan Mari Arzak, pionero y 'padre espiritual' de la alta cocina española, recibe el homenaje del gremio por sus más de tres décadas en primera línea de fogón. "No tengo fecha de caducidad", asegura en una conversación en la que revisa su vida y obra

        Juan Mari Arzak comprueba la etiqueta de un vino en la bodega, en una imagen reciente.- ARCHIVO ARZAK


Un cuarto de siglo, como quien dice, ha transcurrido entre el pastel de krabarroka y el menhir de ostras. Y en medio, helados de lentejas, tortillas feas de chocolate, merluzas al bronce o hallazgos de reminiscencias épicas como ese Tras los pasos del corzo, el contenido inesperado de un continente imposible: platos y fuentes que se encienden y comida que cambia de color. Gastronomía del siglo XXII, sí, claro, pero también sensación, juego, humor, riesgo, diversión, intuición y toneladas de sabiduría pasadas por el túrmix de la humildad. Y, de vez en cuando, todavía y siempre, qué demonios, algún que otro chipirón en su tinta, o un pil-pil si se lo piden, o unas alubias de las de quitarse la chistera, que no sólo de vanguardia viven el hombre y las estrellas Michelin, tres, en este caso.

Por dentro, Juan María Arzak Arratibel (San Sebastián, 1942) sigue siendo el barrero del Alto de Vinagres y el golfo sano que siempre fue, pero sabe mejor que nadie -dentro del efervescente entramado de la alta gastronomía española- lo que es el paso del tiempo, los ciclos de lo creativo, el noble arte del reciclaje sin pausa y esa impronta propia de las gentes de la escena que, noche sí y noche también, tienen que salir a dar disfrute al personal, que para eso paga, sin poder hacerse preguntas sobre si están más o menos alegres o deprimidos, si les duele una muela o tienen una hernia o si su pareja, su hija o su nieta les han montado un circo de los buenos en casa. Porque el cliente manda.

Esta noche, Juan Mari Arzak entra en el comedor de La Enoteca del hotel Arts, de Barcelona, "déjame aquí, aquí, para controlar" y, con las gafas apoyadas casi en la punta de la nariz, otea la carta, pone caras, hace preguntas, vuelve loco al personal, observa los platos que pasan y se decide por el menú degustación, "pero los erizos de mar me los pones en revuelto, que si no, no puedo". A él no le gusta ni oír hablar de la comparación, pero es imposible que sus aspavientos, su bonhomía y su ilimitada capacidad expresiva no te hagan recordar al inolvidable Louis de Funès de películas con telón de fondo gastronómico como Muslo o pechuga o El gran restaurante.

Esta noche, Arzak disfruta de su condición de cliente, así que manda. Los camareros lo saben, las alarmas se encienden. Faltan unas horas para que la gran familia de la alta cocina española le rinda un homenaje en el que le declararán La Leyenda: 32 años en la vanguardia gastronómica, mientras otros muchos de su generación fueron quedándose en el camino.

A sus 67 años y con todos los grandes premios a sus espaldas (además de esas tres estrellas Michelin que duran ya 21 años), Arzak quiere empezar la conversación quitando hierro a las cosas: "La alta cocina es para momentos concretos, especiales, como si vas a una fiesta y te pones un esmoquin o traje largo. Hay una cosa importante en nuestras vidas que es la sublimación de los sentidos. Nos gusta lo normal de todos los días, pero de repente un día nos gusta lo especial", explica mientras bebe los primeros sorbos de un oporto añejo que se va del mundo.

Su restaurante del Alto de Miracruz (Vinagres, para los de casa) es lugar de peregrinación de aquellos que quieren, además de darse un homenaje, conocer en persona al tipo por el que todo empezó. Es un lugar sobrio y de una elegancia burguesa sabiamente controlada, en el que es habitual ver a comensales con el jersey en los hombros: "¿No pensará que la gente viene a mi restaurante a hacer sociedad, no? En Arzak te puedes encontrar igual a gente de dinero que a un arrantzale (pescador), que a un estudiante, que a un obrero de la siderometalurgia porque ahorran para venir y hacer especial uno de sus días... van metiendo un dinerito y vienen una vez al año o dos. Yo tengo hecha la estadística y veo que la clientela vendrá a ser un 40% de los de nivel adquisitivo alto y un 60% de los otros. Creo que San Sebastián es el único sitio del mundo donde pasa eso".

Codearse con los grandes que sucesivamente han ido siéndolo en el contradictorio planeta de la alta cocina no le hace perder el norte (nunca mejor dicho) a este apasionado defensor de las esencias de su tierra, desde el txakolí de Txomin Etxaniz hasta el sirimiri cayendo inmisericorde sobre el Peine de los Vientos, pasando por los verdes del Gohierri, el azul y blanco de la Real o el sagrado txikiteo por los bares de la Parte Vieja. Tiene bien claro Arzak de dónde viene, dónde está y dónde seguirá estando hasta que el cuerpo aguante: "Lo que hacemos en Arzak es cocina de autor, de investigación, de evolución y de vanguardia... y vasca. Mi misión es pensar en lo que le gusta a la gente. Y no sé si yo seré buen o mal cocinero, pero lo que sí sé es la comida que le gusta a mi pueblo, aunque le añada tandoori o sumac. Eso sí, cuando a alguien le preguntas: '¿qué tal las cigalitas?', y te contesta: 'bien, pero distintas', dices: '¡hostia, hay que bajar la especia!".

