VISITANTES

VISITANTES
DIEZ MILLONES. Vea las más leídas de la semana en la columna lateral derecha de este blog. / DLRD, desde el 1ro. de septiembre de 2005 en la W.W.W.

martes, 31 de marzo de 2015

A 14 minutos de la muerte


Reconstrucción de los últimos minutos en la cabina del vuelo GWI9525
La tragedia del vuelo de Germanwings en ruta Barcelona - Dusseldorf, en el que su copiloto Andreas Lubitz estrelló en los Alpes franceses en un acto de suicidio y de paso asesinó 149 personas inocentes es sintetizado por esta infografía realizada por el diario El País de España. Son los últimos 14 minutos del avión en el aire, entre las 10:27 am. y las 10:41 am.

HEBER LONGÁS / ANTONIO ALONSO
El País

La magnitud del impacto de la aeronave
Para que nuestros visitantes tengan una idea de la devastadora explosión y de la gravedad del impacto de la aeronave contra las montañas de los Alpes franceses del vuelo de Germanwings, hasta este momento no se ha visualizado en ninguna de las cientos de fotos publicadas ni un solo asiento o parte de algún asiento donde iban sentados los tripulantes o pasajeros. ¿Sabe usted a qué velocidad fue el impacto? ¡700 kilómetros por hora!









Las partes más grandes del avión aparecen en pequeños trozos y no han sido localizados móviles, cámaras fotográficas, maleteros ni equipaje de cualquier tipo completo. La explosión fue tan devastadora que prácticamente desintegró la mayoría de las cosas.

Rumor
Existe un rumor de que encontraron un chip de un celular que sobrevivió y que supuestamente contiene un vídeo de los últimos minutos del avión dentro del área de los pasajeros donde se pueden ver a estos gritando al saber que morirían y la explosión final. Según contaron periodistas de dos medios franceses distintos, ellos lo vieron. Las autoridades los demintieron y dijeron que esa grabación no existe.


Fuente y fotos:


Bien valía la pena investigar un poco más a fondo


¿Con los ojos vendados?
No puedo quedarme callado. Hasta el viernes pasado fui uno de los ingenuos que confiaban en que todavía quedaba una pizca de esperanza de que el sistema judicial dominicano no había expirado.

Llegué a creer que, aunque fuera tan solo para guardar las apariencias, el escandaloso caso del senador Félix Bautista sería enviado a juicio de fondo, con lo cual se habría aplacado la ola de indignación general que se veía venir.

Total, que, de haberse procedido así, ello no significaba decir que el citado legislador era culpable, todavía.

Pero no. El sentir popular no se tuvo en cuenta. Como un castillo de naipes el sistema judicial se vino al suelo de un solo soplido.

Sostienen algunos analistas jurídicos que los procedimientos legales no han sido inobservados, que no hay nada malo en el “No ha lugar” de marras.

Más aún, aceptando tal razonamiento, el clamor popular era tan fuerte que bien valía la pena investigar un poco más a fondo, para salir de toda duda.
Creer que la Justicia tiene los ojos vendados se hace muy difícil ahora.

Rafael Molina Morillo
El Día
Caricatura: Cristian  Hernández

Moscoso Segarra es Decano de la Facultad de Derecho de UNAPEC



El juez de la Suprema Corte de Justicia Alejandro Moscoso Segarra, es actualmente Decano de la Facultad de Derecho de UNAPEC. Se tiene sobreentendido que después del fallo de No Ha Lugar dictado por su catedrático contra quien el Ministerio Público acusa de ser el autor del más grande desfalco a una institución del Estado por parte de un funcionario desde la formación de la República, el Ing. Félix Bautista, la universidad lo destituya o le solicite la renuncia.

Lo realizado por Moscoso Segarra es la actuación más vergonzosa que se recuerde llevada a cabo por un juez del Poder Judicial contra la sociedad dominicana, escudarse en tecnicismos legales y confusos alegatos para legitimar una descomunal fortuna sustraída a los fondos que requiere la nación para la educación, la salud y el bienestar social de sus ciudadanos, no tiene perdón ni olvido.

En ninguna parte del mundo un proceder amoral y fuera de toda ética como el cometido por el magistrado Moscoso Segarra puede pasarse por alto cuando están de por medio involucrados en la docencia y en la formación de futuros profesionales. 

La Universidad Apec no tiene por qué cargar con la vergüenza del Dr. Moscoso Segarra, quien actuó de manera deliberada y consciente en contra de los principios legales, dando prioridad a sus necesidades y urgencias políticas personales.

UNAPEC no debe perder tiempo en penalizar ejemplarmente a quien ha llenado de luto la justicia dominicana y a una sociedad abusada por malos dominicanos como su Decano de la Facultad de Derecho.

Los padres y los alumnos de la Escuela de Derecho. así como todo el país aprobarán unánimemente la desvinculación de UNAPEC del Dr. Moscoso Segarra.


Juan Santos / Desde La República Dominiana

Hay razones para prenderle fuego al país?


¡Desobediencia civil!
No es un llamado a una guerra civil, una huelga política indefinida, ni un golpe de Estado, es sencillamente desacatar el “estatus quo”, como lo hicieron en su momento Martín Luther King, Mahatma Gandhi, Nelson Mandela y el literato y filósofo Henry David Thousea, autor de la obra “Desobediencia civil” en 1849, que terminó en la cárcel por negarse a pagar impuestos en protesta por la guerra de Estados Unidos contra México y por oponerse a la esclavitud.

“La desobediencia civil es una forma de resistencia pasiva del pueblo a un gobierno ilegítimo, tiránico, oligárquico, injusto o gravemente ineficaz. Consiste en actos pacíficos de desacato a las órdenes de la autoridad o de incumplimiento de los deberes legales para con el Estado. En ambos casos, la desobediencia civil implica infracción deliberada de las leyes”, dice Rodrigo Borja.

El diccionario de Ciencia Política de Andrés Serra Rojas coincide señalando que la “desobediencia civil” es la actitud “que adopta una persona o grupo que se niega a cumplir con sus deberes legales o administrativos, como protesta por situaciones que la autoridad prohíba y que la persona o grupo combate”.

