PRESOS.

PRESOS.
PRESOS. Diezmados por la ineptitud del Régimen. / Vea las más leídas de la semana en la columna lateral derecha de este blog. / DLRD, desde el 1ro. de septiembre de 2005 en la W.W.W.

martes, 28 de marzo de 2017

Te esperaré / Audio


Sé que has de volver
Sé que has de volver, corriendo hacia mis brazos.
Sé que has de volver, por tu equivocación.
Yo te esperaré, después de tu fracaso.
Yo siempre te querré y siempre besaré tus labios como ayer.

Has de volver y has de pedir que te perdone.
Has de volver y yo también perdonaré,
toda tu culpa de mujer, porque es muy grande mi querer;
y yo jamás de nuestro amor me olvidaré.

Has de volver y has de pedir que te perdone.
Has de volver y yo también perdonaré,
toda tu culpa de mujer, porque es muy grande mi querer;
y yo jamás de nuestro amor me olvidaré.

video


Daniel Santos con Mariachi
Compositor: Daniel Santos
Ritmo: Bolero Ranchero
Producción: Canta Boleros con Mariachi
Sello: Seeco - LP - 9319
Año: 1973
Audio con HD quality
Coordinación: Marihal / DLRD

Cazan atracador mientras asaltaba ARS / Vídeo


Asaltaban una ARS
DELINCUENTE ESTÁ VIVO EN EL PAVIMENTO CON UN DISPARO EN LA CABEZA, ES UN RASO ACTIVO DE LA PN
Un atracador resultó con un disparo en la cabeza al tratar de robar a la ARS Unión, el asaltante herido es el raso activo de la Policía Nacional Luis Enrique Reyes Javier, en el vídeo yace en el pavimento, vivo. Según las versiones tres hombres robaron la ARS Unión y cargaron con el dinero de la entidad. Esta información y el vídeo fueron publicados por Somos Pueblo en Facebook hace apenas unos minutos.

    El dinero de la ARS Unión que llevaba el atracador herido.

NOTA DLRD: En el vídeo se aprecia a un oficial de la Policía tomar la pistola y el cargador del atracador Luis Enrique Reyes Javier, raso activo de la PN que estaban a su lado, lo que es una contaminación de la escena, una violación a los procedimientos forenses imperdonable, se supone que un miembro de la uniformada debe conocer que eso es ilegal. Por suerte queda en evidencia esta fílmica.



Somos Pueblo

Ante este vacío, propuestas concretas!


Cuando asesinar es épico
A mis amigos de Masada, Somos Pueblo, Santiago Somos Todos y Fin de la Impunidad, muchachos viejos con sueños vírgenes. Los recojo en un solo abrazo, como se acopian los follajes.

En el mundo occidental ruge un sentimiento antipolítico que ya cuenta con su propio discurso. Esta aversión o desafección no solo nace de un agotamiento de la cultura, la tradición, la comunicación y la representación políticas, sino de una historia de fracasos, negaciones y deudas.

Mientras las sociedades avanzan a su ritmo, los modelos políticos permanecen encallados en prácticas y concepciones obsoletas que pierden pertinencia ideológica, fuerza interpretativa y capacidad de gestión. Se pierde así el puente entre la sociedad y sus representantes, quienes son vistos, por la primera, como sus antagonistas. La degradación ha sido tal que hoy es al pueblo a quien le ha correspondido defenderse de sus “políticos”. En esa dinámica paradójica de la historia, la sociedad postmoderna se mueve de distintas maneras hacia una “despolitización” de la política. Esa es justamente la dogmática política implícita de la rabiosa antipolítica que hoy rueda en las capitales del mundo.

¿Cómo despolitizar a la política? A partir de la experiencia española, norteamericana y en parte la latinoamericana se destacan dos visiones cimeras: una que procura ese efecto a través de la corrección ética de la cultura política para sanear o reencausar su accionar, y la otra que postula el predominio del mercado sin interferencias de la propia política (Iazzetta, 2002). En el primer caso se agita un verdadero fermento de cambios con el desgaste de la vieja partidocracia; en el segundo, se proponen gobiernos tecnócratas con visiones empresariales de fuerte inspiración neoliberal o republicana que conciben la gestión del Estado como un ejercicio neutral absolutamente gerencial y sin un compromiso social relevante.

En una sociedad política “desideologizada” como la nuestra, su despolitización entraña una tarea más constructiva que reformadora: hay que partir de cero, considerando que el quehacer político se ha limitado a una competencia sorda por el poder como medio, fin y razón.

Los partidos perdieron dimensión ideológica y conexión social, deviniendo en simples estructuras electorales ensambladas para llegar al poder o participar en el reparto de sus cuotas. Una vez en el gobierno, su misión se desperdiga entre la explotación personal de los negocios del Estado y la repartición de cargos en la burocracia pública. Mientras en una buena parte de los países latinoamericanos las posiciones públicas se ganan por oposición con base en el talento y la competencia, aquí se compran por apoyos financieros electorales, por militancia, por pactos de negocios o por criterios tan discrecionalmente absurdos como ¡una relación carnal!