La declaración de La Leyenda en el reciente salón Experimenta de Barcelona tampoco se le ha subido a la cabeza, y quiere dejar clarito que, de poder, morirá con las botas puestas. Y por el momento eso no ofrece duda, Juan Mari Arzak es de acero inolvidable: "No tengo fecha de caducidad, creo que me moriré en la cocina con el delantal puesto, como el abuelo de los Troisgros, que no era cocinero, pero murió en su cocina Eso sí: sin esas cosas del Alzheimer, ¿eh? O sea, un buen día, zas, te da un yuyu y te quedas ahí. Pero esto es cuestión de coco. Y mientras el coco esté bien yo puedo cocinar en silla de ruedas y dirigir la orquesta". La única piedra en el zapato que de verdad lamenta: aquella vez que un diario de Madrid les llamó a él y a otros "cocineros del terror", según el director de ese diario, por pagar a ETA el dinero de la extorsión a la que les sometía. "¡Quita, quita, de eso no hablo, o apaga la grabadora y hablamos". Grabadora apagada.

Entre los pulpitos con guisantes y los gnocchi de boniato con trufa y gambas que ya aterrizan ante sus ojos pequeños y preguntones, el hijo de Pakita Arratibel echa la vista atrás, prueba el blanco y desgrana lentamente: "¿Qué es un cocinero de alto standing? Con formación básica, formación especializada, trabajo, aprendizaje continuo, sacrificio y mucha humildad, llegas al notable. Que no está mal. Pero para llegar a sobresaliente necesitas todo lo anterior... y además haber nacido para esto. Y yo nací para esto".

Para el sobresaliente hay un secreto que, lejos de tener guardado en una caja oculta, exhibe con placer en cuanto se le pregunta por ello: "Se trata de mirar el mundo con ojos de cocinero, siempre. A ver, por ejemplo, yo estoy un día en la cocina pensando en que tengo que hacer un huevo escalfado. Salgo a la calle. Veo a un chico peruano en la Parte Vieja haciendo un graffiti. Digo ¡ostras! Me voy donde las Benegas (propietarias de una perfumería de toda la vida de San Sebastián), les pido dos sprays vacíos, dentro del spray meto zumo de perejil y salsa de chipirón, le doy caña, ¡ffff-ffff!, y sale negro y verde. Perfecto para el huevo. El día que pierda la capacidad de asombro me retiro. El día que deje de pensar como un niño lo dejo. Si piensas como un niño, el mundo no se acaba. Y si llega un día que eso te aburre, márchate, tío".

Esencia y vanguardia, capítulo 2. Autocrítica. "Todo está por hacer en la cocina moderna. En la cocina vasca tradicional, sólo hay cuatro platos que quedan para la historia: la merluza en salsa verde, las cocochas al pil-pil, el bacalao a la vizcaína y los chipirones en su tinta. Verde, blanco, rojo y negro. Y a lo mejor otro, el pastel de krabarroka. Bueno, pues de la cocina moderna todavía no ha quedado nada para la historia. A ver si lo conseguimos".

Modernidad, tradición, raíz o cosmopolitismo aparte, hay algo que no soporta el padre espiritual de los chefs españoles: la mezcla por la mezcla y el insoportable todo vale y en cualquier momento y lugar. "Cada sitio tiene que tener su personalidad y sus raíces, porque cada pueblo tiene su razón de ser, sus genes y su ADN; y el pimiento verde, ya ves tú, que vino de América, hoy es más vasco que el árbol de Gernika, y el pommodoro es más italiano que la torre de Pisa. Hay que avanzar siempre, pero siempre que no pierdas tu raíz. Yo soy un activista antiglobalización".

-Ya, pero encontrar la raíz en algunos platos de cocina vanguardista es complicado por no decir imposible.

-Pues mira, Ferrán Adriá, que ha evolucionado plutonianamente, en el fondo hace cocina catalana. Yo se lo digo: Ferranito, tú haces cocina catalana. Porque tiene guiños, no en el concepto, pero sí en el gusto, con Rosas y Cataluña en la cabeza.

-¿Y Arzak? ¿Piensa la cocina en universal o en vasco?

-Pues yo voy a Japón, por ejemplo, y veo cosas, y capto, pero vuelvo a Donosti y pienso en vasco.

-Una cosa está clara: Arzak piensa mucho más la cocina en vasco que Adrià en catalán...

-No es verdad eso. Lo que pasa es que hablamos del tío más evolucionado que ha habido y habrá en la historia de la cocina. Pero repito: la raíz. Si a mí me vendan los ojos y me dan platos de Arbelaitz, de Berasategui, de Aduriz o de Subijana, y platos de Bras, Robuchon y Rollinger, y platos de un sueco, y de un noruego, y de un italiano... yo sé quiénes son los míos. Por mucha liofilización y esferificación que haya.

-Y hablando de Adrià, ¿no le tienta parar dos años como va a hacer él?

-¡Hombre, a mí parar ya me gustaría!

-¿Entonces?

-Él puede y yo no. Él está forrado y yo no.

-Se lo preguntaré de otra forma: ¿hay que creerse que el único motivo de Adrià para parar es el deseo de investigar?

-¡El que se crea que Ferrán para porque está cansado está equivocado! Y si alguien le conoce soy yo. Mira, mi amistad con él viene de largo. Al principio yo iba allí y no me gustaba casi nada de lo que probaba. No entendía nada. Pero un día me di cuenta de que el producto que él metía en el sifón o en el spray para darle gas estaba tan bien hecho que empecé a entender. Y me dije: 'a éste, un respeto'. Y hoy yo soy su telonero. Estamos siempre discutiendo. Pero soy su mejor amigo.

-Usted fue el pionero de todo esto, pero la gloria se la he llevado Adrià...

-Porque rompió un mundo que nadie había roto.

Juan Mari Arzak se pone pensativo y recuerda: "La cocina puede ser lo más sencillo del mundo. Yo le pedí un día a Alisio, el del Ibai de Donosti, que me enseñara cómo hacía las anchoas. Las confitaba. Yo las había visto en papillote, rebozadas, fritas, tal y cual, pero así no. Y me quedé maravillado: las anchoas en aceite suavecito a menos de 100 grados, y ese color plateado que cogen... ¡Y Alisio no creo yo que sea premio Nobel de física!, ¿eh? Pero hay gente que sale así. Alisio, qué nombre más acojonante, ¿eh?".