En abril de 1984 durante el Gobierno de Salvador Jorge Blanco, justo después de la Semana Santa, se produjo lo que Juan Bosch llamó “una poblada” consecuencia de las denuncias de corrupción, la firma con el Fondo Monetario Internacional y la devaluación de la moneda, provocando cientos de muertos.

Para desacatar las disposiciones del Gobierno se requiere de una población consciente, empoderada y de una oposición grande, unida y dispuesta a jugar el rol que las circunstancias determinan, porque razones hay de sobra existen para enfrentar en las calles, los campos y ciudades, como en Brasil, por todos los desafueros y todas las burlas que a diario comete el Gobierno contra la población.

El Partido Revolucionario Moderno (PRM) está enfrascado en una disputa interna para escoger a sus candidatos con miras a su participación en los comicios presidenciales, congresuales y municipales del año próximo, cuando debería estar organizando y participando en todas las protestas, incluyendo la “desobediencia civil”, porque parece no darse cuenta que con la actual Junta Central Electoral y el Tribunal Superior Electoral, en el país no habrá elecciones limpias ni libres.

El Gobierno (Danilo y Leonel) no le teme al PRM porque sabe que sus dirigentes son conservadores y forman parte del sistema, en tanto que la izquierda es prácticamente inexistente, del mismo modo que la llamada “sociedad civil” solo tiene vigencia en los diarios, ya que muchos de sus integrantes solo buscan notoriedad. (En la canción “Harapos”, Silvio Rodríguez criticando la pequeña burguesía dice lo fácil que es “protestar por la bomba que cayó a mil kilómetros del ropero y del refrigerador”).

¿Para qué pagar impuestos si los utilizan para costear campañas electorales, si se los roben los funcionarios con el propósito de comprar jets de hasta 24 pasajeros, helicópteros, yates de varios camarotes, mansiones, fincas, villas, mega divas y una que otra “chapeadora”, mientras el pueblo se muere de hambre? ¿No es esa una razón más que suficiente para la desobediencia civil?

Subir los precios de los combustibles desorbitantemente, mientras bajan en el mercado internacional, ¿no es otra razón para la desobediencia civil? Aumentar la deuda externa de 9 mil a más de 30 mil millones de dólares sin haber resuelto un solo problema nacional, ¿no es motivo para la desobediencia civil? Más de 200 casos de corrupción sin resolver porque falta de justicia y voluntad política, ¿no es motivo para la desobediencia civil o para una poblada más grande que la del 84?

Evacuar (fuera del cajón) de la letrina de la Suprema Corte de Justicia un auto de “no ha lugar” en favor de Félix Bautista y otro a Félix Rodríguez, ¿no constituyen razones más que suficientes para la desobediencia civil y de paso prenderle fuego al país por los cuatro costados?

Juan Taveras Hernández (Juan TH)

Apuestan al olvido del 27 de marzo de 2015


El día que Leonel perdió
Aún queda, en la inmensa mayoría de la sociedad dominicana, el sabor amargo de la decisión tomada por el magistrado Alejandro Moscoso Segarra, en relación a la posibilidad de someter a juicio al humilde sastre y dependiente de bodega, ahora devenido en multimillonario contratista del estado y político, Félix Bautista.

Al día de hoy, ningún matemático, economista, actuario, científico, premio nobel o ingeniero de la administración nacional aeronáutica y del espacio (NASA), quienes están a cargo de enviar hombres y maquinas al espacio, ha podido explicar cómo el distinguido senador por la provincia San Juan de la Maguana, puede haber acumulado tan descomunal fortuna de forma legítima.

Pero, según la ley, si fue robando, hay que probárselo, y según el juez, las pruebas ya habían sido ponderadas y no se obtuvieron de la forma correcta.

De nada sirve pues, el rumor público, que en este caso debería ser más determinante por tratarse de una persona que manejó dinero del estado, o lo que es lo mismo, del pueblo, pues con un tecnicismo jurídico, se encuentra la salida perfecta, deshaciendo, entre otras cosas, el refrán de “lo que está a la vista no necesita anteojos”.

Lo curioso de todo esto, es que esta aparente victoria del ala más corrupta y degenerada de la política dominicana, es precisamente, su más desatinado paso al abismo.

Si existía alguna duda, de que previendo ser algún día juzgado, Leonel Fernández y su claque abominable infiltraron el aparato judicial dominicano, para garantizarse impunidad, ya eso ha sido despejado.

No existe en este momento, un solo dominicano que pueda decir que si posee un proceso en los tribunales de la república, recibirá una decisión justa y apegada a la ley.

Con esto no digo que no existan jueces serios, sino que ha quedado demostrado que la justicia posee una profunda infección, y que no hay cabezas seguras sobre hombros.

Si no se ha dado cuenta, usted está a merced de gente capaz de lo que sea.

En el mismo momento en que se leyó la sentencia, sus hijos y sus nietos fueron bombardeados inmisericordemente en sus reservas morales con un mensaje claro y directo: roba y roba mucho que nunca caerás preso.

Mientras la República Dominicana está sumida en la crisis moral más profunda de su historia, mientras los ciudadanos temen cuando salen a las calles porque son asaltados y asesinados, mientras usted cubre, con su propio bolsillo, el hoyo fiscal que estas mismas personas provocaron para no responder ante la ley, a usted que lee, le acaban de decir en su cara: Yo robo y nada me pasa.

Peor aún, esos que le enrostran sus fortunas mal habidas quieren volver a dirigir los destinos del país.

Usted puede hacer que eso no suceda.

Hágalo por usted, por sus hijos y por sus nietos.

No fue por azar que esta sentencia fue evacuada antes de iniciarse Semana Santa; se apuesta al olvido. Utilice el sosiego para reafirmar los valores que nos inculcaron nuestros padres en el hogar, y nuestros maestros en las escuelas.

Que su indignación no desaparezca; ya no cabe espacio para vacilaciones. Analice sus opciones y haga de esto una victoria para la gente decente y de trabajo de nuestra Quisqueya.

