Año de la Primavera Dominicana.

Año de la Primavera Dominicana.
2017 Podría ser el Año de la Primavera Dominicana. / Lea en la columna lateral derecha las más leídas de la semana. / DLRD, desde el 1ro. de septiembre de 2005 en la W.W.W.

miércoles, 18 de enero de 2017

Yo sí voy a la marcha!


En apoyo a la marcha
Para este domingo, 22 de enero, se ha convocado  a las 10 de la mañana, en la  27 de Febrero con Máximo Gómez, en Santo Domingo (y en Broadway con 170 en Nueva York) una marcha contra la impunidad y la corrupción, que debe ser apoyada por todos los que creemos que tenemos la obligación de elevar, aunque sea un poco, nuestras expectativas con relación al desempeño del gobierno y de exigir de éste una administración con un mínimo de pulcritud y competencia.

Lo cierto es que las autoridades gubernamentales se han desbocado de tal forma, robando a dos manos, que es de temer que tengan varios records mundiales de sobrevaluaciones, desfalcos y estafas a cielo abierto, salarios exhorbitantes, hoyos fiscales, gastos irracionales, injustificados y sin respaldo, privilegios inauditos, depredaciones en las recaudaciones fiscales y negligencias estruendosas.

El gobierno dominicano simplemente tocó fondo en cuanto a lo flagrante de su corrupción, cuando la Odebrecht confesó haber pagado sobornos a cambio de la concesión de obras y el asunto no tiene, hasta el momento, ni una investigación fidedigna, ni un simulacro de auténtico interés, ni siquiera a los niveles más primarios.

La desmomificación de Agripino Nuñez, la cúspide del macuterismo nacional, para insuflarle vida, poniéndolo al frente en una nueva cruzada para solapar el latrocinio, puede servir para cualquier cosa (después de que le paguen espléndidamente por sus ajetreos) menos para darle credibilidad al enfangado gobierno.

Y es que se les ha ido la mano. Lo de las sobrevaluaciones de las obras realmente es para competir en olimpíadas. Un kilómetro de carretera en Alemania cuesta 116 mil dólares y ese es el precio promedio para todos los países europeos, con administraciones públicas más o menos saneadas. En lugares como España, donde la administración pública deja mucho que desear, la construcción de una carretera en la que el kilómetro costó el doble de los que cuesta en Alemania, generó escándalo y disgusto. En América Latina, donde la corrupción en la administración pública es el pan nuestro de cada día, y se vive distribuyendo coimas y falseando precios, las carreteras suelen costar siete veces lo que cuestan en Europa.

En República Dominicana, cada kilómetro de la carretera del Coral costó más de 5 millones de dólares, con lo que los dominicanos pagamos por esa obra más de 40 veces lo que realmente costó.

Aparte de la cuestionable licitación y de la imprudencia y de los inconvenientes medioambientales, desechados con exceso de prisa, las plantas a carbón de Punta Catalina, se desarrollan dentro del mismo molde y la sobrevaluación denunciada asciende a la exhorbitante suma 1,040 millones de dólares.

El costo del Metro daba para construir varias docenas de pirámides egipcias. Y de hecho, de ahí sacaron -de ñapa- una pirámide privada a la que llaman “El Metrico”. En la compra de los inútiles Tucano se robaron 87 millones de dólares con la sobrevaluación del precio.

El por ciento de la Educación, por el que tanto luchó la parte pensante de la población dominicana, se lo han tragado las propias autoridades son las sobrevaluaciones de los terrenos y de las construcciones.

Y es absolutamente todo que lo hacen así, mientras el país chapotea en sus miserias, en su inseguridad, en su falta de perspectivas por la precariedad educativa, el desmantelamiento institucional, la falta de un desarrollo potable y el retroceso político, con la elefantiasis ficticia y clientelar de un partido único al frente del gobierno.

Tolerarlo todo, con docilidad e indiferencia no es una opción. Anhelo un país distinto, donde se pueda vivir con algún margen razonable de seguridad, bienestar y justicia, así es que yo sí voy a la marcha, en contra de la corrupción y en repudio a la impunidad.



Sara Pérez
Acento

Odebrecht representa un enorme reto para el país, para la ciudadanía, para el Gobierno, para el Ministerio Público, para la Justicia...


Odebrecht y la justicia dominicana
Ya la justicia norteamericana llegó a la conclusión de que Odebrecht sobornó a funcionarios dominicanos para obtener obras y esta conclusión fue confirmada por la confesión de la propia empresa brasileña, por lo que ahora le toca el turno a la justicia dominicana y prima en el ambiente el escepticismo y la indignación.

El inicio de la investigación comenzó retrasado, pues el rumor público, nacional e internacional, hace largo tiempo que difundía la corrupción generada por Odebrecht en varios países, incluyendo la República Dominicana. Fue necesario aguardar que las investigaciones en Estados Unidos produjeran resultados concretos, como fue el documento de acusación presentando por los fiscales norteamericanos en diciembre pasado, para que entonces se iniciara la investigación en la mayoría de los once países donde la justicia norteamericana reveló que la empresa había sobornado a funcionarios públicos.

Desde entonces la mayoría de los países afectados por los sobornos confesos de Odebrecht (Angola, Argentina, Brasil, Colombia, Ecuador, Guatemala, México, Mozambique, Panamá, Perú, Venezuela y República Dominicana), han iniciado investigaciones, a sabiendas de que no podían hacer otra cosa dada la magnitud del escándalo.

El Procurador General de la República citó a Odebrecht en diciembre. Como el principal ejecutivo local de esta empresa estaba fuera del país hasta principios de enero, se fijó la cita para el martes 10 de enero. Se corría el riesgo de que la empresa aprovechara el tiempo para borrar de sus archivos locales, físicos y digitales, toda evidencia relacionadas a los sobornos ya confesados.

La entrevista se llevó a cabo a puertas cerradas, como debe ser, y el resultado fue la ratificación de que en nuestro país hubo soborno por un monto de al menos 92 millones de dólares, que fueron entregados al empresario dominicano Ángel Rondón. El documento de la justicia norteamericana dice con respecto al caso dominicano: “… ODEBRECHT pagó sobornos a un intermediario encargado de interactuar con el gobierno, bajo el entendido de que el intermediario pasaría los fondos, en parte, a funcionarios del gobierno…”. La Procuraduría otorgó un plazo de tres días a la empresa para que entregara la evidencia que tuviera al respecto e identificara a los funcionarios públicos sobornados. Este lunes, la empresa entregó los documentos que ahora la Procuraduría estudia.

De inmediato se citó al señor Ángel Rondón para el día siguiente, miércoles 11 de enero, pero al ser divulgado a través de los medios el nombre de la persona que había distribuido los sobornos, se le dio tiempo para que pudiera disponer de cualquier evidencia a su conveniencia.

Es importante resaltar que aquellos comunicadores identificados con el gobierno salieron en su mayoría a defender al señor Rondón, de una manera a veces agresiva, incluso insultando al Procurador General de la República, lo que es un hecho bastante elocuente.

Le tocó el turno para ser interrogado al señor Angel Rondón, que compareció junto a sus abogados José Antonio Columna y Tony Delgado, y presentó su tesis (o coartada) de que efectivamente recibió los 92 millones de dólares (o una suma similar), pero por concepto de comisión en su calidad de Representante Comercial de Odebrecht en el país.

El caso es tan malo que no pudieron presentar otro argumento más creíble. La Procuraduría le pidió que presentara las pruebas del contrato, el recibo de los fondos, pero sobre todo el destino de los mismos, pues ese dinero debió entrar en cuentas bancarias personales o de compañías bajo control del señor Rondón, y debe permanecer allí o haber sido transferido de cualquier forma a un destino cierto que debe ser demostrado.

La Procuraduría deberá solicitar, por los canales correspondientes, las evidencias de que el señor Rondón, o la compañía suya que haya hecho las operaciones, declaró cada año los ingresos recibidos de Odebrecht por este concepto, que pagó el ITBIS y el impuesto sobre la renta correspondiente y que posee toda la documentación contable que sustenta su afirmación. El señor Rondón confronta aquí el mismo problema que tuvo Félix Bautista, cuya situación fiscal difería radicalmente de sus proyectos inmobiliarios multimillonarios, pero recordemos también que por una situación similar cayó preso Al Capone. Y es que sea a título personal o a través de la compañía que firmó el contrato con Odebrecht, esos pagos por “comisiones” debieron ser declarados anualmente a la DGII para los fines de pago de los impuestos correspondientes.