Siempre recuerdo una memorable expresión de Hipólito Mejía cuando siendo presidente electo dijo: “a mi gobierno irán solo los que se fajaron”. “Fajarse” significa pegar afiches, “caravanear”, mover traseros, contribuir financieramente con las campañas y todos los rudos oficios que compromete el canibalismo electoral dominicano. Esos son nuestros políticos y esa es nuestra política: activista, callejera y villana. Eso explica el por qué la administración pública está plagada de gente inepta cuya única preocupación y ocupación es escalar socialmente a través del presupuesto público. Lo desconcertante es que la llamada oposición no se ha renovado ni ha propuesto una visión distinta a ese anacrónico paradigma que ha “industrializado” el PLD. Algunas  “nuevas opciones” vienen fundadas sobre un rancio caudillismo nada envidiable al de Balaguer, donde todo se negocia, menos su ego.

La tarea ciudadana se agiganta y adquiere horizontes impensados. Hay que asesinar a ese modelo que se resiste a claudicar. El mismo que ha fomentado la cultura de la “silicona política” que incita a la sensualidad del poder para hacer riqueza, ganar influencias, coronar mediocridades y viciar conciencias. Hay que desarraigar ese fermento antimoral de la política; sí, el que prohíja las mafias empresariales, los pactos de repartos, la corrupción sin castigo, la explotación mercantil del hambre, la enajenación de la hacienda pública y el que usa la política como proyecto de realización personal.  Se trata de un desafío mayor que marchar: es proponer rumbos, exigir espacios, levantar y negociar reformas institucionales de fuerte inspiración popular. Hay que pasar de la emotividad a la racionalidad; de la catarsis, a la reflexión; del músculo, a las neuronas; de la coyuntura, a la permanencia. Hay que dejar legados…

La lucha ciudadana debe marcar distancias, cerrar puertas, fijar fronteras y parar en seco a aquellos que ondean la bandera de la lucha en contra de la corrupción con la única moral de estar en la oposición. No nos equivoquemos: nuestra lucha es en contra del sistema impuesto por esa cultura política disoluta que se anida en el ADN de todos los partidos. En ese espacio no hay buenos ni malos: solo políticos.

Nuestro trabajo es arrancarle cambios al sistema, tales como establecer el referendo revocatorio para los cargos de elección popular y el referendo consultivo para afirmar la democracia participativa; la creación de la Fiscalía General contra la Corrupción y el Crimen Organizado con autonomía presupuestaria, funcional y dotada de un estatuto de elección por oposición; la reestructuración de la Cámara de Cuentas; la creación de un órgano legislativo unicameral; la puesta en vigencia de una ley de partidos abierta y justa; la modificación de la ley electoral; la reestructuración del Consejo Nacional de la Magistratura, por solo citar algunos apremios. Y para desarmar los fanatismos prejuiciosos no hablo de abandonar los reclamos por el fraude Odebrecht; me refiero a darles más perspectiva, alcance y trascendencia a las demandas ciudadanas.

Tampoco se trata de la lucha de los buenos contra los malos. Es de darnos un sistema de orden, legalidad, transparencia y autoridad como es el derecho de una sociedad moderna. Ahora nos ha tocado un régimen desertor de esa misión; mañana será otro. No soy antipolítico ni propongo una antipolítica confesional; creo que la sociedad política, al perder su identidad, abandonó de forma deliberada su rol natural; ante ese vacío, emerge la acción ciudadana, no con propuestas mesiánicas ni retos épicos sino con propuestas concretas.


José Luis Taveras
Letras Libres
Acento

Sip o nop?


Riesgos
Nota: reproducimos este post 11 meses después porque Olga Dipp lo ha solicitado. Desea que le pongan más atención a sus quejas ante los abusos que se cometen contra los más débiles.

¿Arriesgarías quedar fuera de la impresión de tres millones de boletas electorales?


¿Arriesgarías quedar fuera del pastel del mayor anunciante del país y del 81% de toda la propaganda electoral?


¿Arrisegarías tu participación y la de tus eternos socios en el negocio de las plantas a carbón de Punta Catalina?


¿Correrías el riesgo de que te pasen una ley que limite a los empresarios de medios de comunicación a un solo periódico impreso, un solo canal de televisión y a una sola emisora de radio?


¿Te atreverías, si las mismas encuestas que publicas dieran como favorito a la oposición; a defenderla como lo haces con la cleptocracia gobernante?





Olga Dipp / Desde la República Dominicana
Figureo en DLRD
Caricatura: Mercader
Gracias a Mercader por su paciencia para con nosotras
Publicado originalmente el 13 de abril de 2016 a las 7:19 a.m.

lunes, 27 de marzo de 2017

Plantas Punta Catalina: el carbón mata más gente que el Estado Islámico

           Arnold Schwarzenegger.
Exgobernador de California (EE.UU.) así lo asegura
Viena- El actor y exgobernador de California (EEUU) Arnold Schwarzenegger critica que el presidente estadounidense, Donald Trump, quiera impulsar la explotación de carbón cuando ese combustible “mata” a muchas más personas que el grupo terrorista Estado Islámico (EI).

“Solo alguien que vive en la Edad de Piedra” quiere recuperar el carbón como fuente de energía, dijo Schwarzenegger, de 69 años, en unas declaraciones que publica hoy el diario vienés Die Presse.

De visita en Austria, su país de origen, el actor de doble nacionalidad (austríaca y estadounidense) explica que a pesar de ser miembro del Partido Republicano como lo es Trump, no puede apoyar al actual presidente porque considera erróneas las prioridades de su política.