Mientras ellos en sus mentes retorcidas celebran, haga usted que ese grupo recuerde el 27 de marzo del 2015, como el día que rebosó la copa, el día que se corrió la tuerca.

El día que Leonel perdió.

Elías Brache
El Día

Respaldo al Ministerio Público


La lucha contra la corrupción
El presidente Danilo Medina dijo enfáticamente que no gobierna “para enriquecer a una persona”. En el contexto político en que se produjo, esta declaración marca una clara diferencia en el ambiente de corrupción que él heredó y que el Procurador General dejó en claro en su discurso de rechazo a la sentencia de descargo del senador Félix Bautista, señalando que el sistema de justicia le había faltado a la nación. Lo que ambos hechos ponen de manifiesto es que a pesar de la misma procedencia partidaria hay en el ámbito oficialista diferencias muy pronunciadas en la forma de hacer política y de encarar el abuso de poder y el enriquecimiento ilícito.

La distancia que el gobierno del presidente Medina ha establecido en el campo moral y ético con su antecesor es evidente y no puede ni debe verse en el clima de confrontación todavía soterrado en que se disputa la candidatura presidencial del partido gobernante. Despojado de todo prejuicio, el expediente presentado contra la red societaria con la que el senador Bautista diseñó las operaciones por las que ha sido acusado, constituye el más serio esfuerzo en la lucha contra la corrupción proveniente de las mismas entrañas de un gobierno en las últimas décadas.

El argumento de la debilidad de las pruebas como una justificación de la sentencia absolutoria, es un intento baladí para justificarla. Se ha pretendido presentar la acusación como un acto de persecución política, lo cual pone de resalto la intención del Ministerio Público de llevar la lucha anticorrupción a todos los niveles, sin importar de quien se trate. Si esta sociedad realmente aspira a un estado de decencia en la actividad política, tomaría el camino equivocado si le negara su respaldo a quienes asumen la responsabilidad de enfrentar desde el ámbito oficial a un aparato judicial concebido y estructurado para proteger a los que se valen del poder para adueñarse de los bienes públicos.


Miguel Guerrero
La Columna de Miguel Guerrero
elCaribe

Frases célebres: Danilo Medina Sánchez (12)


"Yo no gobierno para hacer rico a nadie en particular".

+ Expresada por primera vez en diciembre de 2014 en San Juan de la Maguana, en uno de sus recorridos habituales y en obvia referencia a todos aquellos grupos que se acostumbraron a usar el Poder Ejecutivo para acumular fortunas multimillonarias.


Luis Del Monte / Desde La República Dominicana

Leonel Fernández...bailandoooo...bailandoooo!


Íntimamente con Leonel
En la noche del pasado Viernes Negro “viví” unas imágenes patéticas. Te vi bailando sobre una tarima instalada en la calle de un barrio de la parte norte de la capital. La gentuza, apretujada, se movía como moscas convocadas por la podredumbre. Me olvidé del ruido musical que animaba la parada, para contemplarte. A pesar de que tu cintura respondía con pesada cadencia al golpe de la tambora, tu mirada lucía levemente perdida, como a quien le perturba un pensamiento borrascoso. Tu cara, ajada y abatida, rezumaba la humedad salobre del barrio. Nada allí era espontáneo, solo, quizás, la risa de la gente. Sé que fue un evento montado para demostrar que estabas ajeno a lo que pasaba en la Suprema; un golpe de efecto subliminal: mientras la Justicia cumplía con su acreditado papel, tú, hombre magnánimo, estabas con los tuyos inhalando el hedor de su pobreza. ¡Te quedó impecable! No te oculto, sin embargo, que, al verte, me resultó inevitable evocar las clásicas estampas de las familias mafiosas cuando sus padrinos hacen filas para recibir la santa eucaristía mientras sus mercenarios ejecutan macabros mandatos de sangre. El país indignado hasta las vísceras y tú, Leonel, bailando… bailando…

El fin de semana te ocupó una densa agenda proselitista. En Pedernales, bien lejos del epicentro de la sacudida judicial, proclamaste a todo pulmón que “los vientos te arrastran a subir la escalinata del Palacio Nacional”. Lo gritaste con tanta euforia que lo escuchó tu socio Martelly del otro lado; lo hiciste sin tapujos ni sospechas, liberado ya de todo apremio. Y no es para menos, el expediente de tu vasallo era el último escollo para despejarte el camino, un trámite menudo en manos de honorables rendidos. Misión cumplida. Lo único pendiente es negociar con Danilo el reparto de la hacienda para que retire la amenaza de la reelección, y eso está casi armado. Lo que sigue es ganar el tiempo malogrado por las bravuconadas de Quirino, convertidas en un fiasco de vistosos plumajes y rutilantes oropeles. Así las cosas, ya puedes vender un proyecto electoral confiable y seguro a tus empresarios para que puedan hacer sus “inversiones” con la garantía de que esta vez no habrá “tumbes” en mérito a su abolengo y al prudente consejo de la reciente experiencia. Si queda algún resabio de indignación por aquello de la sentencia del senador, el Listín Diario y El Caribe trabajarán la estrategia del olvido, desempolvando, si es necesario, la locuacidad del Cardenal para que salga orondo del silencio y, en nombre del santo establishment, hable de todo menos de corrupción. La artillería de los gladiadores progresistas se calienta para empezar a descargar las metrallas patrióticas en nombre de los trinitarios. ¡Todo a pedir de boca!

Este apoteósico cuadro seduce a cualquier ambición; sin embargo, Leonel, creo que el precio de tu cuarta oferta de gobierno sigue muy caro. El país te ha pagado todos tus caprichos y cuentas, también ha redimido tus timos y aún así te sigue adeudando. Debes invertir más en este negocio o capitalizar tus dividendos. Ya las cosas no son tan fáciles como antes. A pesar de que has logrado tapar muchas obscenidades, la sábana sigue corta y Washington permanece callado.