-Ya, pero si a usted le pide alguien en su restaurante que le lleve a la cocina y le enseñe cómo hace un plato, ¿le enseña?

-¡Vaya tontería! Pues claro que le enseño, hombre. Eso de no enseñar era antes.

Su credo personal de siempre se resume en esta frase honesta y avisadora: "Para ser buen cocinero hay que ser golfo pero sano". Y se explica: "Tienes que saber de mundo, de cómo piensa la gente, tienes que salir, andar de noche, y hasta las mil si hace falta, y aquí y allí... ¡pero a las diez a currar! Cumplir con el deber. Y haber empezado por el suelo. No fingir lo que no se es".

No se busquen héroes de ficción en su cabecera: el ejemplo de casi todo es su madre. "No salió de casa después de morir mi padre. Una bata negra. Un delantal negro. Y venga freír. Y sólo una vez conseguí que se comprara un abrigo y un vestido con una cosa de piel para irnos a cenar a Nicolasa. Y yo era un señorito. Me llevó al mejor colegio de España, en El Escorial. Y ella sin salir de la puñetera cocina nunca. Yo de ella tengo una cosa muy importante: la humildad. Sólo me decía: Juan Mari, no hagas deudas. Y desde entonces, nunca he hecho nada sin tener el dinero por delante".

¿Por qué la vieja, artesana y semianónima condición de cocinero acabó convertida en la de chefs-estrella? "Eso ha cambiado mucho, sí. Hace mucho tiempo, los arquitectos eran albañiles y los médicos eran curanderos; bueno, pues los cocineros éramos faranduleros. Y de repente algunos empezaron a demostrar que la cocina era algo más. El primero fue Bocuse. Hizo del cocinero alguien importante".

"La cocina es libertad", susurra Juan Mari Arzak mientras se echa al gaznate un trago de ron. "No tiene que ser para las elites, sino para el pueblo. ¿Sabes lo malo de los gurús? -y yo fui un gurú-: que cuando no entienden, descartan. Si tú no entiendes, no critiques: intenta observar, que igual aprendes".

-Arzak, dígame un plato que no puede comer.

-Pulpo.

-¿Y eso?

-Me sigue dando yuyu el calamar gigante aquel que se le aparecía al Capitán Nemo en 20.000 leguas de viaje submarino.
BORJA HERMOSO
elpais.com

Iglesia Católica: vergüenza mundial



Pederastía
Vergüenza mundial, no hay otro titular para encabezar esta publicación. España, Chile, República Dominicana, Alemania, Brazil, Holanda, Australia, Suiza y un largo etcétera que abarca todo el planeta, hunden en la inmundicia a los representantes humanos de Dios en la tierra.

Implicados diáconos, monaguillos, sacerdotes, monseñores, cardenales y hasta el Papa Ratzinger y su hermano. Unos por comisión otros por omisión, cargos: Pedofilia, homosexualidad, sexo, hijos, robos, estafas y una interminable lista de corrupción y aberraciones.

No vamos a hacer una apología del historial delincuencial de la Iglesia Católica. Creemos en Dios, en Jesucristo, pero rechazamos de plano a los intermediarios comerciantes de la fe.
Va a ser muy difícil la credibilidad en los sacerdotes católicos. 
Es una lástima porque hay muchos buenos y serios.
Gente de creencias arraigadas y que han optado por una vida sana y de hacer el bien a la humanidad.
Pero las inconductas son una constantes. 

¿Quién va a dejar a sus hijos en las iglesias con los sacerdotes católicos?
¿Quién va a escuchar un consejo de alguien que de entrada se presume disfuncional?
¿Quién se va a confesar con alguien dudosamente amoral?
¿Cómo determinar cuál es o cuál no es?
¿Quién va a dar el diezmo a alguien que se mueve en la pobreza para vivir en el oropel?
¿Qué Gobierno va a confiar en el manejo de sus recursos a personas cuestionadas mundialmente?
¿Quién va a llevar sus hijos a estudiar a colegios y escuelas dirigidas por sacerdotes?

Contéstese cada quien estas preguntas.
Mientras tanto nosotros seguiremos leyendo la biblia en nuestra casa y orando antes de comer y de dormir.
Juan Santos / Desde La República Dominicana
Caricatura: Matador, eltiempo.co
28 - 3 - 10 12:16 PM

sábado, 27 de marzo de 2010

Anécdotas: Juan Soriano



Cuenta Ullán una anécdota del pintor Juan Soriano en una panadería polaca de panes en forma de gallo:
El panadero le pide al pintor que le dibuje un gallo en su Libro de Oro. Tras obtenerlo, le sorprende que, al pie del gallo, se encuentren dibujados unos huevos. «Le repito que es un gallo», dice Soriano. «Si yo lo hice, ¿cómo no voy a saber que es un gallo?»
El panadero, amoscado, insiste.
-¡Mire usted -concluye el pintor-, un gallo sin huevos no es un gallo!
IGNACIO RUIZ QUINTANO 
abc.es / ilustración: 123RF

¿Qué posee el hombre más rico del mundo?


       Carlos Slim Helú.

La revista Forbes colocó a Carlos Slim como el empresario más acaudalado del planeta Tierra; conoce cuáles son los negocios que llevaron a este mexicano de origen libanés a la cima



CIUDAD DE MÉXICO (Reuters) — El magnate mexicano Carlos Slim superó a los multimillonarios estadounidenses Warren Buffett, del fondo de inversión Berkshire Hathaway y a Bill Gates, fundador de Microsoft como el hombre más rico del mundo, según la revista financiera Forbes.
La publicación financiera estimó su fortuna, proveniente de empresas de telecomunicaciones, industriales y minoristas, así como inversiones, en 53,500 millones de dólares.