El señor Rondón ha tenido tiempo de organizarse para resistir un allanamiento sin mayores consecuencias, pero tiene un problema mayor que resolver: podrá demostrar que el dinero entró en sus cuentas, pero no hacia dónde fue dirigido, excepto que un incendio haya devorado los documentos relacionados con tales transferencias. Y aquí está la fortaleza de las autoridades que dirigen la investigación: deberán requerir la colaboración de la Superintendencia de Bancos para indagar el movimiento de esos fondos en la banca nacional, pero además, a través del órgano supervisor, solicitar colaboración de los órganos de los países donde estén radicados los banco a dónde fueron a parar los fondos en cuestión.

Ya las autoridades norteamericanas siguieron este camino y obtuvieron, por ejemplo, la colaboración del órgano supervisor bancario de Antigua, donde estaba radicado el banco comprado por Odebrecht para recibir y transferir los fondos de los sobornos (¡Pues hasta un banco compró!). La empresa brasileña trató de evitar que se entregara la información y ofreció 4 millones de dólares en sobornos a las autoridades de Antigua, pero ya el escándalo era demasiado grande y no pudieron evitar que esa información fuera a parar a manos de los fiscales norteamericanos.

La ley dominicana permite al Estado recuperar el duplo de los valores utilizados para el soborno, que serían 184 millones de dólares. También se le podría reclamar que devuelva los beneficios obtenidos por los contratos corruptos, suma que asciende a 166 millones de dólares y además deberían revisarse los aumentos en los montos de las obras, que con toda seguridad comportan una seria sobrevaloración, todo lo cual sobrepasaría con creces los 400 millones de dólares.

Ninguno de los 17 contratos obtenidos por Odebrecht en el país desde el 2001 está exento de sospecha y existe la posibilidad de que todos o por lo menos una buena parte de ellos haya sido obtenidos a través de este esquema de corrupción, que se encuentra bastante generalizado en nuestro país y no es exclusivo de la empresa brasileña.

Este caso representa un enorme reto para el país, para la ciudadanía, para el gobierno, para el ministerio público, para la justicia. El Procurador General de la República está actuando y generando expectativas y debe estar consciente de que no puede defraudar a la ciudadanía que sigue con mucho interés este caso.  Ha sido, es y será un caso que seguirá vivo a pesar de los esfuerzos que se hagan por enterrarlo, pues seguirán llegando noticias de fuera que obligarán a tenerlo presente.



Francisco Álvarez Valdez
Acento

Grave responsabilidad por delante para la Procuradoría


Odebrecht: reto de confiabilidad
La administración del Presidente Danilo Medina está ante su prueba de confiabilidad más difícil de evadir. La ristra de corruptela colgada al nombre Odebrecht ha salpicado a países como Colombia, Perú y Estados Unidos, cuyos gobiernos han abierto procesos y dado algunas respuestas objetivas. No le sentaría bien al país, y sobre todo al actual Gobierno, que el caso Odebrecht no pase de escarceos que no lleguen a ningún lado.

Por otra parte, tampoco sería prudente que este expediente en particular se politizara y se transformara en una cacería de brujas que evada la responsabilidad de encontrar a los verdaderos culpables de aceptar sobornos y amañar licitaciones para favorecer a determinados intereses. La Justicia de este país con frecuencia ha evitado encontrar culpables a pesar de que en muchos casos los ha habido, y la sociedad ha quedado frustrada por la impunidad resultante de esa falta de responsabilidad.

El procurador Jean Alain Rodríguez tiene una grave responsabilidad por delante. Debe hacer una disección fina y precisa del cúmulo de contratos y otros documentos de los que ha sido apoderado, valorar evidencias, indicios, sospechas y sacar conclusiones. El reto es que ya otros países han actuado y recuperado parte del dinero perdido. Hay que llegar a conclusiones creíbles y que funcionen las consecuencias.


Editorial Hoy
Hoy

El gobierno de Danilo Medina está enlodado hasta el cuello con Odebrecht / Vídeo

     Guillermo Moreno, ex Procurador |General de la República.

Todo está siendo programado para no enjuiciar a los corruptos
Vea en este vídeo las graves imputaciones que Guillermo Moreno endilga a Danilo Medina y su gobierno en los sobornos de Odebrecht y la sobre valuación de las plantas a carbón de Punta Catalina.

Gracias a Cachicha por permitirnos el enlace.

video

Permitirá el PLD que en nuestro país sepamos quiénes fueron los corruptos y lograremos la devolución de la plata?


ODEBRECHT
Con relación al escándalo de corrupción vinculado a la Odebrecht, el gobierno dominicano ha adoptado una actitud que podríamos catalogar como ligera, si consideramos los montos envueltos y las muy diferentes posiciones tomadas por otros gobiernos también afectados por el delito.

Lo primero que hay que advertir es que el robo no es por US$92 millones, sino por US$257 millones. La primera cifra es el dinero que le tocó a los funcionarios públicos e intermediarios, pero US$165 millones es el monto sobrevaluado que le tocó a Odebrecht gracias a esos sobornos. En ambos casos cobró demás y las dos partidas las pagó el Estado dominicano.

Lo segundo es que, al igual como han hecho otros países afectados, Ecuador, Perú y Panamá, la empresa brasileña debe ser colocada en una lista de compañías que no pueden licitar en el país, mientras no haya resarcido al Estado.

Lo tercero es que, de inmediato, se deben revisar los dos contratos bajo los cuales todavía opera en el país: el de Punta Catalina y el de la carretera Miches-Sabana de la Mar. En estos dos casos habría tiempo para indagar si hubo sobrevaluación y/o pago de comisiones y dejar de pagarlas. El decreto del Presidente Medina del martes pasado está bien intencionado, pero esa comisión requiere de un equipo técnico, incluyendo firmas extranjeras, para poder realizar una auditoría forense.

Lo cuarto es que, al igual que en Argentina, nuestro gobierno debe pedir al Departamento de Justicia de Estados Unidos detalles sobre los pagos. También al gobierno de Brasil. Ya una cubano-americana, miembro de la Cámara de Diputados de Estados Unidos, pidió al Departamento de Justicia de su país los nombres de los que recibieron sobornos en el caso de Perú. Bien podría el novato Adriano Espaillat, nuevo miembro de la Cámara de Representantes y de origen dominicano, solicitar lo mismo para el caso de nuestro país.

Lo quinto es tomar nota que ya la fiscalía peruana llegó a un acuerdo extrajudicial con Odebrecht de carácter preliminar, bajo el cual esa empresa se compromete a entregar toda la información y, además, a pagar cerca de US$9 millones como adelanto por la devolución de las ganancias obtenidas ilícitamente. La Procuraduría dominicana está lejos de llegar a un acuerdo parecido.

Lo sexto es que dado el monto del fraude, unos US$257 millones, que debe de compararse con nuestros presupuestos de salud y educación, el Presidente Medina debe de pronunciarse, tal y como ya lo hicieron los presidentes de Panamá y de Perú. Kuczyinski estableció la muerte civil para los corruptos, tal y como lo hizo Juan Bosch en su Constitución de 1963. El Procurador General peruano dijo: “Las ganancias ilegales que obtuvo la empresa deben de ser retornados al Estado peruano”, refiriéndose tanto a los sobornos, como a las sobrevaluaciones, US$29 millones y US$143 millones, respectivamente. El Presidente Valera de Panamá dijo algo parecido y la Vicepresidenta y Canciller de ese país declaró que Odebrecht tiene que devolver los sobornos, aunque sea en 10 ó 20 años. Odebrecht Panamá expresó su “entera disposición” de cooperar en un país donde, al igual que la República Dominicana, construye obras mayores, como el metro y la ampliación del aeropuerto.

Odebrecht, según se reporta desde Brasil, “se convierte ahora en una amenaza real para los representantes del poder en América Latina y abre la caja de pandora de la corrupción de la región”.