En especial se refirió a la promesa de Trump de recuperar las actividades en minas de carbón cerradas en Estados Unidos, que se enmarca en una política de fomentar los combustibles fósiles, aumentar el gasto militar y reducir el presupuesto para la protección del medio ambiente.

EFE

PepsiCo y Wal-Mart se unen a boicot publicitario vs. YouTube


AT&T, Verizon, Volkswagen y otras compañías retiraron sus anuncios hace unos días
San Francisco. Un boicot publicitario contra YouTube continúa creciendo, una señal de que las grandes compañías dudan de la capacidad de Google para evitar que sus anuncios aparezcan en videos repugnantes.

PepsiCo, Wal-Mart Stores y Starbucks confirmaron el viernes la suspensión de su publicidad en YouTube, después de que The Wall Street Journal encontró que los programas de automatización de Google colocaban sus marcas en cinco videos con contenido racista. AT&T, Verizon, Volkswagen y otras compañías retiraron sus anuncios hace unos días.

Las deserciones siguen a pesar de que Google se disculpó por dañar a las marcas y delineó medidas para asegurarse de que los anuncios no aparezcan en videos reprobables.

No es un problema fácil de arreglar, incluso para una compañía con los talentos intelectuales que Google reunió con el fin de que crearan un motor de búsqueda en el que miles de millones de personas confían para encontrar la información que quieren en cuestión de segundos.

La empresa depende en su mayor parte de programas automatizados para colocar los anuncios en los videos de YouTube, porque el trabajo es demasiado como para que lo hagan los seres humanos. En la actualidad, cada minuto se publican en YouTube aproximadamente 400 horas de video.

Si Google no logra recuperar a sus anunciantes, esto podría resultar en millonarias pérdidas en ingresos por publicidad. Sin embargo, la mayoría de los analistas dudan que el boicot afecte seriamente a Alphabet Inc., dueña de Google.

AP

Aburridas historias




Olga Dipp / DLRD
Figureo en DLRD

Castigo al delito de los poderosos


Delincuencia política Indigna, incita a la violencia, aviva el fuego del descontento
No tienen que enmascararse, tomar un arma, atracar o matar. Tampoco asaltar un banco ni secuestrar a alguien. Y, sin embargo, ¡¡¡roban!!! Ladrones encorbatados, políticos corruptos que desfalcan al Estado, protagonizando una delincuencia de alta rentabilidad y libre de riesgos, enquistada en las mismas entrañas del poder.

¡¡¡Roban!!! Roban millones en un ejercicio político delincuencial bajo el manto de la corrupción impune, mal de males de República Dominicana, interconectado a la perturbadora violencia que ensangrienta al país.

¡¡¡Roban!!! Millones en pesos y en dólares, al amparo de complicidades que crean y consolidan fortunas. Miles de millones desviados de áreas cruciales para el desarrollo, que no aparecen en sus falsas declaraciones juradas de bienes, tantos que en un solo cuatrienio de gobierno superan el monto sustraído a mano armada en asaltos a bancos y financieras, transportistas de valores y otros atracos ocurridos en igual período.

En los poderes del Estado 

La delincuencia política, hurto mayúsculo con perniciosas repercusiones éticas, económicas y sociales, tiene gruesas raíces en los tres poderes del Estado: Ejecutivo, Judicial y Legislativo, ramajes extendidos en alcaldías y juntas municipales, que se entretejen con la delincuencia empresarial y el narcotráfico.

De la corrupción impune, que hizo del ejercicio político un lucrativo negocio, deriva un dinero sucio que corrompe partidos y candidatos, contamina campañas electorales de oscuro financiamiento, sin importar si procede del narco, el contrabando o el lavado de activos.

Esa conducta delictual tiene aliados entre jueces y fiscales, se infiltra en los organismos de seguridad, involucra a oficiales y rasos de la Policía y de las Fuerzas Armadas que protegen mafias de delincuentes o se asocian al tráfico de drogas y al crimen organizado.

Interconexiones. La corrupción y la impunidad corroe la institucionalidad, tienen encadenamientos devastadores que urge romper. Efectos nefastos, desde la pobreza, el déficit de servicios públicos y empleos, hasta la muerte de personas por la crisis hospitalaria.

Ese modelo delictivo incentiva la evasión tributaria, se interconecta a prebendas y privilegios, tiene nexos con el contrabando de medicamentos, mercancías y armas de fuego; el tráfico humano, el crimen financiero y ecológico.

Por el mensaje implícito de que se puede incurrir en corrupción sin sanciones, el enriquecimiento ilícito se convierte en factor desencadenante de violencia, de la incontenible delincuencia y criminalidad que nos agobia, instando a jóvenes y adultos a robar, porque impunemente lo hacen políticos y empresarios poderosos.

Esa delincuencia política, absuelta de Gobierno a Gobierno con el “borrón y cuenta nueva”, se enmarca en lo que la Sociología Criminal denomina delito de los poderosos, en los que “la autoridad que confiere una posición es utilizada con fines delictivos”, como ha ocurrido en los gobiernos reformistas, perredeístas y peledeístas, con escándalos cada vez más resonantes en las administraciones moradas.