Por otro lado, hay cosas que han cambiado. Perdiste fuerza en la clase media; tu nombre ahí es satanizado. Si bien no es mayoría, al menos tiene influencia decisoria. Vas a tener que dejar la piel en los barrios para redimir la dignidad gástrica del voto con sabor a chicharrón y a ritmo de Peña Suazo, quien, al igual que tú, dejó de estar “durísimo…” para “subirse en el palo”. ¡Lo que tiene un hombre que hacer por esa oscura adicción al poder! Tu vicio nos ha arruinado, menos a ti, a tu estrecho círculo empresarial y a tu consentido Comité Político, que, a propósito, ya no es una logia de opulentos resignados, algunos al menos te contradicen con un bostezo, una irreverencia infame a la memoria de Moisés o de Buda, a quienes, por mandato de tus delirios, tú encarnas.

Perdóname, pero me muero de risa cuando te imagino en aquel pasado de gloria pontificando petulantes teorías astrales en magnos foros continentales y verte ahora juramentando a toda suerte de alimañas en los sumideros políticos. Te confieso que disfruté hasta el hartazgo la foto con Víctor Céspedes, el eximio procurador pepeachista, en aquel acto de sumisión a tu honorable proyecto. Caramba, Leonel, creo que debes darle un barniz de glamour a tu equipo con otros rostros menos repelentes; te recomiendo revisar el catálogo de intérpretes urbanos en una de esas emisoras de la calle. Ese tipo de adhesiones tan baratas no te conviene, revela el ocaso resistido de tu liderazgo, o, para usar cliché de nuestros líderes empresariales, “envía señales confusas” a los nuevos inversionistas, esos que quieren ver gente de portada (en Mercado o en Ritmo Social, la misma vaina) en primera línea. Debes elevar la solvencia de tus palabras porque por culpa de tus insulsas peroratas ya la gente está demandado hechos y en esa materia estás reprobado.

De manera que te deseo suerte en este emprendimiento. En otras circunstancias te hubiera aconsejado volver a tu partido para que dejaras en producción aquella ilusa “fábrica de presidentes”. Pero es penoso que después de haberte consentido tanto, esta nación te niegue una nueva oportunidad, esta vez para que repares tu retrato histórico. No importa que en el esfuerzo quintupliquemos nuestra deuda externa con tal de volver a ver el disimulado tinte de tus canas, el delineamiento de tu hirsuto bigote, el remozamiento de tu descuidado afro y el abandono de esa expresión depresiva que cuelga lánguidamente de tu rostro. Cuídate de lo que comas porque te faltan aún muchos e indigestos convites barriales. Recuérdales a los tuyos que no te envidio y menos en circunstancias tan hostiles como las que vives. No es para nada codiciado tener que salir, camisa remangada, bajo el calcinante sol, a los antros suburbanos, inhalar su fetidez, polvo y sudor detrás de un voto grasiento. Prefiero leer una de tus recomendadas lecturas semanales. ¡Suerte!

José Luis Taveras

Cardenal López Rodríguez es un político militante parcializado / Vídeo


Capaz de violar sus propias palabras cuando de beneficiar a su pupilo se trate
El cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez es un violador de todas las prédicas y mandatos del actual papa Francisco. Si bien es cierto que que no es el único culpable de que las iglesias católicas dominicanas se mantengan prácticamente vacías, su carácter autoritario y su participación política ligada a los sectores más represivos y reaccionarios de la oligarquía dominicana provocan rechazo y animadversión en contra de la iglesia de Jesucristo y sus pastores.

Los curas que quiere Francisco
El 17 de abril de 2014 salió publicado en la prensa mundial la línea política de la iglesia que dirige el actual papa Francisco, a pesar de que el cardenal López Rodríguez es conocedor de las directrices de El Vaticano, viola impunemente el comportamiento que debe guardar sin tener consecuencias, incordiando la vida nacional y hasta a nuestros gobernantes legítimos.

Entre otras, estas son la líneas trazadas por Francisco para sus curas:

1. Su receta. La alegría. Si un cristiano triste es un triste cristiano, un cura triste es un sinsentido, la negación de su propia identidad sacerdotal. Una alegría por y para el pueblo. Y como es una alegría que solo fluye cuando el pastor está en medio de su rebaño (también en el silencio de la oración, el pastor que adora al Padre está en medio de sus ovejitas) y por ello es una "alegría custodiada" por ese mismo rebaño. Incluso en los momentos de tristeza, en los que todo parece ensombrecerse y el vértigo del aislamiento nos seduce, esos momentos apáticos y aburridos que a veces nos sobrevienen en la vida sacerdotal (y por los que también yo he pasado), aun en esos momentos el pueblo de Dios es capaz de custodiar la alegría, es capaz de protegerte, de abrazarte, de ayudarte a abrir el corazón y reencontrar una renovada alegría. Porque la alegría del cura tiene que estar siempre "custodiada y también por tres hermanas que la rodean, la cuidan, la defienden: la hermana pobreza, la hermana fidelidad y la hermana obediencia".

2. Crisis de identidad sacerdotal. Un camino que pasa ineludiblemente por salir de uno mismo y encarnarse a fondo en el pueblo, para irradiar en él, con él y en él, la alegría que da sentido pleno a la vida del sacerdote. La disponibilidad del sacerdote hace de la Iglesia casa de puertas abiertas, refugio de pecadores, hogar para los que viven en la calle, casa de bondad para los enfermos, campamento para los jóvenes, aula para la catequesis de los pequeños de primera comunión.... Donde el pueblo de Dios tiene un deseo o una necesidad, allí está el sacerdote que sabe oír (ob-audire) y siente un mandato amoroso de Cristo que lo envía a socorrer con misericordia esa necesidad o a alentar esos buenos deseos con caridad creativa".

3. Una homilía para enmarcar. Una homilía que los curas, nuestros curas, nuestros amados y criticados curas, tendrían que leer y releer. Y hacer carne de sus vidas en esta Semana Santa. Curas del pueblo y para el pueblo. Curas alegres en medio del hospital de campaña que es la Iglesia que el Papa Francisco quiere. Curas que huyen de ser funcionarios y se entregan en cuerpo y alma a su gente, a su pueblo, al pueblo de Dios, especialmente a la "carne de Cristo", que son sus pobres.