A continuación una lista de los componentes más importantes de su extenso imperio de negocios:

América Móvil
Es la nave insignia de los negocios de Slim y la mayor empresa de telefonía celular de Latinoamérica con 201 millones de suscriptores móviles en 18 países.

Si se cuenta por número de usuarios, es la cuarta telefónica móvil del mundo detrás de China Mobile, Vodafone Group y la española Telefónica, su rival en Latinoamérica.

La compañía tuvo una utilidad neta de 70,494 millones de pesos (5,381 millones de dólares) en el 2009, un 18.5% más que en el año previo.

Teléfonos de México (Telmex)
Un ex monopolio estatal, fue la puerta de entrada de Slim al negocio de las telecomunicaciones en 1990 y la empresa con la que comenzó a acumular su extraordinaria fortuna.

Hoy es la mayor telefónica fija y proveedora de Internet de México, con casi 16 millones de suscriptores de telefonía fija -más del 80% del mercado local- y 6.5 millones de servicios de Internet de banda ancha.

Aunque Telmex ha comenzado a perder brillo opacada por su hermana América Móvil, en el 2009 reportó una utilidad neta mayoritaria de 20,469 millones de pesos (1,563 millones de dólares).

Telmex Internacional (Telint)
La más reciente creación de Slim, fue escindida de Telmex en el 2007. Telint reúne las operaciones en telefonía fija, Internet, televisión de paga en Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Perú, Uruguay y Estados Unidos.

La empresa, obtuvo el año pasado una utilidad neta mayoritaria de 9,105 millones de pesos (695 millones de dólares), un 64.5% más que en el 2008.

Grupo Carso
Uno de los mayores conglomerados de México, el Grupo Carso (una combinación de los nombres Carlos y Soumaya, la fallecida esposa de Slim) incluye a grupos industriales y de construcción, cadenas minoristas y un grupo hotelero.

El industrial Grupo Condumex está especializado en cables eléctricos y electrónicos, instalaciones de telecomunicaciones y plantas de energía y transformadores.

La constructora Carso Infraestructura y Construcción, una de las más grandes del país, se enfoca en obras de infraestructura petrolera y civil, vivienda y otros sectores.

Grupo Sanborns agrupa a las tiendas de conveniencia del mismo nombre, la cadena minorista Sears y las tiendas de música y videos Mixup.

Ostar Grupo Hotelero, antes llamado Calinda, cuenta con seis hoteles del magnate en varias ciudades de México.

Al cierre del 2009 Grupo Carso reportó una ganancia neta de 6,390 millones de pesos (488 millones de dólares).

Grupo Financiero Inbursa
Opera al segundo mayor banco del país en manos de inversionistas mexicanos, después de Banorte y el quinto del país en términos de cartera total. Además incluye una aseguradora y un fondo de retiro.

Al cierre del 2009 la empresa reportó utilidades por 8,091 millones de pesos (618 millones de dólares).

Impulsora del Desarrollo y Empleo en América Latina (IDEAL)
Es una empresa de ingeniería y desarrollo de proyectos de infraestructura, involucrada en construcción de carreteras, plantas de generación de electricidad en México y Latinoamérica.

* Adicionalmente, el empresario tiene una participación minoritaria del 6.9% en el diario estadounidense. 


The New York Times que podría llegar hasta el 16.3% de la firma de medios, en caso de que ejecute opciones de compra.
Y reportó en febrero una participación pasiva del 16.1% en la empresa minorista de la lujosa cadena de tiendas por departamentos Saks.

A continuación algunos datos acerca del millonario:
Hijo de un empresario libanés en México, que le heredó la habilidad de hacer dinero, Slim compró a los 12 años sus primeras acciones del Banco Nacional de México, que décadas después fue adquirido por el grupo estadounidense Citigroup.

Slim comenzó a hacer su inmensa fortuna en 1990, cuando compró al monopolio estatal Teléfonos de México (Telmex). Siempre ha negado que haya concretado la compra gracias a su amistad con el entonces presidente Carlos Salinas, y asegura que él nunca tuvo socios políticos.

En los últimos años, el Gobierno mexicano le ha negado la autorización para que Telmex ofrezca servicios de video, lo que impide que la firma compita con operadoras de TV de paga que ya están ofreciendo paquetes de telefonía fija y acceso a Internet.

El empresario es conocido por su estilo de vida frugal, pero es un entusiasta de los habanos y un ávido coleccionista de arte. Se cree que tiene una de las más importantes colecciones de esculturas del artista francés Auguste Rodin fuera de Francia, y una de sus hijas dirige un museo en México.

Slim tiene un título de ingeniero de la Universidad Nacional Autónoma de México, donde también dio clases de álgebra incluso antes de graduarse. Es un fan apasionado del equipo de fútbol mexicano de primera división Pumas UNAM y del béisbol, a causa de su interés por las estadísticas.
CNN EXPANSION / México

Macumba: casa museo en Colombia




Un hombre convirtió su casa en un museo tras recolectar durante más de 50 años piezas artesanales
Jaime Barranco tiene cerca de un millón de objetos exhibidos en su hogar, al que denomina Macumba
Como si fuera un trapecista, Jaime Barranco se cuelga de paredes y ventanas para extender los paños y las máscaras con las que decora la entrada de Macumba, como llama a su hogar. 

Allí, en esa casa, que para muchos transeúntes es la guarida de un chamán, se esconde lo desconocido, como ha querido llamar a los miles de objetos recogidos durante 50 años en ciudades, pueblos, caseríos, laderas, montañas y selvas. Travesías que hoy, a sus 75 años, ya no hace.









