DLRD

DLRD
Los frutos de la revolución de abril del 1965. ¿Cómo llegamos a tener una cleptocracia? / Verifique en la columna lateral derecha de este blog "Las más leídas de la semana". / DLRD desde 2005 en la W.W.W.

martes, 2 de noviembre de 2010

Cómo prevenir el cólera



El cólera y su prevención

El cólera es producida por una bacteria llamada Vibrio cholerae. No es un virus como algunos periódicos, comunicadores y hasta médicos la han etiquetado.

Esta enfermedad se caracteriza por el comienzo brusco de diarrea acuosa, sin ser precedida por dolor abdominal y habitualmente sin fiebre, que puede rápidamente ser voluminosa y a menudo seguida por vómitos. Si la diarrea es continua, presenta calambres abdominales y la persona deja de orinar. Este es el cuadro clínico más grave que puede llevar a la muerte si no se instaura el tratamiento de rehidratación por la boca o venas lo más rápido posible. Afortunadamente solamente el 5% de las personas afectadas por cólera desarrollarán el cólera grave.

El cólera no se transmite de persona a persona, como tampoco se transmite por las vías respiratorias. Esto último lo escribimos porque hemos visto fotografías en los periódicos de guardias y médicos en la región fronteriza nuestra con mascarillas, indicando un grave desconocimiento de la forma de contagio. La transmisión de la enfermedad es a través de la ingestión de agua, líquidos y alimentos contaminados con materia fecal que contiene cólera. De ahí que las medidas de prevención es el lavado de manos constantemente con agua y jabón y otras que describiremos más adelante.

Hay tres objetivos fundamentales en el cólera: evitar la propagación, tratar oportuna y adecuadamente a los enfermos y disminuir la mortalidad. Esta última pudiera ser de menos del 1% de los que enferman pero en Haití está en 6.2%.

La estrategia de contener la enfermedad es tratar a los enfermos en el lugar donde se produzca la enfermedad y los casos graves trasladarlos al hospital de mayor complejidad en la provincia donde se origina el caso sospechoso. Esto así, porque el tratamiento es simple: rehidratación oral o por venas en los casos graves y si se traslada a la persona en carros públicos o guaguas colectivas, el riesgo de contagiar a más personas por las evacuaciones continuas contribuye a diseminar la enfermedad.

El tratamiento consiste en diluir un sobre de rehidratación oral en un litro de agua y ofrecerla a la persona enferma cada 15 a 30 minutos y cada vez que tenga evacuación para mantener la hidratación. Los vómitos no son causas de suspender la hidratación por la boca. Mantenga al enfermo sentado y no acostado ya que acostado se dificulta la ingestión de líquidos por boca y puede contribuir a dormir, mientras lo importante es mantenerlo despierto ingiriendo líquidos. Si se duerme puede morir de deshidratación.

Para esta modalidad de tratamiento se necesitan fabricar sillas de cólera, es decir que el asiento tenga un hoyo como la tapa de una letrina para que las evacuaciones caigan en una bolsa plástica de color rojo para diferenciarla, que deben ser suministradas a los centros de salud por el Ministerio de Salud para su destino final bajo tratamiento con cloro.

Los casos graves hay que pasarle soluciones endovenosas de Lactato de Ringer, preferiblemente o solución salina isotónica al 0.9% prácticamente a chorro durante las primeras horas para sacarlo de la deshidratación grave y pasarlo a rehidratación por boca, tan pronto se inicie la recuperación.

Recuerde que un cólera grave puede perder hasta 10 litros de líquidos en un día, pero donde más pierde es en las primeras cuatro horas.

Algunos antibióticos pueden ayudar a acortar los días de enfermedad pero otros son resistentes al cólera identificado en Haití. El tratamiento es REHIDRATACION y no antimicrobianos.

Mientras prevenga el cólera si entra al país, hirviendo el agua por un minuto o échele dos gotas de cloro por litro o cinco gotas por galón de agua. No tome jugos artesanales callejeros, coma alimentos bien cocidos y calientes. No coma pescados, mariscos, moluscos crudos y no ceviches. Verduras cocinadas y evite las ensaladas crudas.

Dr. Jesús Feris Iglesias
Médico Infectólogo
Dibujo: Wilson Morfe
http://hoy.com.do/opiniones/2010/11/1/348405/El-colera-y-su-prevencion