DLRD

DLRD
FARSANTE. Anda por ahí un farsante, cuidado, este es el verdadero Chapulín Colorado. / ¿Cómo llegamos a tener una cleptocracia? / Verifique en la columna lateral derecha de este blog "Las más leídas de la semana". / DLRD desde 2005 en la W.W.W.

sábado, 25 de agosto de 2012

Codacsa y Dovicon: contratos dudosos



Dovicon, otra  gran estafa similar a la de Codacsa
Lea el desenlace aquí.
En la prensa matutina de esta semana, ha salido a relucir otro contrato que involucra la retención del dinero proveniente del peaje en nuestras “autopistas” a una empresa denominada Consorcio Dominicano de Vías Concesionadas (Dovicon), la cual se encargará  de ejecutar el proyecto denominado Viadom, que por un monto de US$471.9 millones y una duración de treinta años deberá ejecutar los trabajos de diseño, financiamiento, construcción y mantenimiento de las referidas autopistas.  Para la realización del compromiso contratado, el Congreso Nacional, en el mes de enero del año que discurre, aprobó este inusual pacto, el cual quedó refrendado por la promulgación del mismo de parte del Poder Ejecutivo.

 ¿Cuáles fueron las causas para la firma de este contrato a todas luces leonino?  En primer lugar, Dovicon es una compañía mixta de capital colombiano y dominicano, que ya ha tenido una experiencia traumática para los usuarios dominicanos, al establecer un cobro de RD$900.00 por un tramo carretero de apenas 20 Kms. entre Las Terrenas y el Cruce del Catey en la provincia de Samaná.  Igualmente, fue beneficiada para la construcción de la carretera Santo Domingo-Rincón Molenillo, a la cual, ese consorcio denominó erróneamente “Autopista del Nordeste” y por la cual cobra otro desmesurado peaje, sin tomar en cuenta que el tramo más trabajoso y costoso -el que atraviesa los mogotes de Los Haitises-  había sido horadado durante el gobierno del presidente Jorge Blanco.

En segundo lugar, es sospechoso el hecho que esta compañía esté ligada y utiliza equipos de un portentoso  ex-ministro de Obras Públicas y Comunicaciones y que además fuera durante su mandato  que se firmara el contrato al cual nos referimos.

En tercer lugar, cuando el contrato se llevó al Congreso Nacional, hacía más de dos años que se había presentado el tranque con Codacsa para la ejecución de un contrato que implicaba un mal precedente para que el Estado Dominicano se desprendiera del cobro del peaje.  En esa ocasión, ya esa compañía había acudido a un laudo arbitral, cuya sentencia  lo condenó al pago de una elevada indemnización en dólares.

¿Qué abarca esta concesión?  Nada más y nada menos, la autopista Duarte que comprende los 127 kilómetros que separan a Santo Domingo de Santiago.  Asimismo, la rehabilitación y mantenimiento de la autopista 6 de Noviembre y en una tercera etapa, la rehabilitación de la carretera Santiago-Navarrete y el mantenimiento desde ahí hasta Puerto Plata.  Además, la terminación de la Circunvalación de Santiago, más o menos, 24 kilómetros.  El plazo para la ejecución y construcción de la obra es de cuatro años y seis meses y el de mantenimiento es por 30 años.

Este inusual plazo de 30 años nos recuerda los contratos ejecutados por el gobierno estadounidense y compañías de ese país, los cuales son generalmente por un período de 99 años renovables.  ¿Qué alguien nos asegure que conoció a una persona o entidad que renovó un tal contrato?

Las consecuencias perniciosas de este ventajoso contrato, es que, tal y como aconteció con Codacsa, los pocos kilómetros que mal ejecutó, lo hizo con el dinero de los contribuyentes dominicanos.  Ahora, se erigirán nueve casetas de peajes en las vías de referencia, en las cuales pagaremos un tributo similar al ya mencionado Las Terrenas-Cruce de El Catey.  Ya están terminando el peaje de La Penda en la autopista Duarte; el mismo que causó varias muertes cuando se quiso poner en funcionamiento.

Podemos afirmar que con la instauración de esos  nueve peajes que tiene programado Viadom establecer para ejecutar sus proyectos, las protestas violentas no se harán esperar y nuestras vías de comunicaciones se convertirán en un “permanente campo de batalla”, entre espoliadores e incautos.  Si no encuentran similitud entre esta concesión a Viadon y la que le dieron a Codacsa, favor guardar este escrito para que verifiquen que el tiempo nos dará la razón. ¡Ave César, los usuarios esquilmados te saludan!
José Antonio Martínez Rojas
Hoy.com.do
Dibujo: Wilson Morfe
http://hoy.com.do/opiniones/2012/8/24/443160/Dovicon-otra-gran-estafa-similar-a-la-de-Codacsa