Desde hace cuatro años, Jaime prefiere sentarse en una butaca amazónica, en frente de su casa, a compartir con la comunidad su propuesta. Algunos van y vienen, otros se detienen, se sientan en el piso o en sillas y observan la entrada del lugar, en la carrera 19 con calle 42. Arriba de la puerta un sol gigante llama la atención de Jenny, una joven de 25 años, que decide curiosear. En el pasillo se topa con un muestrario de tejidos en chaquira y semillas, que para Barranco es el comienzo del umbral sensual.



"En el primer piso tenemos máscaras de todas partes del mundo, con todas las formas de expresión", dice el 'negro', como lo llamaba su madre, mientras la joven se sorprende de ver las 280 piezas arqueológicas arrumadas en un pequeño cuarto y que según Barranco, oriundo de Ciénaga (Magdalena), están 
legalmente registradas. 



Jaime guía a la joven hasta el segundo piso. En la cocina, rodeada de toda clase de herramientas manuales para preparar alimentos, está María Luisa Castro, su esposa. Tiene 58 años y es pensionada. La conoció hace cuatro décadas y desde entonces es la persona que siempre lo ha apoyado. Según Luisa lo que la enamoró fue "su gozadera, el arte, su trabajo y su forma de ver la vida".



Junto a la cocina está la sala, el lugar donde reciben la visita de los amigos. Es un ambiente asiático. Hay un sofá y dos sillas antiguas rodeadas de decenas de porcelanas y de una colección de licoreras, incluyendo una botella que según Barranco "fue con la que se libó el licor para coronar a la reina Isabel Segunda de Inglaterra".


"Contamos con nuestra alcoba, la vivienda de pareja, rodeada de esculturas, de abanicos, de esa bisutería que utiliza la mujer para seducir al mundo y en especial a su marido", confiesa Barranco, quien llegó a Bogotá hace 40 años y que ahora da talleres gratuitos de tejido, danza y canto.


Del tercer piso se escapan los olores más nauseabundos y los más exquisitos. Se trata de una colección de perfumeros que, según el 'negro' "es donde se plasma toda la historia y proceso orgánico de su elaboración química".


Pese a que la casa Macumba tiene tres pisos, el espacio es reducido para la cantidad de objetos recolectados. Se necesitaría de un par de cuadras construidas arquitectónicamente y con el diseño específico para exhibir los objetos que ocupan el último rincón de paredes, puertas, pisos y techos.


La vida del artista 'loco'
"Loco pero gozón", así describe Jaime Barranco su forma de ser. Nació en Ciénaga (Magdalena). Hijo de Eloina Sales, a la que recuerda todos los días porque según él fue la creadora de los carnavales en el país y de la que heredó el gusto por el arte. Lo llamaban el 'negro' y era el más loco de sus siete hermanos. 


Decidió convertirse en andariego, recorrer el continente y aprender de las culturas que viven en él. Llegó a Bogotá en la década de los 70, fecha en la que conoció a 'murrundunga' como llama a su esposa y con la que tuvo 2 hijos. Además se ufana de ser el creador de Estampas del Cañahuate, el primer grupo de danza folclórica que se presentó en el Teatro Colón.
ANDRÉS MOLANO TÉLLEZ
ESPECIAL PARA EL TIEMPO

viernes, 26 de marzo de 2010

Frases célebres: Prim Pujals Nolasco


“Si a mi me gusta ser senador, tengo que gastar cuartos (dinero), como si me gusta una ´hembra´ tengo que llevarla a pasear para Nueva York”.

+ Expresada por el candidato a senador por Samaná, al auditorio conformado por una fila de personas en una sucursal del Banco de Reservas. (Panky Corcino)

Juan Santos / Desde La República Dominicana

Primer picazo Torre Atiemar / La foto más buscada en internet


Banreservas le prestó supuestamente 30 millones de dólares para construcción de la torre Atiemar
Momento en que el Presidente Leonel Antonio Fernández Reyna da el picazo simbólico, para dejar inaugurados los trabajos de construcción de la Torre Atiemar. A su lado Arturo Del Tiempo Márquez, Domingo Dauhajre y otros invitados.


Juan Santos / Desde La República Domincana

Muere Carlos Piantini 1927 - 2010


Su deceso se produjo en Miami, Florida. USA
Murió el maestro Carlos Piantini a los 83 años, quien en más de una ocasión fuera director de la Orquesta Sinfónica Nacional. Su deceso se produjo en Estados Unidos, en la ciudad de Miami del Estado de la Florida.

Era un virtuosos del violín y durante quince años fue violinista de la Filarmónica de Nueva York, bajo la dirección de Leonard Berstein. Recientemente, el Ministerio de Cultura de la República Dominicana designó con su nombre la sala principal del Teatro Nacional, antes llamada Sala de la República.

Además de Director de la Orquesta Sinfónica Nacional de la Republica Dominicana, fue director del Teatro Nacional y Profesor de estudios orquestales en la Universidad Inter-nacional de la Florida. También dirigió las orquestas sinfónicas de: Maracaibo, Venezuela, Nueva York, Viena, Washinton, Jerusalén y la Orquesta Internacional de Italia.

Era considerado el músico clásico que más lejos llegó en el extranjero. Estaba casado con la señora Yolanda Trujillo Lovatón, hija del Generalísimo Rafael Leonidas Trujillo Molina y de Lina Lovatón Pitaluga.

Había nacido el 9 de mayo de 1927, por lo que su deceso se produce al cumplir casi los 83 años. Laureado músico y director de oirquesta sinfónica en República Dominicana.
La historia del internacionalmente aclamado director de orquesta Carlos Piantini comienzó a la edad de diez años, cuando hizo su debut profesional como violinista. Desde entonces, su pasión por la música le permitió disfrutar de una carrera exitosa. Su decisión de convertirse en director lo llevó a Viena, donde estudió con el doctor Hans Swarowsky.