Nada de curas ogros ni amargados. Nada de curas del "no". Nada de curas que cierran las puertas de sus iglesias y de los sacramentos a "pecadores". Nada de curas que condenan. Curas metidos de lleno en los surcos de la vida. Siempre dispuestos a curar las heridas de la gente. Siempre amables y cariñosos. Siempre dispuestos a perdonar y acoger. Curas que prediquen y den trigo. Amén.

Lamentablemente nuestro Cardenal no acata ninguno de estos tres comandos sugeridos por el papa Francisco.

Incursión en la política nacional
Para la gran mayoría de los dominicanos es de muy mal gusto que el cardenal López Rodríguez opine de todo, y mucho más si es de política. Nadie se explica quién, ni entiende bajo qué prerrogativas un religioso se toma la libertad de beneficiar candidatos y políticos en función de sus preferencias particulares, cuando sus funciones deben ser estrictamente espirituales.


En 2008
El 30 de julio de 2008, el Listín Diario recoge una evidente defensa del derecho del entonces presidente Leonel Fernández Reyna a reelegirse, muy complaciente, dijo que el pueblo es el que debe decidir si quiere la reelección de Leonel Fernández y agregó sobre esta que no era nada extraño, que muchos países la tenían y que los perdedores, en obvia alusión a los que no eran sus candidatos, satanizaban la reelección.

El cardenal no solo irrespetaba a la oposición, sino que actuaba como un político militante a favor de su candidato, Leonel Fernández Reyna.


En 2015
Como todo un político partidista que busca frenarle el paso al que no es de su agrado, el cardenal López Rodríguez vuelve a la carga hoy, denegando sus palabras de 2008, pretendiendo cerrarle el paso a la reelección del actual presidente Danilo Medina, y allanando el camino para la vuelta al poder de su pupilo Leonel Fernández Reyna. Abusivamente, ya el Cardenal no ve que en otros países no es extraña la reelección y ya no es el pueblo que debe decidirla, su opinión es que no debe reformarse la Constitución.

Cagada fuera del cajón
En enero de 2015 el cardenal fue acusado de cagarse fuera del cajón, textualmente como usted lo lee.
Y no es para menos, un pastor de almas no tiene ningún derecho en un Estado con libertad de religión de querer imponer sus gustos políticos y sus creencias a 10 millones de dominicanos. Además de ser un personaje altanero, prepotente y autoritario; es represivo. Ejerce represión con el poco poder que le queda en contra del presidente Danilo Medina, quien no tiene por qué aceptarle complacientemente al Cardenal sus malhumores y sus defecaciones verbales.

Vea el vídeo del prestigioso comunicador Roberto Cavada, donde desenmascara la doble cara de este político con sotana que debió estar en retiro desde hace tres años atrás.



En situación delicada
El cargo del cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez está en una situación difícil, repudiado por una gran parte de los católicos, rechazado casi unánimemente por los no católicos. Odiado por sus mismos compañeros de iglesia y enemigo declarado de quienes en política no son Leonel Fernández. Un anciano que debió retirarse a los 75 años e insiste en continuar aplastando a sus conciudadanos que no lo necesitan para esta tarea ya que suficiente tenemos con la cleptocracia que él ayudó a conformar y que abiertamente apoya, a contracorriente de las directrices de su jefe, el papa Francisco.

Ahora más que nunca, hay razones de sobra para contactar al Vaticano y eliminar para siempre el Concordato entre la Iglesia Católica y el Estado dominicano.


Desde La República Dominicana
Capturas: Listín Diario
Foto: Acento
Vídeo: Roberto Cavada / Ramón Encarnación / Telesistema canal 11

Cámara de Cuentas ha sometido más de 40 funcionarios / Vídeo


Sin consecuencias
Combatir la corrupción no está en la agenda del Partido de la Liberación Dominicana, la Cámara de Cuentas ha sometido a la justicia a más de 40 funcionarios con auditorias preñadas de actos indelicados, incluyendo de este gobierno actual; y el PLD no hace absolutamente nada. La SCJ se autodescalificó para conocer una apelación al defender públicamente por las redes sociales el insólito No Ha Lugar dictado por uno de los jueces más sinvergüenzas de la historia del Poder Judicial contra el mayor desfalcador del erario público en toda la historia de la República Dominicana, el actual senador Félix Bautista. Vea el análisis del comunicador Marino Zapete para Noticias SIN.



Forbes publica lista 25 mujeres dominicanas más poderosas


La revista Forbes (México) publica una lista que contiene las que ellos consideran las 25 mujeres más poderosas de la República Dominicana. Uno puede estar o no estar de acuerdo con esta selección o con el orden establecido, pero ellos se atrevieron a hacerlo primero y eso vale. Es posible que quienes los hayan asesorado en el país influenciaran para favorecer a alguien en particular, pero eso no hay forma de comprobarlo. DLRD se tomó la libertad de agregar fotos de las damas que no aparecen en el reportaje original para conocimiento general de nuestros visitantes. JK/DLRD

Las 25 mujeres más poderosas de República Dominicana
Ellas encabezan la primera entrega del ranking de las 25 mujeres más poderosas de República Dominicana, un selecto grupo escogido por el equipo editorial y colaboradores de Forbes.

Mujeres que inspiran admiración y confianza, que han llegado a posicionarse como presidentas ejecutivas de empresas líderes dominicanas por su disposición a crecer, afrontar retos y aprovechar oportunidades. Además de ser contemporáneas, tienen en común su claridad, tenacidad y entrega.

El listado se obtuvo basándose en cuatro categorías: mujeres de negocios, medios de comunicación, activistas sin fines de lucro y política. Para determinar la clasificación de cada categoría, así como la lista completa de las 25, aplicamos tres métricas: presencia en medios, influencia y trayectoria.

Conoce a las 25 mujeres más poderosas de República Dominicana.

1. Ligia Bonetti Dubreil / Presidenta ejecutiva de Grupo SID

Es la protagonista del relevo generacional más importante de los últimos años al convertirse —desde enero de este año— en la cabeza del Grupo SID, un conglomerado compuesto por las empresas MercaSID, Induveca, Agua Crystal, Induspalma, SIDFranqui­cias y SIDEntertainment.