Sobornos, sobrevaluación de obras de infraestructuras, comisiones, venta ilegal de terrenos, concesiones onerosas, empresas fantasmas. Malversación de fondos, el gasto dispendioso del patrimonio estatal que profundiza los hoyos financieros, taponados con un creciente endeudamiento, generador de nuevas deudas e impuestos.

Fraudes ocultos que de vez en vez afloran con escándalos indignantes: Oisoe, Bahía de las Aguilas, aviones Tucanos, Los Tres Brazos, Odebrecht, Corde, CEA, pero tras el clamor de justicia, el estruendo se disipa, los acalla el olvido.

Sin embargo, el caso de la empresa brasileña Odebrecht, donde el velo del delito fue rasgado en el exterior, parece despertar la anestesiada conciencia ciudadana, esperanzada en que las pruebas seguirán llegando de ultramar.

Muchos otros escándalos de corrupción siguen impunes, delitos que a funcionarios civiles y militares amontonan riquezas. Asimismo, a políticos convertidos en empresarios que aprovechan sus cargos en el Estado para hacer negocios ilícitos, conexiones empresariales, triangulaciones comerciales y financieras.

Con fines de aprobar leyes, proyectos, contratos, incentivos, buscan alianzas para cambiar reglas del juego en beneficio propio y de empresas de las que reciben sobornos, unos en el Palacio Nacional, otros en la Justicia o el Congreso. Ahí llega el “hombre del maletín”, facilitador de irregularidades enmarcadas en el crimen corporativo.

Erradicar la corrupción impune es impostergable. Combatirla exige desembarazarnos de la actitud permisiva, la tolerancia reforzada por el clientelismo que contamina los diferentes estratos sociales y resquebraja la moral colectiva. Preciso es convencernos de que, indefectiblemente, de persistir ese modelo delictivo, nos devorarán la violencia y la criminalidad.


Minerva Isa
Hoy

Los mentirosos impactan en la vida de quienes le rodean


La vida fantasiosa del mitómano
Cuando un amigo, un vecino, un familiar o cualquier otra persona suele contar historias “increíbles”con frecuencia, como sacadas de un cuento de hadas, puede “sembrar” la duda de: ¿será verdad o mentira? ¿Será un mentiroso o mitómano? Sin embargo, en esta última interrogante existe una gran diferencia.

Mientras que el primero inventa una justificación para protegerse, defenderse u obtener algún beneficio; el mitómano, conocido también como un mentiroso patológico o adicto a las mentiras, tiene un trastorno mental que lo lleva a mentir compulsivamente, creando un mundo de fantasía para obtener atención y admiración bajo ciertos delirios de grandeza, lo que se convierte en un círculo vicioso que lleva a esta persona a no medir sus consecuencias, cuenta la psiquiatra de Centro Vida y Familia, Rosanna Ramírez.

“La persona mitómana se mantiene con altos niveles de angustia por temor constante de ser descubierto por sus mentiras; y fustrado por querer alcanzar la vida imaginaria que ha creado en su propia mente y que hace creer a los demás”.

Estas son conductas que se asocian a otros trastornos psiquiátricos, como son los trastornos de la personalidad, trastornos depresivos, bipolaridad, trastornos de ansiedad y otros desórdenes mentales, explica Ramírez.

Los mitómanos, según la psiquiatra, normalmente mantienen su juicio sobre la realidad, por lo tanto, saben lo que hacen sin admitirlo. Su problema radica en no poder controlar el impulso de mentir.

Por lo general, aunque algunos mitómanos son conscientes de que mienten, no buscan ayuda psicológica, lo que estresa emocionalmente a las personas que están a su alrededor y tienen la intención de ayudar. Para Ramírez conviene enfrentarlos, hacerlos confesar que mienten (situación difícil) y llevarlos a consulta.

Es muy importante abordar esta situación validando a la persona. Esto consiste en hacerles sentir que entienden que su actitud se debe a algo que quizás le genera un malestar que no es capaz de gestionar. No se debe juzgar a la persona afectada, ya que en el momento en que perciba que no se está empatizando se produce un distanciamiento que no permite llegar a convencerlo de la necesidad de acudir a tratamiento.

Causas

Entre las posibles causas que pueden afectar a un mitómano están: baja autoestima, sobre todo porque no se aceptan tal como son, y tienden a crear una realidad paralela mucho más satisfactoria para ellos. Para los especialistas, estas son personas que necesitan atención y mucho afecto. Asimismo, tienen conductas ambivalentes. Adoptan un comportamiento que no se corresponde con la vida que llevan, por ejemplo, personas que simulan una posición social que no tienen. El mitómana lastima a las personas que le rodean, principalmente a sus seres queridos, quienes se sienten defraudados y engañados por sus constantes mentiras.

Tratamiento

Esta condición es de gran preocupación para los familiares de quienes la padecen, lo que obliga en ocasiones al mitómana a buscar ayuda profesional. El tratamiento debe consistir, en primer lugar, en hacerle entender que sus mentiras tienen un impacto negativo en su vida.

Normalmente, la mentira se acompaña de un impulso inmediato, del cual el mitómano no tiene control, por lo que las terapias están encaminadas al autocontrol y el manejo de estas emociones. Además, es de suma importancia trabajar las carencias emocionales que se presentan en forma de baja autoestima en el paciente. En algunos casos será necesario la medicación para manejar la ansiedad y los impulsos incontrolables de mentir.