Dirigió algunas de las orquestas más importantes del mundo, entre las que se cuentan la Filarmónica de New York, la Sinfónica de Viena, la Orquesta Sinfónica Nacional de Washington, la Sinfónica de Jerusalén y la Orquesta Internacional de Italia. Además fue uno de los conductores habituales de la Orquesta de Radio y Televisión Italiana. En su carrera operística trabajó con destacadas figuras como Monserrat Caballé en La Bohemia, Alfredo Kraus en Marina de Arrieta, Giorgio Tozzi en El Barbero de Sevilla, Louis Quilico en Rigoletto y Rita Shane en La Flauta Mágica. Además, Tosca, Lakmé, Otello y Les pêcheurs de Perles habían sido puestas en escena bajo su dirección.

En octubre de 1992 participó en la celebración mundial del Descubrimiento de América, conduciendo el estreno de la ópera 1492, de Antonio Braga. Esta presentación, así como las de otras óperas, fueron dirigidas por él.

En 1999, fue director invitado en el Festival Musical de Santo Domingo, dirigiendo al destacado clarinetista Richard Stoltzman. En el 2001, fue nuevamente invitado por el Maestro Philippe Entremont, para dirigir la Orquesta del Festival con Michael Camilo corno solista.

Destacadas figuras internacionales dieron testimonios favorables sobre la carrera del Maestro Piantini. "El señor Piantini era un director con autoridad, tenía ideas musicales y conocía profundamente su trabajo" (Zubin Mehta). La crítica del periódico francés "Le Fígaro" agregó una vez lo siguiente: "Un director destacado posee un profundo sentido de sus intenciones. Carlos Piantini sabía comunicar su pasión y su musicalidad con sus interpretaciones". Raymond Erickson de "The New York Times" comentó lo siguiente sobre el Réquiem de Verdi: "Una noche Piantini cambió su violín por la batuta y condujo la Filarmónica".

Marihal / Desde La República Dominicana
Fuente: Externa, varios artículos internet

Receta de cocina: crema de tomates a la albahaca con caracoles

       Crema de Tomates a la albahaca con caracoles



(Para 6 raciones)

Ingredientes:
1 k de tomates (preferentemente de la variedad “en rama” y mejor cuanto más maduros)
1 k de caracoles
1 puerro
1 cebolleta
2 escalonias
4 dientes de ajo
½  litro de caldo de ave (bien desgrasado o agua mineral, qué se le va a hacer)
1 ramillete de albahaca
Perejil
Pan rallado
2 hojas de laurel.
1 rama de tomillo
Aceite
Sal gorda
Pimienta negra
Una cucharadita de pimienta verde en conserva (nunca me cansaré de recordar a aquel inspirado colega que cocinaba para Felipe III en el declive del Barroco, y como quiera que  El Corte Inglés aún no había abierto sucursal en El Escorial, tranquilizaba al lector recordándole, que si en mala hora no podía encontrar alguno de los ingredientes de la receta, no por ello el guiso “dexaría de estar bueno”).

Elaboración:
Lave hasta el aburrimiento (propio) los caracoles y cuando aparezcan los cuernos (ajenos) llévelos a ebullición, simplemente cubiertos de agua fría. Refrescados bajo el grifo póngalos a cocer definitivamente en compañía de la parte verde del puerro y la cebolleta más dos dientes de ajo sin pelar, las hojas de laurel y el tomillo. 45 minutos de cocción suelen  bastar para que estos queden cocidos y al dente.

Aún templados, y con ayuda de un palillo, extráigalos de sus carcasas, que desecharemos al igual que el agua de su cocción, y eviscerados resérvelos (no necesito explicarle que basta con retirar con los dedos las partes negras).

Pique finamente un diente de ajo, las escalonias, la parte blanca del puerro y la cebolleta para sofreír las verduras en poquito aceite sin que lleguen a dorarse. En ese punto, incorpore los tomates toscamente cortados y tras algunos minutos de lenta cocción añada el caldo blanco o el agua y la sal en consecuencia. Premie el conjunto con la mitad de la albahaca y póngalo de vuelta y media con la pimienta negra del molinillo. Reduzca el fuego y déjelo cocer una media hora. Compruebe la sazón, no le importe añadir un saludo de azúcar si la acidez de los tomates se manifiesta en exceso, y tritúrelo con la implacable túrmix para colarlo por un fino colador presionando con un cacillo.

Aderece los caracoles con la pimienta verde machacada y un poquito de aceite, antes de pasarlos por harina y huevo batido, para empanarlos a conciencia en la mezcla del pan rallado con el ajo restante picadito y el perejil. Justo antes de servir, fría en aceite fuerte los caracoles hasta dorarse y tras escurrirlos en papel absorbente, dispóngalos sobre la rojiza, humeante crema, ya en los platos o cuencos en los que vaya a degustarla. Finalmente expanda sobre ella el perfumado maná de la albahaca picadita.

Terminada la crema, disponga sobre ella un poquito de magro jamón y la grasa resultante de achicharrarlo un instante en el microondas, más los doraditos palitroques que obtendrá de cortar y freír en juliana cuatro tortillas mejicanas de maíz.
Abraham García
Cocinando Palabras

Receta de cocina: sopa de ajo al tomillo

       Sopa de ajo al tomillo.

(Para 4 raciones)

Ingredientes:
Un pedazo de pan candeal, mejor reposado

Dos dientes de ajo

Un tomate mediano y maduro

100 g de jamón ibérico muy magro (excelente y más barato el de paletilla)

4 huevos fresquísimos

Una rama de tomillo (farigola en la culinaria lengua de Pla)

Una cucharadita de pimentón

Un litro de agua mineral

Aceite de oliva

Sal gorda

Elaboración:
Sobre un generoso chorro de aceite, dore los ajos en lonchitas y el pan en finas rebanadas hasta que adquiera color. En ese punto añada el jamón picadito y, poco después, la pulpa del tomate picada y sin piel ni pepitas. Remueva el conjunto durante algunos minutos a fuego reducido para que el tomate se integre.