¿Permitirá el PLD que en nuestro país sepamos quiénes fueron los corruptos y lograremos la devolución de la plata? El PLD actúa como una corporación (PLD, C. por A.) y es común que los fondos de la corrupción sean entregados al partido, en vez de quedar en manos de intermediarios. No es casualidad que en más de una ocasión el Tesorero del Partido haya sido también Ministro de Obras Públicas y tampoco es casualidad que nuestro gobierno solo investiga los casos que “explotan” en el extranjero al no existir voluntad política para delatar los otros.

Como en el partido hay una lucha por la candidatura del 2020, bien pudiera ser que el desenlace del escándalo Odebrecht sea selectivo, concentrándose en las obras financiadas durante la gestión de Leonel Fernández y sin llegar este a los profundos niveles de Perú, Panamá y Ecuador. Ojalá equivocarnos.



Hoy

A cobrar a la Odebrecht


Caiga quien caiga, la Odebrecht tiene que devolvernos US$92 millones
Igual que ha sucedido en otros países los dominicanos deseamos que la justicia agilice el proceso de las investigaciones que determinarán cuáles fueron los funcionarios o personas físicas responsables de recibir sobornos por 92 millones de dólares que aceptó la empresa brasileña Odebrecht y que ejecutó en diferentes países de Latinoamérica del 2001 al 2014, según sus estadísticas.

Por supuesto, ya nuestro Gobierno a través del ministro Administrativo de la Presidencia, José Ramón Peralta, ha fijado su posición en torno al caso, aclarando que “ el Gobierno no se distraerá por nada en su enfoque de esforzarse en la búsqueda, cada día, de mejorar las condiciones de bienestar de la población”, agregando que “caiga quien caiga y si se determinan culpables, colaborará en todo lo que esté en su ámbito respecto a las indagatorias”.

Buenazo… “También que nos caerían esos 92 milloncitos de dólares”, ahora mismo, que el Gobierno de Danilo Medina no tiene ni siquiera para pagar las pensiones de los periodistas, que quedan vivos, pero están muertos, con 70, 80 y hasta 90 años de edad y sin nadie que los defienda como hacen los médicos, los abogados y los profesores. Y de los centavitos de los aviones Súper Tucano ni hablar.

Pero estamos hablando de “sobornos” desde el año 2001, cuando se encontraba Hipólito Mejía como Presidente, que decían “Llego Papá”, ¿se acuerdan? De esos centavitos, en los bolsillos de los funcionarios corruptos posiblemente no quede nada. De manera que lo que procede, y con mucha urgencia, es que como en otros países del continente a nosotros se nos devuelvan, y pronto, sin andar en la justicia ahora con cuchicheo, ni contubernios, los US$92. Que la justicia dominicana está muy desacreditada.

Estos extranjeros son hábiles, por lo cual no descartamos que ni Danilo Medina, ni Leonel Fernández, ni Hipólito Mejía sepan nada del asunto, pero aun así es posible que entre los corrupto haya alguien de la cúpula de sus respectivos partidos que le genere simpatía y que prefieran como siempre el manto de la impuridad para no mencionar nombres.

A pesar de todo este robo y saqueo al erario público el cual Raúl Cabrera gerente general del Consorcio IMPE, SRL, que participó junto a la empresa china Gezhouba en la licitación pública internacional para la construcción de las termoeléctricas de Punta Catalina, afirma que las dos plantas a carbón asignadas a Odebrecht no sólo están afectadas por el soborno sino también por una sobrevaluación de US$1,040 millones. Sometió a su vez una demanda civil por daños y perjuicios contra la empresa Odebrecht por US$50 millones.

En la actualidad el Gobierno de los Estados Unidos, en el cual se producirá un cambio de mando el próximo día 20 (a dos días), ha manifestado su apoyo al país para las investigaciones en el caso Odebrecht, según ha trascendido.

Yo entiendo que lo primero que ha debido de hacer la transnacional más grande de la historia que envuelve sobornos declarados y confesados por unos 788 millones de dólares en perjuicio de 12 países de Latinoamérica, es identificar responsablemente a las personas beneficiadas con el soborno en el país desde 2001 hasta el 2014, en los gobiernos de Hipólito Mejía Domínguez (llegó Papá); Leonel Fernández Reyna y Danilo Medina.

Recordemos que el gigante brasileño de la construcción reconoció ante la justicia estadounidense su responsabilidad en una red internacional de corrupción con el objetivo de facilitar la consecución de contratos para más de 100 proyectos en distintas naciones de la región. Entre los países afectados se denunció entonces se encuentran Brasil, Colombia, Argentina, Venezuela, México, Ecuador, Guatemala, Panamá, Perú, República Dominicana, entre otros.

Recordemos que por su hermosa obra de gobierno, el presidente Danilo Medina, se encuentran en estos momentos con una alta valoración, por lo que fuera conveniente que este caso se aclarara a la mayor brevedad, se expulsara la Odebrecht y se recuperaran los 92 millones de dólares pertenecientes al erario público, que pagamos usted y yo con nuestros impuestos.



José Guerrero M.
El Nuevo Diario

No creo en el Presidente de la República, no creo en su Procurador...


Impunidad total
Ante el escándalo que rodea la contratación de obras del Estado a la empresa brasileña Odebrecht, de manera muy extraña y sorpresiva el presidente Danilo Medina ha creado una comisión “independiente” integrada por “notables” para que investigue la veracidad de las denuncias de soborno de 92 millones de dólares a funcionarios del gobierno, creando una dicotomía  inexplicable con el Ministerio Público que legalmente tiene esas atribuciones, no importa lo que diga el decreto del Ejecutivo.

Llamo la atención sobre el hecho de que en la mayoría de los casos los “independientes” no son independientes, ni  los “notables”,  notables. En algunos existen conflictos de intereses, en otros compromisos políticos muy obvios, lo cual los descalifica para una investigación seria. Ninguno tiene conocimiento ni experiencia en investigación criminal. La persona que preside el grupo o tiene calidad moral porque pertenece a una empresa vinculada con Odebrecht, de la cual dice ahora que ha renunciado creando más incredulidad.

El interés del gobierno no es encontrar a los culpables de recibir sobornos y de sobrevaluar las obras contratadas, que es peor y mayor el escándalo; el propósito es ganar tiempo, dejar que el circo siga su curso en lo que llega el pan, si es que llega, mientras el morbo mediático ocupa los primeros planos en los medios de comunicación a través del ejercito de bocinas que tiene el gobierno. (Más de tres mil)

Si de verdad existiera interés por “llevar el caso hasta sus últimas consecuencias”, como ha dicho el Procurador General de la República, (ese pobre muchacho) ya se habría contratado a una empresa extranjera   para que auditara las obras realizadas por Odebrecht en el país y de ese modo determinar los niveles de sobrevaluación de las mismas, incluyendo, claro está, las plantas eléctricas de Punta Catalina, Bani, cuyo sobreprecio, según las denuncias, es superior a los mil millones de dólares. (Más de 60 mil millones de pesos)

En Estados Unidos, Brasil, Perú, Panamá, Bolivia, Angola, etc.,  no  se han creado comisiones dudosas extrajudiciales para investigar lo que tiene que investigar de manera independiente el Ministerio Público, sin interferencia del presidente de la República.

Me temo que con Odebrecht sucederá lo mismo que con el Programa de Empleo Mínimo (Peme), la Fundación Global, Democracia y Desarrollo (Funglode), los 130 millones de dólares de la Sun Land, los aviones Súper Tucano, la empresa AAA,  la Oficina Supervisora de Obras del Estado, Félix Bautista, Díaz Rúa,  y muchos otros escándalos de corrupción: ¡NADA!

El entramado gansteril y mafioso que ha creado el Partido de la Liberación Dominicana en nuestro país, que le ha permitido controlar los estamentos del Estado y de la sociedad,  impide que se persiga y se castigue la corrupción ejemplarmente, como sucede en otras latitudes del mundo.

El caso Odebrecht no puede llegar hasta el final porque involucra a todo el gobierno, al partido que lo sustenta y a quienes lo encabezan. Para esos señores no hay justicia, ni cárcel que los albergue, ya sea  en el viejo o el nuevo modelo penitenciario.