Ramírez indica que en el momento en que los familiares identifiquen este perfil en un pariente deben ser confrontativos, para de esta forma cerrarle el paso al mitómano y evitar que se magnifique el problema.

Patología

Una persona diagnosticada con mitomanía no reconoce que padece una enfermedad mental.

Tratamiento

El tratamiento psiquiátrico que requieren los mitómanos consiste, principalmente, en hacerles entender que sus mentiras tienen un impacto negativo en su vida y también afecta a quienes les rodean.


elCaribe

Voy a donde sé que me corresponde ir y no cobro para ir a parte alguna


Canción azul para La Marcha Verde
Hay quién pregunta que quién es que financia las marchas verdes. Les respondo, no en nombre mío, que no soy quién para responder nada, sino tomando una libertad que nadie me ha dado y en nombre y resumiendo los sentimientos y las repuestas de todos/as los que participan en esas marchas: Esto lo financio Yo.

Voy a las marchas con mis dientes, con mis uñas, con mis ojos, con mi sexo, con mis extremidades, con mis intestinos, con mi cabeza, con mi corazón, con mi conciencia, con mis temores y, sobre todo, con mis certidumbres.

Voy con mis sentimientos, con mi historia, con mis afectos, con mis deberes, con mis responsabilidades ideológicas, con mis reflexiones políticas, con mis deudas afectivas. Voy con mi alma.

Voy a las marchas con los zapatos que he comprado por mi cuenta, si los tengo; no con los cogidos, ni con los regalados con los bienes públicos: pero si alguna vez carezco de ellos, de todas formas, iré descalzo…Cuando falten los zapatos, me sobrarán los pies y bajo ellos, estará mi tierra, mi patria, mi continente, mi planeta, mi galaxia, mi universo…

No necesito que ningún político ladrón me regale potes de romo, ni me recrea un disco light para sicópatas, que paga el erario, ni ver culos de mujeres (tampoco de hombres) alquilados como cosas que ni siquiera he elegido; ni que me prometan botellas, ni que me alquilen como bocina.

Me moriría, si en alguna ocasión se probara mi pertenencia a cualquier podrida lista de parásitos, barrilitos, nominillas, encomendados para defender negocios e intereses ajenos al legítimo bien público, que no siempre tiene que ser popular…

No quiero que sean dádivas mi medicina, mi ropa, mi comida, mi escuela, mi desarrollo, mi supervivencia.

No moldeo, ni doblego, mi pensamiento, mi razón, mi creatividad, mi sentido de bondad, decencia y justicia, a la sumisión o docilidad a un único partido, dirigido por una insaciable pandilla de ladrones, sin ley y sin frenos.

Quiero leyes equitativas, institucionalidad, razón, bondad, justicia, transparencia, equidad.

No, yo no necesito que gente anguriosa y obtusa como Leonel Fernández, me diga para dónde tengo que ir.

No me inspira, ni  me representa, ni me convence, un insignificante mediocre, ignorante y enfangado, como Danilo.

Detesto a las alcancías y a los testaferros y desprecio la melcochosa incondicionalidad de los asalariados acríticos y sin más oficio que el aplauso a lo establecido o, peor aún, la agresión y el acoso hacia quienes no se han integrado a su sórdido corifeísmo

No quiero -ni necesito- que un Félix Bautista me pague ningún pasaje a parte alguna. Yo no soy Quirino. No anhelo las maletas de cuartos, ni las manutenciones que los Félix Bautista les llevan como parte de los mensajes a los Quirinos. O a los Del Tiempo. Ni las migajas para los menesterosos mantenidos como clientes de quinta, ni las de  los alquilados para los bandereos de campañas electorales, ni las raciones repartidas como bocinas perpetuas.

A mí no me paga la Odebrecht  -ni ninguna de sus equivalencias- la participación en una manifestación pública. No he acordado con esa multinacional, ni con cualquier otra, que financie campaña alguna como soborno, a cambio de concesiones sobrevaluadas.

Voy a donde sé que me corresponde ir. Y no cobro para ir a parte alguna. Me muevo gratis a donde me parece. Y no ruego por favores. Exijo derechos.


Sara Pérez
Diario de la Ciguapa
Acento

El Gobierno tiene que entender el mensaje


Santiago se viste de verde
La clase media de Santiago y el Cibao envió un mensaje contundente ayer con la marcha que recorrió la calle Del Sol y que acogió a miles de personas.

Ahora toca al Gobierno y al partido en el poder acoger el mensaje.

En realidad, el país entero está indignado aunque solo proteste un sector social, el más golpeado por las actitudes del gobierno y por los males sociales.

Es inaceptable la pasividad de las autoridades frente al crimen y que presten oídos sordos a la corrupción en ésta y en pasadas administraciones, así como es insostenible un estado de cosas fundamentado en aumentarle los impuestos y las trabas burocráticas a un solo sector de la sociedad.

Es incomprensible la desidia de las autoridades con la depredación de los bosques que protegen nuestros ríos, como parte del conjunto de temas que preocupan seriamente a los grupos más pensantes de la sociedad.

La clase media está muy preocupada por el país que dejará a sus hijos y si es que estos podrán vivirlo con la ola de delincuencia que nos arropa.