Añada el pimentón y, acto seguido para que no se queme, el agua mineral o si prefiere un caldo de ave generoso en verduras y bien desgrasado. Incorpore el tomillo y deje que amorosamente cueza no menos de media hora. Compruebe la sazón antes de disponerla en cazuelas de barro individuales para escalfar durante no más de un minuto (recuerde que el barro conserva largamente el calor) un huevo por comensal. 

Si me quitaba la boina ante la sobriedad y suculencia del pulpo “a feira”, hoy ante la tradicional, reconfortante y humilde sopa de ajo, de nuevo me descubro.
Abraham García
Cocinando Palabras

A la sopa boba



Seguro que ya se la he contado, pero hoy me viene al pelo la historia de aquel cocinero que, exiliado en Francia tras nuestra Contienda, sobreviviendo en París, acudía puntualmente cada mañana con su carrito rebosante de intemperie y una ilusoria lista  de la compra a pasear entre los abigarrados puestos del mercado de Les Halles.

Aquí y ahora me apena ver especialmente los sábados a más de un cocinero madrugador haraganeando por los mercados que yo visito.

“¿Quién me iba a decir -musitó mi colega sincerándose- que el latiguillo de “vamos tirando” se iba a convertir en realidad? En lo que va de año, muchos lunes no hemos dado ni una puta cena. Si a eso le sumas una solitaria parejita que se dejó caer durante el almuerzo, resulta que la compra del fin de semana o te la comes o la tiras. Ya ves -y señaló con desgana una bolsa sin michelines- ahora compro como una viuda”.

Entre los de mi  oficio llamamos “hacer un cerito” al golpe bajo de no estrenarse en un servicio. Una inspección de Hacienda o de Sanidad duele menos que  ver el restaurante huérfano de clientes, por más que un servidor siempre haya pensado que es aún peor dar dos comensales ya que, a buen seguro, éstos se sentirán incómodos y suspicaces, y luego lo divulgan: “Más solos que la una estuvimos, como te lo cuento. Claro que, francamente, tampoco me sorprende con esos precios”.

 “Perdone que le deje las cartas en la barra, pero es que tiene el buzón a tope” -dice disculpándose el cartero-.

“No todas son de amor” -farfullo despidiéndole a sabiendas  de que de un tiempo a esta parte los currículos superan a las facturas.

Pocas cosas me producen mayor tristeza que ir amontonando para la nada estos papeles  con pormenorizados datos, fechas y esa foto que no quiero mirar, en los que últimamente observo que algunos, a la desesperada, perdida la frialdad de antaño, incluyen una nota a mano cuyas grafías leo sin detenerme para que no me toque la desesperanza de ese compañero que tal vez malgastó en sellos la ultima calderilla del paro.

También para la nada me indigno, blasfemo ante la convicción de que un gobierno a la sopa boba parece ignorar que mi sector se hunde poco a poco en un presente más negro que la tinta de los calamares.

¿A caso desconocen que la hostelería es una de nuestras principales fuentes de ingresos? ¿Habrá que recordarles que la cocina de este país venía alcanzando en la última década, cierto que por caminos que no siempre comparto ni transito, un incuestionable prestigio internacional? ¿O que las escuelas de hostelería, pese al precario apoyo oficial, nos venían premiando últimamente con excelentes añadas de jóvenes profesionales?

Afortunadamente, además en el último cuarto de siglo, y hasta que llegó este descalabro a ladrillazos, en la restauración no conocíamos la maldición del paro; incluso aquellos que le daban al frasco y se automarginaban, o los vagos de solemnidad, siempre encontraban una suplencia o un extra los fines de semana para ir tirando.

Hoy es desalentador comprobar cómo de la noche a la mañana echan el cierre negocios que parecían consolidados. Cómo se derrumban restaurantes de todo pelaje, incluso algunos chinos, quién lo iba a decir, que parecían más invulnerables que la Muralla.

Tras este exordio tan poco halagüeño, pero así están las cosas, bueno sería entonarnos el cuerpo (mientras la primavera se aloja en nuestras vidas) con un dúo de sopas tan sabrosas como elementales.

“En las últimas décadas, se ha visto desaparecer casi de la cocina familiar, y más todavía de la carta de los restaurantes, el inmenso repertorio de las sopas, potajes, consomés, cremas y caldos que, desde la Edad Media, mostraba su prodigiosa variedad, desde la choza del aldeano hasta la mesa de los reyes”. Comparto estas melancólicas ausencias con el añorado Jean-François Revel, que oportunamente subrayó el declive de la cuchara.

Hace más de dos siglos, Grimaud de La Reynière -el inventor de esas guías gastronómicas que luego han ido degenerando- ya dejó patente que no concebía un ágape que no se iniciara con una sopa. La sopa, sentenció, es a un menú como el pórtico a un edificio. Y un viejo y sabio colega, con el que compartí jornadas y pucheros en el antiguo Viridiana, machacaba que una comida que principiara por una buena sopa no fracasaba nunca. La excepción, jamás se lo dije, debió ser el menú de gala del Titanic, aquel aciago 14 de abril donde las entradas fueron un consomé Olga (guarnecido con una vieira salteada con trufas, raíz de apio y huevo duro) más una sugerente crema de cebada, cotidiana aún en las cereales repúblicas centroeuropeas: cebada perlada, cocida en caldo de ave con puerros, perfumada con pimienta y nuez moscada que finalmente se liga con reducción de crema; y a la que se añade, justo en el momento de servir, eneldo fresco.