Si tuviéramos fiscales y jueces comprometidos con la verdad y la justicia, si tuviéramos un Ministerio Público independiente,  entonces podríamos creer en el sistema de justicia en el país. Pero eso no existe. (La justicia dominicana es ciega, sorda y muda cuando se trata de corruptos del PLD y sus asociados)

En lo que a mí respecta, no creo en el Presidente de la República, no creo en su Procurador,  (pobre muchacho),  no creo en los jueces, no creo en los oportunistas,  políticos, tontos útiles, o ingenuos que integran la Comisión que “investigará” Odebrecht, ni le hago caso a las bocinas que hoy tienen más trabajo que nunca. Solo sé que en cualquier otro país mínimamente institucionalizado el escándalo de Odebrecht se habría llevado el gobierno completo obligando a nuevas elecciones presidenciales y congresuales después de haber metido en la cárcel a los culpables del mayor acto de corrupción de la historia.

PD: ¡Estaré en primera fila en la marcha contra la impunidad el próximo domingo 22 de enero!



Juan Taveras Hernández (Juan TH)

martes, 17 de enero de 2017

Danilo Medina digno de pena y compasión


Su renuncia sería bien recibida
El viaje de Lula.
Su viaje a Brasil.
Su asesor Joao Santana.
La sobre valuación de más de mil millones de dólares en las plantas a carbón de Punta Catalina.
La Comisión que armó, comprometiendo a tanta gente que no se lo merecía, sólo para salvar el pellejo propio...
Macho... Usted da pena, renuncie que Usted no tiene salida.

Les recordamos que la marcha por el Fin de la Impunidad es este domingo 22 de enero a las diez de la mañana, en la Avenida 27 de Febrero a esquina Máximo Gómez.



Luis Del Monte / DLRD

lunes, 16 de enero de 2017

En la sobrevalorización de las obras es que está el desfalco de Odebrecht


Odebrecht podría devenir Waterloo del PLD
La Operación Lava Jato, que traduce toda la trama corrupta de la constructora brasileña Odebrecht, produjo la sustitución del poder a la presidente Dilma Rousseff y la conducencia al banquillo acusador al ex presidente Luis Inacio Lula Da Silva, podría devenir en el Waterloo del PLD, y culminar su era de poder de 16 años, no de 40, como vaticinó el ex presidente Leonel Fernández.

El presidente Danilo Medina, ahora, no antes, idéntico a como acontece ahora con su propuesta de rescatar el patrimonio forestal y medioambiental, no cuatro años atrás, ha impartido providencias al procurador general de la República, Alain Rodríguez, indagar todo lo concerniente a los manejos de Odebrecht en RD, en contratos jugosos para obras de infraestructuras importantes para el país, ejecutadas por la brasileña en el gobierno del presidente Fernández como en el presente.

Identificar al lobbista Ángel Rondón como receptor de US$92 millones de Odebrecht para presuntos sobornos puede resultar fallida, porque Rondón es un intermediario entre la constructora y los contratistas, y resulta que internacionalmente es aceptado un 5% de comisiones en los procesos de intermediación para adjudicar contratos, de manera que Rondón saldría ileso del caso por justificar ingresos legales por sus servicios.

Trascendente y punible resulta que la PGR, con el auxilio de la Cámara de Cuentas, monitorée el monto real de los contratos y su variación de sobrevalorización respecto al costo exacto de cada uno, porque ahí es que radica el detalle de toda la trama corrupta, Versión RD.

Si la PGR conduce de forma suspicaz sus indagatorias alusivas a la trama corrupta de Odebrecht RD, serán los fiscales brasileños quienes identifiquen a los protagonistas de sus inconductas criollos, y ahí podría advenir el Waterloo del poder al PLD.


Ubi Rivas
Hoy

Franklin Almeyda no puede asistir a la marcha del 22 de enero


Aunque así lo deseara
El exministro de Interior y Policía Franklin Almeyda Rancier, escribe un artículo hoy en el diario elCaribe donde concluye que no asistirá a la marcha programada para las diez de la mañana del próximo domingo 22 de enero, convocada por la sociedad civil.

Aunque así lo deseara el señor Almeyda Rancier, no podría asistir a este evento ciudadano cuyo fin primordial es reclamar el fin de la impunidad y que se encarcelen a todos los corruptos de los gobiernos de su partido, el PLD.

Dentro del expediente que la sociedad guarda en su memoria del señor Almeyda Rancier en su paso por el MIP están las misteriosas desapariciones de las motocicletas Harley Davidson compradas para la Policía Nacional, los alcoholímetros para la misma institución que corrieron la misma suerte y los multimillonarios gastos en bebidas alcohólicas que se realizaron en la cartera bajo su mando, según una auditoria de la Cámara de Cuentas.

No podemos olvidar (imposible) su convocatoria a un 'concurso nacional de piropos' en una nación depredada y endeudada vilmente por su partido y colegas, lo cual mostró su incapacidad para ser funcionario, ni siquiera hábil para llevar la direccion de una escuelita rural.

Aunque así lo desera, Franklin Almeyda Rancier no podría participar de una marcha convocada para exigir justicia a personajes como el que representa.


Juan Santos / DLRD

Ay, ñeñe!



a) Yo te aseguro que yo no fui
b) Yo no sé nada, yo no estaba aquí...si algo pasó...
c) Paticas... ¿pa' qué las tengo?


Samuel Priego
Diógenes y Boquechivo
Diario Libre
Texto: OD/DLRD

Agripino Núñez Collado: quien preside la Comisión que investigará licitacion plantas de Punta Catalina

     Monseñor Agripino Núñez Collado.


Publicado originalmente por DLRD el 3 de noviembre de 2014 (dos años y dos meses atrás)

 Jueves 9 de junio de 2005
Agripino Núñez Collado: El mediador en su justa dimensión
READING, PA. - (Estados Unidos) - Si hay alguien que tiene razones para reírse hasta con las muelas de atrás, ante la situación social y económica que vive la República Dominicana, (exasperante y excluyente para la mayoría, pero singularmente próspera para algunos pequeños grupos), es el habilidoso rector de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra, (PUCAMAIMA), monseñor Agripino Núñez Collado, cuyas dotes como genio empresarial de la Iglesia Católica nunca han sido debidamente ponderadas, al menos en público, ni por admiradores, ni por adversarios. Y el momento no puede ser más propicio para resarcir semejante injusticia.

Hace apenas unos días, el 23 de Mayo, el Aeropuerto del Cibao, S. A. dio a conocer que el monto de sus ganancias, durante su último año fiscal, alcanzó los  RD$ 357.46 millones, lo que convierte a esa empresa en una de las más exitosas de los últimos tiempos en la República Dominicana y a sus accionistas, en los felices recipientes de un margen de beneficio ascendente al 40 por ciento del valor al que, por lo menos algunos de ellos, compraron sus acciones.

Pero entre todos los dueños, para ninguno, el Aeropuerto del Cibao ha resultado ser un negocio tan redondo, como lo es para la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra y para su rector Agripino, que sólo en el 2004 debieron recibir beneficios ascendentes RD$ 44 millones, 78 mil, 400 pesos, que es lo que les corresponde por la posesión de 111 mil, 956 acciones de la empresa, con la extraordinaria particularidad de no haber invertido un sólo centavo de su bolsillo en el proyecto.

Es un milagro del que se debe tomar nota, por si alguna vez hay que someter una solicitud de canonización de este destacado personaje, que si no se ha dedicado exclusivamente a ensalzar el nombre del Señor, es porque debe sacrificar su piadoso carácter, para concentrarse en el terrenal desafío de llenar las arcas de los representantes divinos, (incluyendo la propia), en el pequeño país del Trópico, azotado por la corrupción, la escasa institucionalidad, la falta de transparencia en la administración pública y en las empresas privadas, y el privilegiado acceso de ciertas élites insaciables a los recursos de la nación a la que tienen quebrada.

Fórmula infalible para el éxito económico

El secreto de los numerosos éxitos de Agripino en sus iniciativas empresariales, es tan simple como infalible: el gobierno pone la inversión, sacándola de las costillas del país y la PUCAMAIMA y/o Agripino reciben los beneficios. Al menos eso es lo que ha ocurrido en el caso del Aeropuerto del Cibao, que lejos de ser un hecho aislado, corresponde a un recurrente patrón de creación y acumulación de patrimonios privados.