El Gobierno tiene que entender el mensaje.

Diario Libre

domingo, 26 de marzo de 2017

Síndrome #CIBAOMARCHA






DLRD

Santiago se puso Verde


Contra la corrupción y la impunidad
LO QUE SOLICITA EL PUEBLO
• “La suspensión inmediata de las operaciones de la firma internacional Odebrecht y la aplicación de las medidas cautelares correspondientes sobre sus bienes, inversiones y cuentas”.

• “Un informe auditado de los pagos, contribuciones y aportes realizados por la firma internacional Odebrecht y sus socias locales a favor de las campañas electorales del presidente Danilo Medina para los periodos electorales 2012 y 2016, y que sea presentado a la nación en un plazo de tres semanas a partir de este requerimiento ciudadano”.

• “La contratación de firmas internacionales de alta calificación para auditar los costos de todas las obras ejecutadas por ese cartel mafioso para determinar los montos de las sobrevaluaciones y exigir el pago mediante apremio judicial”.

• “La instalación de un observatorio que actúe con total independencia en las investigaciones, acusaciones y defensa del Estado en los procesos judiciales vinculados al caso Odebrecht”.

• “La creación de las fiscalía especial contra la corrupción y el crimen organizado, con autonomía funcional y presupuestaria para asegurar la persecución de los delitos de corrupción (administrativa y privada) y crimen organizado, con integrantes escogidos de manera transparente, sin la intervención del Poder Ejecutivo”.
























DLRD
Fotos:
Somos Pueblo
Z-101 Digital
Diario Libre
Acento
Hoy
El Nacional
El Día
Listín Diario

sábado, 25 de marzo de 2017

Cuatro mil pesitos de garantía a funcionario que portaba metralleta 'Uzi'

    Amaury Michel Núñez.

Pana full y compañero de trabajo del honorable alcalde Abel Martínez Durán
SANTIAGO. Un juez de la Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente de este distrito judicial, impuso una garantía económica de RD$4 mil, presentación periódica e impedimento de salida del país contra el director de Medio Ambiente del Ayuntamiento de esta ciudad, a quien le incautaron una metralleta Uzi el pasado jueves.

La medida fue impuesta contra Amaury Michael Núñez (Michael García), apresado el pasado jueves con la referida arma de fuego, con su cargador y varias cápsulas.

La detención del funcionario municipal se produjo tras un incidente entre comerciantes del mercado de pulgas de aquí y policías municipales.

En ese hecho resultó herido de bala Carlos José Puntier González, quien presuntamente habría sido herido por agentes de la policía municipal tras negarse a recoger del suelo una lata que supuestamente había lanzado, y por tal razón, un agente municipal le propinó un disparo en una pierna.

Amaury Michael Núñez se ha visto envuelto en varios incidentes. En agosto del 2016, el regidor del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), Tomás Belliard hijo, denunció que el funcionario municipal penetró armado a las oficinas del presidente de la Sala Capitular y lo agredió y amenazó.

Asimismo, el periodista Máximo Laureano, corresponsal del periódico digital Acento.com.do, en esta ciudad, denunció que ese funcionario lo atropelló y detuvo de manera violenta alegadamente para impedir que él realizara un trabajo periodístico en el mercado de pulgas, el mismo lugar donde se escenificó el incidente del pasado jueves.


Edward Fernández
Diario Libre

El millón de firmas se alcanzará en Santiago


Santiago verde por el millón de firmas
Santiago despertó, y no se dormirá.  La población se jartó del latrocinio, la corrupción, y de que funcionarios, legisladores y jueces morados sigan haciendo estragos.

Es imposible ocultar la violencia y la criminalidad multiplicadas, mientras en menos de un relámpago el Palacio cuenta cuentos y publicita opciones fallidas para burlarse de la opinión pública.

Reitero que la alta proporción de funcionarios corruptos del PLD supera por mucho a la suma de funcionarios del Partido Dominicano, del Partido Reformista y del PRD viejo.

El mandato morado no puede mostrar que su porcentaje de funcionarios corrompidos anda por debajo en bellaquerías, despojo  y rapacidad que el total de los funcionarios trujillistas, balagueristas y perredeístas de viejo corte.

Ante el clamor contra la impunidad, el gobierno provoca a una población que soporta con ejemplar civismo.

Mañana domingo quedará demostrado que Santiago es Santiago, partiendo de la avenida Hermanas Mirabal, hasta el Monumento. Se acentuará la esperanza verde en el Libro del millón de firmas.

Un millón de firmas, mínimo, entraña la gran conquista del presente histórico dominicano.

Mínimo, un millón de firmas desde toda República Dominicana es la respuesta más contundente y democrática a la ignominia morada.

 Solo esa cantidad de firmas guarda proporción numérica con la población que se moviliza para exigir cárcel para los corruptos.

No hay prisa si marchamos mientras las rúbricas sobrepasan el millón en el libro verde.

Un Santiago escenario de una movilización multitudinaria ha de sumarse a la trayectoria épica del pueblo de Luperón, Manolo y Caamaño.

“Santiago somos todos”. Se desborda la mera consigna y asumimos el compromiso de una ciudadanía consciente de que marchamos unidos por el punto a la impunidad.

 Mientras la población haga suya la actitud de continuar avanzando emergerán los rostros del liderazgo joven que ha de tomar en su momento las riendas del proceso.