Lo que no ha trascendido de aquella noche trágica es que a bordo, además del berzotas de Di Caprio, iba un camarero malencarado y gafe que en mala hora gritó: ¡Hielo!, ¡Nos falta hielo!
Abraham García
Cocinando Palabras

jueves, 25 de marzo de 2010

Frases célebres: Vicente Fox



"En mi administración, el 75% de las familias de México ya cuentan con una lavadora de dos patas".
+ El ex presidente de México expresó esta frase sumamente disgustado, ante las críticas de opositores por el poco desarrollo y modernización del país, en  su Gobierno. Esta despectiva afirmación, exponente del machismos mexicano, luego de la lluvia de críticas fue retirada por el ex mandatario y llegó a pedir excusas a las mujeres de su nación.
John Goodman / Desde La República Dominicana

EE.UU.: un buen destino para el aceite de aguacates (palta)



De exportar poco más de 6 mil litros en 2005, se pasó a 87 mil en 2008. La mayor parte de los envíos fueron a Europa. Por ello, ahora la mirada se dirige a Estados Unidos, donde existe un potencial interesante
Elaborado a partir de la variedad hass, el aceite de aguacates (palta) extravirgen adquiere fuerza como un producto gourmet con potencial, tal como lo muestra el crecimiento  de los últimos años. En 2005 se exportaron 6.312 litros y en 2008 se llegó a 87.132, según datos de ProChile. Y está claro que las exportaciones son el futuro de este producto, ya que las ventas nacionales representan menos del 5% del total.






A pesar del fuerte crecimiento, el contexto económico internacional de 2009 afectó a esta industria y las exportaciones cayeron cerca del 50%.

"El año pasado fue de muy bajas ventas, no crecimos y no hicimos cosas nuevas", dice Dirk Van der Werff, presidente de Avocado Oil Chile.

Hasta ahora, el principal mercado para estas exportaciones ha sido el europeo. Sin embargo, existe un interesante potencial en EE.UU., país al que están mirando con atención los productores nacionales. De acuerdo con un estudio de ProChile, los grandes contenidos de vitamina E, de antioxidantes, los niveles de ácido oleico -beneficioso para reducir los niveles de colesterol negativo y aumentar los de colesterol positivo-, la asimilación de omega -3, entre otros beneficios, hacen que este producto sea fácil de potenciar en mercados como el norteamericano, donde aún tiene poca penetración, ya que se trata de un producto muy de nicho.

"Es un aceite suave, no muy fuerte en los aromas, ni de sabores intensos. Se identifica por tener un sabor característico a la fruta, pero en su punto óptimo de maduración", define Andrés Lavín, vicepresidente de Avocado Oil Chile, entidad que desde 2006 agrupa a 10 empresas productoras.

Andrés Lavín plantea que para este año se espera una producción de alrededor de 80 mil litros, lo cual va a ayudar al repunte de la industria.

"Para este año estamos viendo una reactivación, se están concretando proyectos interesantes. En términos de producción diría que se van a mantener los volúmenes que se han ido produciendo", señala.


¿Cómo llegar a EE.UU.?
La industria del aceite de aguacates (palta) chilena se caracteriza por ir principalmente al mercado internacional. Según cuenta Dirk Van der Werff, entre el 90 y 95% aproximadamente de la producción va al extranjero, principalmente a Europa. Según el informe de ProChile, Aconcagua Oil and Extract, con su marca Paltita durante el 2008 exportó USD$ 318 mil. Alemania fue el destino principal de esas exportaciones, mientras que Estados Unidos representó sólo el 7%.

Pero lo atractivo que resulta Estados Unidos lleva a que los productores se hayan puesto como meta para 2010 crecer en ese mercado, a pesar de que resulta muy competitivo y complejo. "Es un mercado importante, pero que tiene un costo relativamente alto para nosotros, por lo que estamos pensando en enfocarnos en un consumidor con alto poder adquisitivo", explica Van der Werff.

Actualmente, si bien hay empresas de Avocado Oil Chile que llegan a Estados Unidos -Aconcagua Oil and Extract, San Pietro, Del Palto y La May-, aún no se logra posicionar fuertemente en ese país. Y aunque existe competencia, pues Nueva Zelandia ya está posicionada dentro del mercado norteamericano, Chile tiene una ventaja a la hora de hablar de calidad. "Nueva Zelandia y México también tienen aceite de aguacate (palta), pero Chile tiene una muy buena producción de aguacate (palta), lo que le da un valor agregado y muy atractivo de mostrar", explica Sebastián Dib, vicepresidente de Asogourmet.

El producto chileno está llegando a Nueva York a través de la tienda Puro Chile, de ProChile. Pero la idea de los productores es ampliar sus entregas a nuevos distribuidores. "Estamos hablando con varios importadores y ellos a la vez con supermercados, hemos hecho varias actividades y ferias", comenta el presidente de Avocado Oil Chile.

De acuerdo con el estudio realizado por ProChile, hay algunas acciones que se pueden tomar para llegar a ese mercado. Entre ellas aconsejan identificar a los retails clave y no descartar la posibilidad de abrirse a nichos no gourmet. "El aceite de palta puede ser considerado un producto de nicho gourmet, pero también puede ser un sustituto del aceite de oliva, lo que lo convierte en un producto potencialmente 'masivo', teniendo presente que ni en el corto ni mediano plazo tendrá la penetración del aceite de oliva. Es un producto con potencial de uso diario, a diferencia de otros productos gourmet", indica.

Por su similitud con el aceite de oliva, también se recomienda analizar las estrategias utilizadas por los productores y comercializadores de éste en Estados Unidos, pues es un buen ejemplo.

"Esto debe hacerse teniendo presente las diferencias de volumen de producción mundial que existe ahora de aceite de aguacate (palta)", recalca.




Dentro del marketing y el etiquetado, la identificación de que es un producto de palta es clave, ya que permite que los consumidores asimilen sus beneficios como los de la fruta. En cuanto a la promoción, recomiendan hacerlo a través de chefs conocidos que darán credibilidad a un producto aún desconocido.
Javiera Méndez Thomas
Revista del Campo
Revista de El Mercurio / Chile