En realidad, los casi 45 millones de pesos correspondientes a la PUCAMAIMA por las ganancias del año 2004 en el aeropuerto, debían estar ahora mismo en poder del Estado dominicano, que fue quien hizo la inversión por la que la PUCMM y Agripino reciben los dividendos

Las 111 mil, 956 acciones de la PUCAMAIMA , que la colocan en el segundo lugar entre los mayores accionistas de la empresa y hacen a esta universidad beneficiaria de suculentos ingresos, fueron adquiridas a cambio de las tierras en las que está ubicado el aeropuerto. Sin embargo, las tierras del aeropuerto no fueron compradas con dinero de la PUCAMAIMA, sino con dinero del Estado dominicano. Según se registra, el entonces presidente Joaquín Balaguer regaló los terrenos del aeropuerto a los empresarios involucrados en esa empresa, quienes a su vez, los cedieron a la PUCAMAIMA.

Como se trata de tejemanejes que, a pesar de ser de interés público, se tratan de forma semiclandestina, no se conocen los detalles del proceso mediante el cual los bienes públicos acabaron en manos de la PUCAMAIMA. No se sabe a solicitud de quién Balaguer regaló los terrenos propiedad del país a los empresarios, ni se ha establecido qué tan espontánea fue la iniciativa de los desprendidos empresarios de traspasar el regalo a la PUCAMAIMA.

De lo que sí tiene constancias la República Dominicana, en pleno, es de que la capacidad de cabildeos, presiones e influencias ejercidas por monseñor Agripino Núñez no se han detenido nunca ante las puertas de ningún despacho.

Los empresarios entienden perfectamente –porque sus múltiples y muy rentables experiencias así se lo han demostrado– que ceder a Agripino, a la PUCAMAIMA y/o a la Iglesia Católica, una parte del pastel sacado del Estado, los coloca en una posición de ventaja excepcional para exigirle al gobierno dádivas, prebendas y subsidios que hay que recortar al resto del país, porque los recursos existentes no dan para saciar a los políticos, empresarios, religiosos y militares y al mismo tiempo para atender las necesidades y urgencias de la población dominicana en términos colectivos.

Las acciones del Baninter

Otro de los bienes públicos que han ido a engrosar los patrimonios privados de un grupo de empresarios de Santiago, la PUCAMAIMA y Agripino, son las acciones que el fraudulentamente quebro Banco Intercontinental, (BANINTER), tenía en el Aeropuerto del Cibao.

El Gobierno dominicano, entonces presidido por Hipólito Mejía, decidió asumir el pago de más de 55 mil, millones de pesos que se habían evaporado entre las manos de los dueños y principales directivos de BANINTER.

En esas circunstancias, algunas de las propiedades de BANINTER pasaron al Estado dominicano, que se supone debía resarcir con ellas, al menos parcialmente, la tremenda pérdida de fondos públicos en la que incurría el gobierno, para tapar el hoyo financiero de un banco privado.

Sin embargo, el gobierno cedió las acciones de BANINTER que estaban en su poder, a los dueños del Aeropuerto del Cibao, mediante una transacción cuyos primeros detalles precisos, aparecieron hace apenas algunos días, en las memorias oficiales del año 2004, del Aeropuerto del Cibao S. A.

En la página 36 de esas memorias dice que “En el año 2004 fueron readquiridas 22 mil, 310 acciones del Banco Intercontinental, S. A., por encima de su valor nominal. Este valor de capital pagado en exceso fue de RD$17,690,000.00”.

El dato tiene un pequeño error matemático y dos imprecisiones de mayor envergadura. El error matemático, atribuible quizás a algún problema de la calculadora que usaron los dueños del aeropuerto para cuadrar los números, consiste en que si se pagan RD$17,690,000.00 por 22,310 acciones, cada acción sale por RD$793 pesos, es decir, RD$207 pesos menos que el valor nominal de cada acción del aeropuerto, que asciende a RD$1,000 pesos, según las propias memorias del aeropuerto correspondientes al año 2003. O sea, no se compraron las acciones por encima de su valor nominal, sino por debajo de él.

Eso conecta con la primera imprecisión de envergadura. El valor nominal de las acciones de una empresa casi nunca es sinónimo del valor real de la misma y mucho menos, si el margen de beneficio anual es de un 40 por ciento del valor nominal de las acciones, como en el caso del aeropuerto.

Así, aunque el valor nominal de una acción del Aeropuerto Cibao sea de RD$1,000 pesos, eso no quiere decir que alguien pueda comprar por RD$1,000 pesos ninguna acción de esa empresa. En realidad, con RD$1,000 pesos, lo único que puede comprarse en el Aeropuerto Cibao, son dos cafés, dos quipes y un llaverito de los que tienen la estampa de la Virgen de La Altagracia enchapada entre dos pegotes de plástico.

El valor real de las acciones del Aeropuerto Cibao lo determina el mercado, es decir, la relación entre oferta y demanda. Ahora mismo, es muy difícil establecer a cuánto asciende el valor real de las acciones del aeropuerto, porque para tener un número preciso se necesitaría una transacción concreta, en la que se establezca, por cuánto venderían los dueños y cuánto estarían dispuestos a pagar los adquirientes.

Los que escasean no son tanto los que deseen comprar, sino los que quieran vender. ¿Quién querría desprenderse de la copropiedad de una empresa tan exitosa en tan poco tiempo?

Muy pocas inversiones financieras, comerciales o industriales de la República Dominicana están dejando un margen de beneficio anual de un 40 por ciento sobre el valor nominal de las acciones, así es que quienes disfrutan de tan promisoria situación, no suelen tener interés, ni prisa, en salir de ella.

La excepción es el Estado dominicano, que vendió las acciones de BANINTER, a RD$ 793 pesos, un precio que se sabe ridículo no sólo con relación al valor real de las acciones, sino inferior incluso al valor nominal de las mismas. No todo el mundo tiene la suerte de encontrarse con esas gangas.

El negocio de capar perros

Esto es lo que lleva a la segunda imprecisión de envergadura:  ¿En qué fecha exacta se hizo ese negocio de capar perros? Lo que las memorias oficiales del Aeropuerto del Cibao dicen es que fue en el 2004, pero en ese año hubo un cambio de gobierno y no se sabe con certeza quién le hizo este regalo de las acciones del BANINTER a Agripino, la PUCAMAIMA y al grupo de empresarios de Santiago.

¿Fue el Presidente Leonel Fernández, que también ha decidido hacer un espléndido aporte de 25 millones de dólares al mismo grupo del aeropuerto, para que termine de construir con fondos públicos, una clínica privada en Santiago?

¿O sería Hipólito Mejía? ¿Es posible que el mismo presidente que decidió sacrificar al país para pagar la deuda privada del hoyo de BANINTER haya optado al mismo tiempo por regalar lo poco que se recuperó de ese naufragio?

Muchos, incluyendo algunos accionistas del aeropuerto, aseguran que fue Hipólito. Esto supondría que mientras el Cardenal (Su Eminencia Reverendísima Nicolás de Jesús López Rodríguez, Arzobispo Primado de América), la Conferencia del Episcopado y algunos curas denunciaban desde los púlpitos, con sobradas razones, la corrupción, la irresponsabilidad y el desorden del gobierno de Mejía, por debajo de la mesa, algunos jerarcas de la Iglesia Católica, en representación de ellos mismos y de un grupo de empresarios santiaguenses, gestionaban y conseguían ante el Poder la entrega de bienes públicos, aparte de diversos privilegios, regalos y prebendas.

El Estado como sirviente doméstico (dícese “chopo” en la lengua popular más despectiva)

También durante el gobierno de Mejía  y según consta en las memorias más recientes del aeropuerto, la PUCAMAIMA, Agripino y los empresarios consiguieron la emisión de varios decretos destinados al provecho de los dueños del aeropuerto.

Uno de ellos, es el Decreto número 830-03 de fecha 22 de agosto del 2003, con el que se declaró de utilidad pública “en interés social, la adquisición por el Estado Dominicano de varias porciones de terrenos, propiedad de particulares ubicados frente a la terminal del Aeropuerto”.

O sea, los dueños del Aeropuerto del Cibao, (que son fundamentalmente, los dueños de la zona franca de Santiago y la PUCAMAIMA), no querían mantener como vecinos a la gente común que tenía propiedades en los alrededores de su empresa. Pero en vez de negociar con esos propietarios y comprarles sus tierras a quienes quisieran vender, les echaron el Estado encima, haciendo que este declarara los terrenos de utilidad pública, obligando a los dueños a vender y además, adquiriendo las propiedades ¡con dinero del Gobierno!.