2. Mercedes Ramos / Presidenta ejecutiva Grupo Ramos

Desde 2005 está al frente de una de las empresas líderes de ventas al detalle en Repúbli­ca Dominicana. Su experiencia dentro del Grupo Ramos va desde antes que se graduara de la universidad cuando trabajó como asistente de Tesorería, y a partir de ahí fue aprendiendo sobre las diversas áreas del negocio.


3. Margarita Cedeño de Fernández / Vicepresidenta de República Dominicana

De primera dama a vicepresidenta de la República. En 2012 Cedeño de Fernández se convierte en la segunda mujer en ocupar este puesto en la historia dominicana. Su gestión se ha caracterizado por los programas sociales del Estado que han tenido un gran impacto en la sociedad, tal es el caso de Progresando con Solida­ridad, y su despacho es el encargado de la Administradora de Subsidios Sociales, entidad que regula las ayudas que recibe la población de escasos recursos.


4. Cristina Lizardo / Presidenta del Senado de República Dominicana

Con más de 35 años de trayectoria en la política, el pasado 16 de agosto escribió una nue­va página en la historia dominicana al convertirse en la primera mujer presidenta del Senado de la República. Este es el último escaño alcanzado por una mujer que dio sus primeros pasos en la política en 1978. Fue regidora por el Distrito Nacional durante dos periodos consecutivos, posteriormente fue elegida diputada en 1998 y reelegida en 2002. Se convirtió en senadora en agosto de 2006 y nue­vamente fue reelegida para el periodo 2010-2016.


5. Nuria Piera / Directora general NCDN

Es pionera en programas de periodismo investigativo y tras la alianza de su empresa Provideo con el Canal CDN en 2013, surge una nueva empresa cuyos contenidos informativos son dirigidos por Piera.


6. Yeni Berenice Reynoso / Procuradora Fiscal del Distrito Nacional

Ella es la primera fiscal de carrera que dirige el ministerio público en la Fiscalía del Distrito Nacional. A lo largo de su carrera, se ha destacado por su carácter y la contundencia de sus acciones, esto le valió el galardón Mujer de Coraje 2013, que otorga el Departamento de Estado de Estados Unidos por sus luchas para la reforma de la Policía Nacional, el combate a la trata y el tráfico de personas, así como la violencia de género.


7. Clarissa de la Rocha / Vicegobernadora del Banco Central

Ha sido nombrada en este puesto por tres periodos consecutivos desde 2004. Se ha destacado por su participación en las distintas políticas monetarias dictadas por el Banco Central, institución donde ingresó a trabajar como auxiliar del depar­tamento Internacional hace 36 años.


8. Alicia Ortega / Vicepresidenta del Grupo SIN

Alicia es la imagen del Grupo SIN, edita y es anchor del noticiario estelar. Además, por ocho años ha producido su programa de investigación periodís­tica El Informe. Ha sido reconocida con seis premios Soberano y un premio Caonabo de Oro, entre otros galardones.


9. Cándida Montilla de Medina / Primera dama de la República Dominicana

Desde su despacho, dirige importantes progra­mas sociales que han impactado favorablemente a la población. Tal es el caso de Cuenta Conmigo, que realizó decenas de operativos médicos-sociales por todo el país, con los que durante 2014 impactó a más de 25,000 personas en forma directa y a más de 75,000 indirecta. Otro logro sobresalientes es la construcción de los Centros de Atención Integral para la Discapacidad, dedicados al cuidado, educación, rehabilitación y atención de niños y niñas con habilidades diferentes.


10. Haydée Kuret de Rainieri / Vicepresidenta de Hospitalidad y Recursos Humanos Grupo Puntacana

Nadie puede pensar en lo que es hoy Pun­ta Cana sin relacionarlo con el nombre de esta mujer. Más que la mano derecha de su esposo, la señora Kuret ha ido construyendo su propio camino y se ha ganado el respeto del sector turístico en el país. Es una mujer dispuesta a hacer cambios, no solo sugerirlos. Bajo esta premisa, asumió la presidencia de Asonahores en 2008.


11. Elena Viyella de Paliza / Presidenta Acción Empresarial por la Educación (EDUCA)


12. Marisol Vicens Bello / Socia Headrick Rizik Álvarez & Fernández


13. Circe Almánzar / Vicepresidenta ejecutiva de la Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD)


14. Kirsis Jáquez Marichal / Presidenta ejecutiva de la Asociación Dominicana de Administradoras de Fondos de Pensiones


15. María Amalia León / Directora general del Centro Cultural  Eduardo León Jimenes


16. Melba Segura de Grullón / Presidenta de la Fundación Sur Futuro


17. Mercedes Canalda / Presidenta ejecutiva del Banco de Ahorro y Crédito Adopem


18. Mary Fernández Rodríguez / Socia fundadora de la firma Headrick Rizik Álvarez & Fernández


19. Alexandra Izquierdo Méndez / Directora del Centro de Desarrollo y Competitividad Industrial (ProIndustria)


20. Altagracia Paulino / Directora general del Instituto Nacional de Protección de los Derechos del Consumidor (ProConsumidor)


21. Linda Valette / Presidente ejecutiva de Banco Banesco República Dominicana


22. Luisa Fernández / Embajadora y directora ejecutiva del Consejo Nacional de Zonas Francas de Exportación


23. Rosario Espinal / Abogada, politóloga y catedrática


24. Mónika Infante / Directora general de Aeropuertos Dominicanos Siglo XXI


25. Lina García Almánzar / Vicepresidenta ejecutiva de Envases Antillanos


Forbes México

lunes, 30 de marzo de 2015

Sonriente y haciendo la V de la victoria


Félix Bautista y la V de la vergüenza
La negativa del juez Moscoso Segarra a abrir un proceso legal contra el senador Félix Bautista constituye otro paso en la bancarrota moral de nuestra sociedad y su sistema político. Se han dado otros muchos, pero hay que reconocer que este ha sido particularmente doloroso para cuanta persona decente medianamente informada existe en nuestro país. Ha sido una muestra del deterioro de la República a que nos han llevado el Partido de la Liberación Dominicana, sus aliados y los que –por prebendas y temores- callan ante la debacle que nos viene encima.