 Mientras tanto, debemos asumir que un millón de firmas se alcanzará si cada firmante logra otra rúbrica sumada a la suya, y continuamos siempre atentos a que cada libro pase a manos seguras, y así sucesivamente.


Raúl Pérez Peña (Bacho)
PANCARTA
Listín Diario

viernes, 24 de marzo de 2017

Esperan con ansias informe Comisión Punta Catalina


Punta Catalina
La comisión designada por el Poder Ejecutivo para rendir un informe sobre el proceso de contratación y construcción de la planta de Punta Catalina ha afirmado que se siente presionada por los medios de comunicación. En una democracia, no podían esperar otra cosa. Pero la prensa no ha juzgado su informe, como dejaron dicho en una rueda de prensa reciente. Además, no se puede juzgar algo que no existe. Lo que se ha cuestionado es la idoneidad de algunos de los miembros de la comisión con evidentes conflictos de intereses y eso no lo puede negar la comisión. También se ha cuestionado la contratación de una firma ligada al sujeto investigado y eso tampoco lo puede negar la comisión. Es que en el campo de la confianza pública, no solo se debe ser serio, sino tambien aparentarlo, y eso es lo que se le exige a la comisión. Esperamos con ansias el informe que confiamos sea imparcial, exhaustivo y técnicamente impecable, para emitir nuestros juicios.


Editorial Diario Libre
Diario Libre

Y el señor haciendo "visitas sorpresa"


Vejados, mareados y humillados
Los combustibles aumentan de precio en RD mientras en los mercados internacionales baja el costo del barril de petróleo.
Y el señor haciendo "visitas sorpresa".
Los responsables en el Senado y en la Cámara de Diputados de aprobar los 17 préstamos de Odebrecht llaman a someter a los que recibieron sobornos de de esta, como si esos "honorables" no fueran cómplices por comisión o por omisión; de esa mafia corrupta.
Y el señor haciendo "visitas sorpresa".
No hay empleos en ninguna de las provincia del país.
Y el señor haciendo "visitas sorpresa".
A los privilegiados que tienen un empleo les pagan salarios de miseria y los empresarios dando vueltas y vueltas para no pagar.
Y el señor haciendo "visitas sorpresa".
Dos sueldos en un hogar común no alcanzan para cubrir la canasta familiar.
Y el señor haciendo "visitas sorpresa".
Préstamos internacionales van, préstamos internos vienen.
Y el señor haciendo "visitas sorpresa".
Los hospitales no dan servicios por falta de medicamentos.
Y el señor haciendo "visitas sorpresa".
La Seguridad Social es un negocio de los grupos financieros y los afiliados se mantienen desamparados.
Y el señor haciendo "visitas sorpresa".
Empresarios fulleros amenazan la salud pública con el vertedero de Duquesa.
Y el señor haciendo "visitas sorpresa".
El pueblo está siendo masacrado por los corruptos y por la delincuencia.
Y el señor haciendo "visitas sorpresa".
La Policía Nacional ha sido catalogada como una de las peores de la región.
Y el señor haciendo "visitas sorpresa".
La gente pregunta por la deuda de los dueños de zona franca que no pagan los préstamos a Banreservas y el Ministerio de Hacienda.
Y el señor haciendo "visitas sorpresa".
El pueblo pregunta por el dinero y los ladrones del caso Embraer-Tucano.
Y el señor haciendo "visitas sorpresa".
La sociedad indaga qué harán con los corruptos de OISOE, hospital Darío Contreras y demás vagabunderías en esa dependencia...
Y el señor haciendo "visitas sorpresa".
Se solicita conocimiento de las penalidades impuestas a los depredadores de CORDE y el CEA.
Y el señor haciendo "visitas sorpresa".
Llueven las denuncia de que las plantas de Punta Catalina están sobrevaluadas, de que son contaminantes y de que las leyes vigentes prohíben hacer negocios con empresas corruptas.
Y el señor haciendo "visitas sorpresa".
Y el señor haciendo "visitas sorpresa".
Y el señor haciendo "visitas sorpresa".




Y el señor haciendo "visitas sorpresa".



Juan Santos / DLRD
Portadas: El Nacional / El Día

jueves, 23 de marzo de 2017

Ya nadie cree en ellos




Will
Rosca Izquierda
Diario Libre

Optimistas y pesimistas están en el mismo bando


El silencio del PLD
El ciudadano que cree que aquí no va a pasar nada es un pesimista. El político que piensa que aquí no va a pasar nada es un optimista.

En realidad... que no pasara nada es lo más grave que puede pasar, así que optimistas y pesimistas están en el mismo bando. No es un juego de palabras; es más o menos el punto donde se encuentra la sociedad dominicana ante el caso Odebrecht.

Odebrecht no mancha solo a un partido. Desnuda un sistema político, descubre ante el ciudadano todas las vergüenzas de una democracia defectuosa. Eso incluye la apatía o connivencia de los votantes. Con Odebrecht se sientan en el banquillo el poder ejecutivo, el legislativo y el judicial. La democracia de funditas y acuerdos político empresariales reventó. No da más de sí, mucho ha durado. Los empresarios/políticos que jugaban con ventaja, también. Todos los poderes bajo la lupa.