Una simpática curiosidad sobre el funcionamiento de esta próspera empresa y de las condescendencias que se gasta el quebrado sector público para ayudar al buen funcionamiento de la exitosa empresa privada, es la cuenta por concepto de agua y basura que le ha concedido Ayuntamiento de Santiago.

La tarifa por agua y basura que paga cualquier familia de clase media en Santiago oscila entre 400 y 500 pesos al mes. En el 2004, el Aeropuerto del Cibao pagó 13,200 pesos al año por ese concepto. Su tarifa mensual  fue de 1,200 pesos en promedio, es decir lo mismo que pagarían por consumo de agua y recogida de basura, tres familias comunes.

La diferencia es que por el Aeropuerto del Cibao en el 2004, pasaron, entrando o saliendo, más de 700 mil personas, aparte del personal que trabaja permanentemente en esa empresa. No hay forma de que la basura que generan pasajeros y empleados y el agua que consumen, pueda equipararse a la basura que genera y al agua que gastan tres simples familias dominicanas, cuyos miembros sumarían un total de unas 15 personas.

La clave de los éxitos empresariales de Agripino y del grupo que se ampara bajo su acogedora sotana, radica en que la vara con que se les mide a ellos, no es la misma vara con que se mide al resto del país, y en que mientras a ellos se les sirve la comida con una palangana, el resto del país tiene que resolver con la ración de un gotero.


Sara Pérez
Clave Digital

domingo, 15 de enero de 2017

Dudan de las promesas de Yokasta Guzmán



Yokasta Guzmán no tiene credibilidad
La directora general de Compras y Contrataciones Públicas, Yokasta Guzmán, informó que para la próxima semana tendrá una respuesta a dos solicitudes hechas por organizaciones de la sociedad civil, que piden la inhabilitación de la compañía brasileña Odebrecht y la suspensión de contratos actuales y futuros, solicitud hecha también por el procurador general Jean A. Rodríguez.

La señora Guzmán prometió hace más de un año dar detalles sobre la licitación que ganó Miguel Vargas Maldonado para entregarle el teatro Agua y Luz por 25 años y todavía la estamos esperando, se duda de la palabra de esta funcionaria.

JUEVES, 5 DE NOVIEMBRE DE 2015


En espera del informe licitación teatro Agua y Luz

     Yokasta Guzmán, Directora General de Compras y Contrataciones Públicas.


Crecen las conjeturas
A raíz de la adjudicación del teatro Agua y Luz a una firma del empresario y presidente del PRD, Miguel Vargas Maldonado, Yokasta Guzmán, Directora General de Compras y Contrataciones Públicas, prometió una investigación sobre el proceso de la licitación. A la fecha nada se sabe y mientras más tiempo pasa, más crecen las conjeturas. Sobre todo tras el pacto de Vargas para respaldar la reelección del presidente Medina.

DLRD

sábado, 14 de enero de 2017

Aviso a los ex suscriptores del que fuera el canal musical de YouTube "Así cantaba Daniel Santos"


Publicación de canciones inéditas
Como es de conocimiento general el canal musical de YouTube que administrábamos fue cerrado por nosotros ya que la compañía de Google, AdSense, acostumbra a estafar a los latinos poniéndolos a trabajar para luego robarles el fruto de su talento y de su material de vídeos, fotos y música.

AdSense está integrada por una banda de ladrones con licencia para robar, roban a los creativos y a los anunciantes, sobretodo a los latinoamericanos. Por eso son poderosamente multimillonarios, robando, estafando y mintiendo.

Los empleados son simplemente asalariados entrenados para quitarle a otros lo que se ganan honestamente, no pueden hacer nada porque sino pierden sus empleos.

Eso está sobreentendido, el que se asocia con Google, AdSense o YouTube, es una víctima segura de esos delincuentes cibernéticos.

Aclarado ya el porqué no existe el canal "Así cantaba Daniel Santos" en YouTube, pasamos a lo que queremos informar.

Durante nuestra vacaciones en Casa de Campo, Bávaro y Punta Cana (en República Dominicana), recopilamos una serie de temas de Daniel Santos que nunca tuvimos y que estamos seguros muy pocos poseen, habíamos prometido publicarlas a nuestra llegada, como no hemos abierto el canal en otro lugar y queremos cumplir con nuestra promesa lo haremos aquí, en este blog.

A diferencia del canal el cual dirigíamos, aquí, solo somos partners y no podemos publicarlas todas juntas sino cuando nos pongan en agenda por lo que serán espaciadas durante la programación y en la agenda de este blog.

Extrañamos a nuestros visitantes y a nuestro querido punto de reunión pero nuestra formación nos impide ser cómplices de amorales y sinvergűenzas como el personal latino que trabaja para Google, AdSense y YouTube, verdaderos delincuentes.

En los próximos días iniciaremos las publicaciones de esas canciones inéditas del que fuera el más completo y profesional canal dedicado a un artista de cualquier género.


Marihal / DLRD

Una Comisión natimuerta


El fraude más grande realizado contra el Estado dominicano en toda su historia
La Comisión designada por el presidente Danilo Medina es natimuerta, sus resultados no tendrán ninguna credibilidad en el pueblo dominicano ni en las autoridades extranjeras que desean se castigue en el país a los corruptos involucrados en la mafia que la compañía brasileña Odebrecht armó a nivel continental.

Es de dominio público que los 92 millones de dólares que admitió haber pagado a funcionarios públicos en sobornos Odebrecht es una ínfima proporción del desfalco descomunal que se ha cometido contra la República Dominicana.

En todas las obras construidas por los brasileiros hay sobre valuación exhorbitante, tanto así que, se ha denunciado que contratos rubricados para una obra por ocho millones de dólares terminaron costando 100 millones de dólares.

El caso más grave es el de las plantas a carbón de Punta Catalina, una sobre valuación de más de mil millones de dólares que está acompañada de denuncias de congresistas que aseguran que ese dinero sobre valuado se utilizó en la campaña electoral de 2016 del PLD, lo que convertiría al actual gobierno en fraudulento e ilegal.

De comprobarse que la campaña electoral de los actuales mandatarios fue financiada con dinero de Odebrecht, habría que convocar a nuevas elecciones presidenciales.

Esta Comisión busca legalizar la licitación de los contratos de Punta Catalina, algo que es totalmente imposible, hasta la fecha ni siquiera se tiene conocimiento del contrato de los terrenos en que están ubicadas las plantas.

Esperamos que don Pepín Corripio y Persio Maldonado hagan lo mismo que Servio Tulio Castaños y declinen su participación (finalmente se incorporó) en esta Comisión que busca legitimizar el fraude más grande realizado contra el Estado dominicano en toda su historia y que ilegitimamente financió unos comicios presidenciales. De los otros comisionados ni siquiera nos molestamos en mencionarlos.


La DGII está en el deber de cobrar los correspondientes impuestos a los 92 millones de dólares de salario admitidos como recibidos por el señor Ángel Rondón de Odebrecht, estamos hablando de que el señor Rondón tendría que pagar al Estado más de 800 millones de pesos de impuestos a lo devengado.

La renuncia de Agripino Núñez Collado a la directiva del Grupo Estrella para presidir la Comisión que evaluará los contratos de Odebrecht - Punta Catalina es equivalente a que un miembro de la banda que presidía John Percival Matos renunciara a la banda y encabezara una Comisión que investigara sus actividades delictivas.

Esa Comision es fallida, improcedente y no creíble.


Juan Santos / DLRD

viernes, 13 de enero de 2017

Y te escogí a ti!


Me quedé sólo y sin nadie
Nuestro planeta posee 12,742 kilómetros cuadrados.
149 millones de kilómetros cuadrados de superficie.
Supuestamente a julio de 2015 éramos 7,350 millones de seres humanos, 50.4% de hombres y 49.6 % de mujeres.

Oficialmente hay 194 naciones en el mundo, la nuestra tiene 48,442 kilómetros cuadrados. De esos, 388 son de frontera por donde pude escaparme y 1,576 son de playas y arrecifes, fácil para refugiarme de ti.