La argumentación de Moscoso Segarra no es otra cosa que un fútil leguleyismo al que se ató para validar su militancia peledeísta y su conocida vinculación política con Leonel Fernández y su bolsillo derecho, Félix Bautista. Los pataleos del procurador Domínguez Brito, aunque justificados por el desaire, no se compadecen de su defensa a ultranza de Leonel Fernández cuando Guillermo Moreno intentó encausarle alegando lo que todo el mundo sospecha: corrupción.

Y es que Domínguez Brito, repito, que aún cuando concite nuestra simpatía, no está procediendo por motivaciones éticas, sino políticas. Y las querellas contra los depredadores (y sus absoluciones) siguen una clara motivación intrapartidista. No es la constitución, ni la jurisprudencia, ni la pulcritud ética, las que guían las actuaciones en este estercolero moral, sino las situaciones de poder al interior del PLD. Y solo con el tiempo sabremos qué fue lo que se negoció en esta coyuntura dominada por los reeleccionistas capitaneados por Danilo Medina y la gavilla que encabeza Leonel Fernández.

Y todo contra la República, sus instituciones y su gente. Otra inmensa bofetada, como la imagen de mafioso impune que nos ofreció Félix Bautista minutos después de que su camarada de fechorías políticas lo absolvió en nombre de la ley.

Aparece sonriente y haciendo la V de la victoria. O del vicio, la vulgaridad y la villanía.

La V de la vergüenza.

Haroldo Dilla Alfonso
Solo una idea
7 Días

Rejas abiertas!


Abran las cárceles ¡Salgan los presos por robo!
Robar es tomar lo ajeno. La forma de sustraerlo depende de la necesidad, ambición, posición de los vacíos en la formación. Hay quienes lo hacen con estrategia, usando testaferros, estableciendo negocios, fundaciones y empresas. Otros son más rústicos, están desesperados.

En algunos funcionarios, administradores de los bienes del pueblo, donde los recursos son miles de millones, la ambición se desborda. Tranquiliza que a veces surge alguien lleno de dignidad y coraje que los detiene. Lo somete a la justicia, sin importarle que haya sido presidente de la República, legislador, alcalde o quien sea.

Duele que los infelices confíen en alguien sin recursos económicos igual que ellos, lo elijan para ocupar una posición desde donde los ayude y en dos o tres años llegue a convertirse en multimillonario, mientras ellos mueren por falta de comida y medicina.

Duele que prometieran combatir la miseria, corrupción y trabajar por la justicia social pero al llegar al poder, usaron su talento no solo para robar sino para blindarse y enlodar la justicia. Buscaron jueces débiles y ambiciosos para formar las altas cortes de los que, al igual que ellos, usan el talento, para sacar ventajas personales.

La población está desamparada. La justicia solo funciona como tal para los que roban una sardina y cien pesos para llevar comida a sus hijos, “Los hijos de Machepa” están desempleados porque un grupito se apodera de la fortuna de la nación. No están pensando en ellos. ¡Qué asco de líderes tenemos en el Poder Ejecutivo, Legislativo y Judicial! Con razón algunos abogados colgaron hace tiempo su toga y birrete...

No sé cuantos presos tenemos en las cárceles por robar salami, cien pesos, etc. Deberían hacer un inventario. La suma total en dinero usurpado no llega ni a una cuarta parte de aquellos a quienes le han archivado el expediente, porque la justicia dice que supieron ganarse cientos y miles de millones en doce años.

Deberían cerrar las altas cortes del Poder Judicial.. Lo único que hacen es motivar al robo en grande porque solo así la impunidad está garantizada.

Para que haya un poco de justicia, de criterios normativos, apoyaría que abrieran las puertas de las cárceles, para que salgan de ahí los ladronzuelos, los que han sustraídos comida y pequeñas sumas. Eso sí, en la medida que vaya saliendo, pellizcarlos bien fuerte, para que nunca olviden que el robo debe hacerse en grande. Además, es una forma de decirle que estaban presos, no por robar sino por no lograr lo suficiente para saciar las apetencias de los jueces y las altas cortes.

Venecia Joaquín

Atraso!


Fritura con demagogia
¿Cuándo será que los políticos del patio dejarán de comer frituras, besar ancianos, agarrar bebés y sentarse en comedores con una cuadrilla de simpatizantes que solo ven en los tiempos pre-electorales?

¿Cuándo será que esa demagogia vernácula dejará de repetirse incesantemente cada cuatro años en busca de esos votos anhelados, regalando muñecas y bicicletas y al mismo tiempo proclamando en cada barrio, esquina o colmado que se detienen las eternas y gastadas promesas de campaña que con el paso de los años ya perdieron su encanto y brillo?

¿Es que no tienen asesores actualizados en materia de comunicación y estrategia política?

Observar el comportamiento caricaturesco y la manera del ejercicio de proselitismo político en todos esos hombres y mujeres que desean encaramarse a la silla presidencial es digno de estudio.

No hay manera de cambiar la forma ni el estilo, es lo mismo que hacen todos desde largas décadas atrás, salvo que algunos con el “feeling” que da la buena vida política, no se quitan sus Rolex para ir a darse esos costumbristas baños de pueblo y que ese mismo pueblo que ignorante deposita sus votos en ellos observe con deleite su “digno progreso” en la sociedad.

Al parecer no existe otra manera de promocionarse políticamente y dar a conocer un seudo programa electoral copiado de lo ya existente, que ronda siempre en las mismas frases grandilocuentes.

Este arquetipo de político demagogo es lo que hemos consumido desde siempre.

Como país con cierta mentalidad paleolítica en muchos temas en pleno siglo XXI, cuando el mundo va cambiando apresuradamente y la clase política en otros países se reinventa constantemente en sus modos y discursos por lo gastado de su oficio y la corrupción, aquí en el país en este aspecto como en otro más, vamos como el cangrejo.

Sin olvidar que todos andan con un séquito detrás y acuden así a todos los programas de radio y tv… ¡Atraso!