El PLD como partido -no como Gobierno- debería haber respondido ya de manera oficial a las revelaciones y/o declaraciones de Minou, Felucho, Euclides Sánchez... En este caso el silencio no parece prudencia sino desconcierto. ¿Sus bases no lo piden? La única vía de salida que tiene un partido cuestionado por corrupción es condenar a los corruptos. ¿Cuál otra? Si el Estado aceptó 192 millones como multa por los sobornos es que acepta que ocurrieron. El sobreprecio viene por añadidura.

La pregunta es si el PLD tiene la voluntad de regenerarse o no se ve con fuerzas para limpiar la casa. Porque puede superar la tormenta Odebrecht si está dispuesto a pagar el precio. Lo que no superará es una salida en falso.

Lo que está en juego no es Punta Catalina, ni siquiera el PLD. Está en juego todo el sistema.

Inés Aizpún
IAizpun[@]diariolibre.com
AM
Diario Libre
Arte: Wilson Morfe

La corrupción no es una maldad de origen


La inflación moral del país (2)
Me sigo asombrando de que no quede hacia dentro del PLD una pizca de la dignidad que Juan Bosch suponía debía tener un partido, y que la corrupción de ese conglomerado sea parte de la inflación moral en que vivimos. Cuando hablamos de corrupción denominamos una práctica que se ha perpetuado en la política dominicana conformando un sistema, y cuya acumulación originaria de capital tiene como fuente el erario. Se ha repetido tanto en la historia dominicana, que el imaginario popular la ha fijado como algo “natural”, como una esencia de la dominicanidad; siendo, como es, un orden histórico particular de la práctica política que la legitima en el manejo del poder. La corrupción no es una maldad de origen, sino un vastísimo sistema circulatorio, una enorme palanca de movilidad social, ante cuyo funcionamiento el poder es como el susurro de las escamas del réptil. Fue el fenómeno de la corrupción el que transformó súbitamente toda la naturaleza  de la clase media pequeño burguesa con la se organizó el PLD, abriéndose con la movilidad social unos apetitos cuya ausencia de límites ha borrado cualquier escrúpulo ético. Todo lo que ocurre ahora, con el nivel que ha alcanzado el sistema de la corrupción en el país, pudimos haberlo advertido leyendo correctamente las escaramuzas sobre las cuales se ha organizado la impunidad absoluta con la que se actúa.

Quiero recordar aquél espectáculo degradante que la Cámara de Diputados protagonizó con la supresión del párrafo III del artículo 85 del código procesal penal, entre los años 2013 y 2014 . Ese párrafo era crucial para solidificar el sistema de impunidad que el PLD ha erigido, porque castraba la posibilidad de la querella del ciudadano, esa facultad de denunciar los actos de corrupción que atañen a toda conciencia de ciudadanía. La prensa de entonces reseñó las diligencias de Víctor Díaz Rúa para que el Poder Legislativo desarticulara ése artículo, y más que validar ahora las razones que él tenía para que esto se realizara; lo que se desplegaba era el manto de impunidad más tupido de toda la larga historia de la corrupción. El grado más elevado de la concepción patrimonial del Estado. El nivel de la corrupción  abiertamente proclamado sin ningún sonrojo. El Estado como botín, el despojo de la riqueza social cual si el partido gobernante tuviera derechos extraordinarios de apropiación de los fondos de la nación, sin un régimen de consecuencia.

Si ahora vemos a Felucho Jiménez proclamar que  el Comité Político del PLD sabía de las sobrevaluaciones en las obras  de ODEBRECHT; y que Reinaldo Pared, el secretario general del partido, le responde que lo que se discutió fue “el desvío del trazado de una carretera” en la cual Felucho  Jiménez tenía intereses; lo que descubrimos es que en el Comité Político se discuten problemas financieros que son exclusividad del Estado; porque el PLD ha perdido el carácter político, y se ha convertido en una corporación económica. La hipercorrupción es lo característico de la etapa actual de los gobiernos peledeístas, y es diferente de esas formas sistémicas que registra la historia, no solo por elevado nivel de acumulación de capital que maneja, sino porque requiere garantías de impunidad absoluta, y falsificación de todo el régimen de consecuencias que deberían prever las leyes.

Para la hipercorrupción el Estado es oxígeno indispensable, la fuente de  toda acumulación patrimonial. Es por ello que Felucho y Reinaldo Pared discuten, y es por ello que, pese al dominio absoluto del sistema judicial, el párrafo III del artículo 85 del código procesal penal era un incordio para el predominio de la impunidad. Felucho y Reinaldo Pared son la misma cosa, son la misma barbaridad de una práctica política autoritaria y corrupta, y la misma vocación de eternidad que no respeta las leyes. Un sacerdote rabioso, gran amigo con el que discuto temas políticos, entre perdigones de saliva me dijo bajito: “Andrés, no seas pendejo, esos tígueres están curtidos, y aman el dinero”. Y yo sentí que ese era el mismísimo significado de nuestra existencia, de nuestra frustración. Ante un país que tiene secuestrada todas las instituciones formales de la democracia, y una dictadura real junto a una inflación moral que dificulta respirar aires de dignidad, dos “jorocones” del partido de gobierno debaten públicamente “asuntos económicos”, y no pasa nada. ¡Oh, país!


Andrés Luciano Mateo
Hoy