Tenía a mi disposición varios escondites, desde Cabo Engaño hasta Las Lajas, desde Cabo Isabela hasta Alto Velo, y no lo hice.

Te acepté tal como eras, sin importarme ser plato de segunda mesa. Te di lo que me pediste y lo que no esperabas. Subí a tu lado y cuando descendía no volví a verte.

Ahora estoy sólo, me quedé sólo y sin nadie después de haberte escogido a ti entre 3,650 millones de mujeres que hay en el mundo.


Marihal / DLRD

martes, 10 de enero de 2017

Guitarra y violín


¡Que renuncie ese corrupto!
El gobierno insiste en tocar violín, el pueblo dominicano quiere escuchar guitarra.
Ya lo dijo un periodista responsable en el Miami Herald, las plantas a carbón de Punta Catalina están sobrevaluadas en más de mil millones de dólares.

Eres un maldito ladrón, un corrupto como todos tus pares. Renuncia sinvergüenza, que en este país ya nadie te quiere ahí. De no hacerlo verás arder en llamas la patria que dos veces confió en ti y que traicionaste vilmente.

Es tu renuncia lo que procede, capo del bajo mundo.



Jeannelle Koss /  DLRD


lunes, 9 de enero de 2017

Embarrados hasta el cuello en el fango de corrupción y sobornos de Odebrecht


La Hora de las Definiciones
Danilo Medina está atrapado en su laberinto. Si de verdad investigara los sobornos, las falsas licitaciones y sobre valuaciones de las obras construidas por Odebrecht, su gobierno y una parte de la alta dirigencia de su partido quedarían imputados penalmente. Si por el contrario, como todo aparenta, instruye al Ministerio Público a hacer un simulacro de investigación, se hará más que evidente la complicidad y encubrimiento de su gobierno en los actos ilícitos de Odebrecht.

Son muchos los políticos, legisladores y funcionarios que están acorralados. Acostumbrados a cometer sus fechorías contando con un ministerio público y un poder judicial que les garantiza impunidad, ahora están desconcertados ante la investigación y enjuiciamiento llevados a cabo en Brasil y en EE.UU., donde funcionan sistemas judiciales con un alto grado de independencia y que evidentemente escapan a su control.

Y lo que más le agrava la situación al gobierno de Danilo es que, en otros países donde Odebrecht cometió similares actos de corrupción, las autoridades y el Ministerio Público han mostrado una definida voluntad de persecución de los responsables, lo que contrasta con la actitud pusilánime del gobierno y del procurador dominicanos.

En Perú el gobierno canceló a Odebrecht una cuestionada concesión para la construcción de un gasoducto de US$5,000 millones. Y lo más trascendente: el Ministerio Público de ese país alcanzó un acuerdo con los ejecutivos de la empresa para la devolución de los US$29 millones dados en sobornos, además, el compromiso de la empresa de colaborar en la identificación de los intermediarios y destinatarios de éstos.

En Ecuador allanaron las oficinas de Odebrecht y se dispuso, entre otras, una auditoria de todas las obras construidas por la empresa.

En Panamá, el gobierno prohibió concertar nuevos contratos con Odebrecht, debiendo incluso desistir de participar de licitaciones y salirse del contrato de asociación en un proyecto hidroeléctrico del que forma parte.

En la República Dominicana sabemos mucho más cosas que las conocidas en esos países y los actos de corrupción cometidos aquí son de mayor dimensión, empezando porque la propia empresa admite que los sobornos pagados a funcionarios dominicanos, entre 2001 al 2014 ascendieron a US$92 millones.

Se conoce, en las 17 obras de infraestructura contratadas con Odebrecht, algunas sin concluir, cuál es la institución y funcionario firmante por el Estado.

Se sabe también de notables diferencias, entre los montos originales y los finalmente pagados en estas obras. En el acueducto de la Línea Noroeste, de un monto original de US$180 al final se pagó US$251.5; Presa Pinalito, de un presupuesto original de US$131 se terminó pagando US$300; Acueducto Samaná, de US$115 ascendió a US$175; Presa Palomino, de US$225 a US$400; Carretera Constanza-Casabito-El Abanico, de US$41 millones pasó a US$112; Autovía del Coral, de US$279 a US$400; Carretera El Río-Jarabacoa de US$71 a US$100; Acueducto Hermanas Mirabal de US$51 a US$110. En estas ocho obras, la suma de los montos originalmente contratados ascendía a US$1,093.00 millones y el monto finalmente pagado por el Estado fue de US$1,848.5 millones, lo que representa una diferencia a favor de Odebrecht de US$755.5 millones.

Aún están pendientes las sobre valuaciones de las otras obras construidas por Odebrecht: Corredor Duarte I, con un monto original de US$163 millones; Carretera Bávaro-Ubero Alto-Miches-Sabana de la Mar, US$265; Bulevar Turístico del Este, US$110; Carretera SPM-La Romana, US$82; Circunvalación La Romana, US$76; Corredor Duarte II, US$250; Circunvalación Norte de Santiago, US$91; Carretera Piedra Blanca-Ocoa, US$140; Central Termoeléctrica Punta Catalina, US$1,945.

¿Qué impide al Ministerio Público proceder con igual determinación y celeridad que lo han hecho sus pares en los otros países víctimas de los actos de corrupción de Odebrecht? ¿Cómo es posible que aún no se haya adoptado una sola medida cautelar respecto de la Central Termoeléctrica de Punta Catalina, en fase de construcción, con todos los indicios de sobre valuación, soborno e irregularidad en la licitación de esta obra?

Todas estas y otras interrogantes tienen una sola respuesta: Los gobiernos del PLD, incluyendo el que preside Danilo Medina, están embarrados hasta el cuello en el fango de corrupción y sobornos de Odebrecht. La táctica que está aplicando Danilo Medina y su procurador es la de ganar tiempo. Ni actuar, ni investigar, ni acusar por adelantado. Están esperando que salgan en Brasil y en EE.UU. los nombres y los hechos concretos imputados para circunscribirse a esos. Los funcionarios que resulten implicados serán los “peones” que habrán de sacrificarse para evitar que le hagan “Jaque Mate” al Rey.

Ha llegado el momento de las definiciones. O la ciudadanía pasa por alto y sucumbe ante el mayor escándalo de corrupción de toda nuestra historia o se pone de pie y se moviliza y proclama el fin de la impunidad, exige cárcel para los corruptos y recuperación de lo robado.

En esta hora crucial, no hay punto medio, no hay retorno. La indiferencia, el silencio es complicidad.


Guillermo Moreno
Diario Libre

domingo, 8 de enero de 2017

DLRD estará presente en la Marcha del Fin de la Impunidad


Razones nos sobran
El personal que colabora en este blog, nuestros mecenas, amigos, familiares y relacionados invitamos a todos nuestros seguidores a participar en la Marcha del Fin de la Impunidad.

Un evento pacífico y apartidista que brota de un sentimiento generalizado de que ¡basta ya!

Somos partidarios de que se permita a todo el que desee asistir siempre y cuando no se promocionen banderías partidistas ni slogans ofensivos contra personas y "personajes".

Desde los sobornados candidatos presidenciales en 2004 por un capo narcotraficante, pasando por los casos Sunland, OISOE, Tucano, Odebrecht, Punta Catalina, etc. etc. etc.; es nuestra aspiración que sean llevados a los tribunales de justicia los implicados, incautados sus bienes malhabidos y condenados ejemplarmente a pagar con cárcel sus delitos.

El domingo 22 de enero a las diez de la mañana estaremos presentes en compañía de todos aquellos dominicanos que decimos ¡basta ya de corrupción e impunidad!


Desde La República Dominicana

sábado, 7 de enero de 2017

La Cotica


Pizzas criollas
Desde muy joven tuve la dicha de poder asistir al Instituto Cultural Domínico Americano, allí di mis primeros pasos en el idioma de Shakespeare, herramienta que más adelante me abrió muchas puertas en mi vida y en el campo laboral. Dulces recuerdos llevo en mi alma de aquella bonita etapa de mi adolescencia donde todo era color de rosa y el futuro parecía prometedor.

Sé que muchos extrañan nuestros apuntes de gastronomía y nuestras recetas de cocina, sucede que, después de aparecer Tasty y muchos otros productores de videorecetas nos quedamos obsoletos. Nosotros también somos seguidores de esos talentosos cocineros.