En ese sentido, no existen debates políticos de altura, mítines que valgan la pena presenciar, reuniones de alto contenido en temas socioeconómicos, de la mujer, de la juventud, infancia, sino todo lo contrario, agarran un micrófono y promueven su postulación, vendiendo el oro y el moro a un pueblo sin memoria política y una música estridente que no sirve de nada.

Ahora bien, comer frituras o mondongo con las mangas de camisa remangadas, ¡eso sí!

Dunia De Windt
El Día

Duele en lo más profundo del alma y la sensibilidad nacional


Una justicia secuestrada
Las decisiones judiciales del viernes negando la posibilidad de que el Secretario de Organización del gobernante Partido de la Liberación Dominicana, Félix Bautista, y el alcalde de San Francisco de Macorís Félix Rodríguez, y compartes, puedan ser siquiera enjuiciados, ratifica el nivel de secuestro político que se ha hecho de la justicia, uno de los poderes fundamentales de la democracia, para garantizar la impunidad en la demencial corrupción que ofende y sacude el país.

El expediente contra Félix Bautista y seis asociados, elaborado por la Procuraduría General de Persecución de la Corrupción Administrativa y sustentado por el Procurador General de la República Francisco Domínguez Brito, quedará como paradigmático en la historia nacional, por el volumen de dinero involucrado y la enorme cantidad de indicios más que suficientes para que se les abriera juicio por enriquecimiento ilícito, falsedad de escritura pública y privada, corrupción y lavado de activos. Pero ni eso es posible con una justicia secuestrada por intereses políticos y económicos.

Sus propios defensores jurídicos y políticos se encargaron de proclamar que el sometimiento judicial apuntaba contra el expresidente Leonel Fernández, quien tras proclamar su Constitución del 2010 pactó con el excandidato presidencial perredeísta Miguel Vargas Maldonado para quedarse con el control institucional de la nación: Suprema Corte de Justicia, Tribunal Constitucional, Tribunal Superior Electoral, Junta Central Electoral, además de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Municipal.

Sólo en las dictaduras, y con proyectos de dominación que se han anunciado hasta el 2044, se concibe un control total y tan concentrado de las instituciones básicas de una nación, para lo cual había que acumular una gran fortuna que garantizara el predominio sin posibilidad de que ningún juez u organismo colegiado dictaminara sobre su legitimidad.

En el caso específico de Félix Bautista, se ha documentado el manejo de entre 24 y 40 mil millones de pesos, por un entramado empresarial que confluye en un dirigente político, funcionario público y ahora senador, que al llegar al gobierno en 1996 declaró un pobre patrimonio de 547 mil pesos, y que todavía en el 2010 lo juró en 16 millones de pesos, pero que dos años después proclamaba que, si se lo otorgaban, sus empresas estaban en condiciones de asumir la total reconstrucción del Haití devastado por un terremoto, tarea que demandaba decenas de miles de millones de dólares.

Todos sabemos que el poder económico y político de Bautista no era patrimonio propio y que derivaba del presidente Fernández, quien llegó a considerarlo como un hijo, y que le autorizó maniobras del calibre del contrato con la Sun Land por 130 millones de dólares. Ya Guillermo Moreno documentó en otro memorable expediente desestimado por la justicia, que las empresas de Bautista eran financiadoras fundamentales de la Fundación Global de su jefe político, y que en sólo cinco días del 2011 le donaron 45 millones de pesos.

Por suerte el Procurador Domínguez Brito ha anunciado de inmediato que apelará los dictámenes que procuran la impunidad de los Félix y sus asociados, lo que seguirá siendo un enorme desafío para esta Suprema Corte, cuya suerte parece definitivamente en juego. Como dijo confidencialmente un magistrado, Bautista (y Leonel, agregamos) dividió y desacreditó la anterior Suprema Corte con el caso Sun Land, y podría jugar el mismo papel con la actual, ya que algunos de sus 17 integrantes no pagarán el alto costo que se les reclama por cargos en los que jugó un papel significativo el propio Félix Bautista, convertido en Senador para ampliar su blindaje.

Lo de este escogido “Viernes de Dolores” duele en lo más profundo del alma y la sensibilidad nacional, aunque fuera un palo anunciado desde que el presidente de la Corte, también asociado del expresidente Fernández, encargara la instrucción del expendiente a un juez proveniente del Comité Central del partido del que Bautista y Fernández son líderes. La esperanza es que todo este descaro sirva para romper indiferencias, silencios y complicidades.

Juan Bolívar Díaz
Hoy

El triunfo de la corrupción y la impunidad


Celebrando la impunidad
Ya sé que mucha gente, en estos momentos, arde de indignación y rabia a causa del “no ha lugar” en favor del senador por San Juan Félix Bautista que dictó el juez de la Suprema Corte de Justicia Alejandro Moscoso Segarra. También estoy de acuerdo con los que han calificado esa decisión como una victoria de la impunidad, o como la institucionalización del robo al Estado y cuantas cosas negativas se puedan decir de esa sentencia, que le ha dado el tiro de gracia a la poca confianza que le quedaba a la ciudadanía en el sistema de administración de justicia. Pero cuando vi por televisión cómo la sala de audiencias de la Suprema Corte estalló en aplausos y gritos de algarabía cuando se leyó la sentencia, y a un sonriente y jubiloso Félix Bautista alzar los brazos y hacer con las manos la señal de la victoria peledeísta, me asaltó la duda, insidiosa y falaz. ¿Y si estábamos todos equivocados y el Secretario de Organización del PLD es un hombre inocente, víctima de una descomunal calumnia? ¿Y si en realidad no hubo ningún desfalco al Estado y Bautista es tan solo un virtuoso de los negocios, una especie de Rey Midas tropical capaz de acumular en menos de diez años una fortuna que a muchos de nuestros empresarios tradicionales les ha llevado dos generaciones? La cara de sonriente felicidad del senador por San Juan y sus amigos y seguidores celebrando su triunfo, que es el triunfo de la corrupción y la impunidad, será difícil de olvidar, pues es el vivo retrato de la desfachatez y el cinismo de los políticos que nos desgobiernan.

Claudio Acosta
Hoy