Conversando con nuestra querida progenitora remembraba las exquisitas pizzas que elaboraba la pizzería La Cotica, ubicada en la Avenida Abraham Lincoln, justo frente a la entrada del Domínico Americano.

Para los que la conocieron serán gratos recuerdos, los que no, me permito hacer una breve remembranza de aquella delicia culinaria, obra de quienes lamentablemente nunca supimos sus nombres ni procedencia.

Esas pizzas de estilo criollo tenían la particularidad de ser extremadamente delgadas en su masa y su éxito estaba en lo crocante de su consistencia. No confunda crocante con dureza, eran suaves....pero tostadas.

La salsa era procesada con tomates naturales, y el queso, aunque usted no lo crea, era tipo cheddar, del país. Algo insólito para un plato italiano, pero que al ser diferente le imprimía un sabor único y exclusivo del lugar.

A partir de ahí imagine todas las variantes que desee, jamón, salami, chorizo, etc. 
Todo esto no cambiaba la esencia de masa, la salsa y el queso citados, y por supuesto, abundante orégano y perejil.

Tomemos estas notas como un tributo a una de las pizzas más originales y creativas del arte culinario nacional, las pizzas de La Cotica.




Marihal / DLRD

Frases célebres: Danilo Medina Sánchez (14)

     Danilo Medina.

Promesa realizada al pueblo dominicano si le votaban para Presidente de la República
«Seré enérgico contra la corrupción. Como ya he dicho en otras ocasiones, el funcionario que el rumor público o la prensa le acuse de cometer actos de corrupción deberá rendirme cuentas claras, a mí y a sus pares y si no responde satisfactoriamente a las acusaciones será destituido de su cargo, y si fuera el caso, será sometido a la acción de la justicia para que responda por sus faltas».


Jeannelle Koss / DLRD

Desobediencia y contrapoder popular


Poderes gangrenados
Inicia el 2017 con una sociedad dominicana dominada por poderes que no se gangrenaron bajo el impacto de todas las modalidades de corrupción.

Pasa con poderes temporales estructurados en votaciones viciadas: Ejecutivo, Legislativo, Municipal, Judicial, Electoral…; y pasa con poderes más duraderos que no se someten al sufragio: corporaciones privadas, transnacionales, medios de comunicación al servicio de la impunidad, cúpulas de partidos, estructuras de mando de las FF.AA., P.N., DNCD, DNI y élites eclesiales de variadas matrices religiosas.

Poderes temporales y duraderos que se conectan y combinan para robar, engañar explotar, saquear, excluir y exprimir a la sociedad trabajadora, productora, honesta… y a su valioso patrimonio natural; agobiándola y colocándola en ruta de la desesperación y el estallido.

Poderes estructurados como dictadura de clase dominante y dictadura política institucionalizada, como gobierno y “oposición” funcionales a ambas; decoradas con disfraces “democráticos”. Lumpen-estado, lumpen-capitalismo y lumpen-política irremediablemente gangrenados. ¡Incorregibles! Expresión local de un fenómeno presente en todo el sistema capitalista-imperialista mundial y sus falsas democracias.

En el 2016 las entrañas antipopulares y antinacionales de esos poderes – deshumanizadas al extremo- han exhibido una degradación sin precedente; situándose –no al país, sino ellos - como los peores del planeta materia de educación, salud, transporte público, diversión sana, seguridad ciudadana, sanidad ambiental, seguridad social, sistema de pensiones, protección a la vejez, respeto a los derechos de la mujer, oportunidades a jóvenes y adolescentes…; y los campeones en generar desigualdades espantosas, ecocidios, delitos, clientelismo, sobornos, crímenes policiales, femenicidios, embarazos en adolecentes, narco-corrupción, alienación y mentiras mediáticas.

Seis escándalos recientes saturan de pus esos poderes: 1) la estafa política-estatal de los “Tres Brazos”,2) las conexiones corruptas con Odebrech a nivel de Estado y empresas privadas, 3) la depredación de la principal fuente de agua en Valle Nuevo a cargo de magnates y funcionarios inescrupulosos; 4) la confirmación de soborno y estafa en la compra sobrevaluada de los Súper-Tucanos; 5) el descaro de otra compra sobrevaluada de otro avión a cargo de la DNCD, y 6) las continuas evidencias de asociación de la PN y DNCD con el crimen organizado; todos ellos impensables sin el involucramiento de altas jerarquías gubernamentales. Emulando los peores escándalos acaecidos en España, Italia, Grecia, Brasil, EEUU…

No vislumbro otra forma de poner fin a esos poderes gangrenados que no sea desobedeciéndolos y creando territorialmente un contrapoder popular que los desplace y construya su antítesis. ¡Sembrando democracia participativa y socialismo!


Narciso Isa Conde

Si el Ministerio Público investigara se derrumbaría el gobierno!


Los sobornos de Odebrecht
Los dominicanos nos hemos enterado de los escándalos de corrupción de la empresa constructora brasileña Odebrecht  que involucra a nuestro país  a través de la prensa internacional.

En 12 países Odebrecht pagó sobornos por  788 millones de dólares por lo cual pagará una multa de dos mil 600 millones. La República Dominicana, con 92 millones (4 mil 500 millones de pesos)  es el tercero  detrás de Brasil y Venezuela.

Me pregunto, ingenuamente: ¿Cómo se llaman los funcionarios que recibieron esa fortuna? ¿Lo sabremos algún día o lo sabemos pero no podemos o no queremos decirlo?

La compra  de los aviones Súper Tucano, que es otro expediente de 3.5 millones de dólares en soborno no ha  pasado desapercibido a pesar de los esfuerzos de las autoridades para ocultarlo. (Se nos quiere decir que un coronel es el único responsable, como si fuéramos estúpidos)

Frente a las graves denuncias y confirmaciones que vinculan a militares, diputados, senadores y funcionarios, el Ministerio Público rara vez se da por enterado, y, cuando lo hace, presionado por las evidencias, emite declaraciones ridículas que no convencen al más idiota de los idiotas.

Desde hace más de diez años vengo hablando y escribiendo del amor que el PLD les tomó a los gobiernos brasileños de Lula da Silva y Dilma Rausseff, a tal punto que uno visitó el país y la otra hizo un spot llamando al pueblo dominicano a votar por Danilo Medina, en un hecho insólito. (De haberlo hecho el embajador de Estados Unidos o de Haití los nacionalistas de postalitas habrían llamado al pueblo a tomar las armas)

Sabemos, gracias a la prensa foránea, que Odebrecht financiaba campañas electorales a cambio de ser beneficiada en la construcción de las obras más grandes y costosas de esos países. No olvidemos que Joao Santana, preso por corrupción, fue el jefe de las campañas electorales de Danilo, con tanto “éxito” que mereció un reconocimiento público.

No tengo dudas, porque no me chupo el dedo gordo del pie derecho, que Odebrecht financió por lo menos dos campañas electorales en el país para luego obtener privilegios onerosos que le permitieron construir puentes, elevados, túneles y carreteras, entre otras obras, que les dejaron pingues beneficios.

Si el Ministerio Público fuera independiente, si no estuviera atado al poder  que lo designa, tal vez las investigaciones fueran creíbles, y tal vez, solo tal vez,  los responsables, como en Brasil, terminarían  sometidos a la justicia y presos.  (Marcelo Odebrecht, rico y poderoso, uno de los dueños de Brasil, está preso)

Pero eso no sucederá en nuestro país. Lo más que puede suceder es que la Procuraduría General de la República haga un bulto mediático, como en otras ocasiones, sometiendo a la justicia y encarcelando a los más a los menos culpables de los culpables.

Los políticos que controlan fiscales, jueces, medios de comunicación, los llamados “pejes gordos”, esos no serán sometidos a la justicia, ni serán condenados. Las cárceles no están hechas para ellos. No mientras el PLD esté en el poder.

Si el Ministerio Público investigara sin importar posiciones políticas y económicas, óiganlo bien, se derrumbaría el gobierno. Pero no teman, eso no ocurrirá a menos que los fiscales y los jueces  sean norteamericanos  o brasileños.


Juan Taveras Hernández  (Juan TH)